Archivo categoría Pulitica d'Aragón

Zaragoza languidece. Debate sobre el estado de la ciudad.

zecpilaristaEn junio de 2015, Santiesteve alcanzaba la alcaldía de Zaragoza con el voto afirmativo de su grupo, ZeC y el de PSOE y CHA. El voto de los tres era imprescindible para ello, pues de no obtener la mitad más uno de los votos favorables de los concejales, la alcaldía hubiese recaído en Suárez, el hoy olvidado líder local del PP.

El voto de ambos partidos lo fue a cambio de nada, ni participación en el equipo de gobierno municipal ni pacto de gobernabilidad, fue un “lo tomas o lo dejas, o alcalde de izquierdas con tu voto, o alcalde de derechas por culpa del que se abstenga”. El día del Pleno, a la puerta de la Casa Consistorial se agolparon, excitados, los militantes de ZeC que llenaron el Salón de Plenos, muchos de ellos se habían colado sin invitación, en lo que tuvo toda la pinta de un ejercicio de presión sobre el resto de concejales de izquierda (el PSOE es considerado de izquierdas cuando vota lo que señala la vanguardia revolucionaria). ¿Quién podría haberse abstenido en esas circunstancias sin hacer recaer sobre sí la máxima responsabilidad de “frustrar el gobierno del cambio”?

En ZeC no sólo se dudaba de que Santiesteve fuese elegido alcalde, incluso se consideraba que lo mejor, estratégicamente para su proyecto, era que no lo fuese, el propio Santiesteve había intervenido en su Asamblea para decir que “el peor escenario posible sería asumir la alcaldía”, pero ni CHA ni PSOE tenían fuerza moral para enfrentarse a ello: ¿cómo explicaría CHA una abstención en la investidura de Santiesteve, si en 2011 habían votado a favor de Belloch? ¿Y el PSOE lo propio cuando en su día habían recibido el apoyo de IU?

Así el PSOE hubiese quedado retratado como el “proyecto social-liberal” que siempre le ha recriminado la izquierda; y CHA, presa de su política de alianzas anterior, hubiese quedado como última defensora de la caduca política de Belloch. O votaban a Santiesteve, o se hubiesen visto a sí mismos como “parte de lo viejo que debe desaparecer”.

El subsiguiente reparto de responsabilidades, entre los concejales del Gobierno, nos mostró que la diversidad ideológica de ZeC se traduce en falta de coherencia en sus políticas. Todo el mundo coincide en que los concejales del equipo de gobierno “van a su bola”, Santiesteve no ejerce un liderazgo fuerte, como el de Carmena o Colau en Madrid o Barcelona y permite que cada concejal ejerza sus funciones “a su marcha”, sin tratar de imponer siquiera unas directrices generales, lo que seguramente aflojará tensiones internas, pero despista a la ciudadanía en general, y a los simpatizantes de ZeC en particular.

Intentado buscar un patrón en la conducta de los concejales del Gobierno podría decirse que, desde el principio, los concejales de ZeC han afrontado sus responsabilidades de dos maneras distintas y contradictorias: la realista o la idealista.

Desde un principio, Rivarés encarnó la primera, de manera que de su mano, ZeC pasó de defender la “auditoría ciudadana y el impago de la deuda ilegítima” a presumir de renegociar la deuda con los acreedores y pagar puntualmente. Hay que reconocer que el slogan de la “deuda ilegítima” no pasaba de eso: una frase “cortada y pegada” de la campaña de Syriza en Grecia y que si ya en ese momento se había demostrado poco realista para un Estado como Grecia, no iba a ser útil en un municipio como Zaragoza. A pesar de este fragrante incumplimiento de su Programa, si Rivarés racionaliza las finanzas de la Ciudad, habrá hecho un servicio a la misma y eso es más de lo que pueden decir algunos de sus antecesores.

En Cultura, Rivarés siguió el Programa “elaborado por los mejores profesionales de la Cultura de Zaragoza”, según declaró públicamente el Alcalde. Está bien impulsar la industria cultural, o turística, y hay que reconocer su eficacia, pero es un error identificarla con la Cultura, así con mayúsculas. Algunos aragonesistas que votaron a ZeC están frustrados porque el apoyo a la cultura aragonesa no pasa de gestos a la galería, más o menos acertados o chuscos, según el día, y no hay elaboración política en torno al concepto de cultura como elemento de cohesión comunitaria, más allá de las Fiestas del Pilar de toda la vida.

Luisa Broto fue nombrada Vicealcaldesa y Consejera de Derechos Sociales, y demuestra que realismo político en la gestión no tiene porqué identificarse con posibilismo. Sorprendió con el nombramiento de su Director de Área y mejoró sustancialmente la dinámica de gestión respecto de la corporación anterior, sin sectarismos; cometió algunos errores al principio, y tal vez no todos los objetivos vayan a poder cumplirse al 100%, pero hay que reconocer que su trabajo es exactamente lo que se espera del Área de Derechos Sociales de un Ayto. de izquierdas.

De entre los idealistas sobresale Cubero, Secretario General del PCE-PCA, con un discurso honesto e inquebrantable se enfrenta como prioridad al reto de las remunicipalizaciones, lo que le ha otorgado protagonismo en su lucha contra “el tripartito de la derecha” (recordemos que cuando el PSOE no vota lo que marca la vanguardia proletaria, es de derechas), pero no ha obtenido ningún resultado, lo que incide en el citado discurso de Santiesteve “el peor escenario, es asumir la alcaldía”. Muchos militantes comunistas empiezan a decir abiertamente que “para estar así, más valdría estar en la oposición”. En consonancia, algunas declaraciones extemporáneas de concejales de ZeC parecen provocaciones encaminadas a propiciar un pacto PP+PSOE que les saque del gobierno.

El resto de concejales, que en un principio comenzaron más cerca del idealismo, parece que van flexibilizando sus posiciones, alejándose del maximalismo de Cubero y acercándose al realismo de Rivarés y Broto.

Tal vez la colaboración con la DGA en materia de vivienda no solucione todos los problemas, pero ayuda más a la gente que no declaraciones de cara a la galería; tal vez no se pueda disolver la UAPO, pero sí aprovecharla como unidad “comodín” e ir rebajando su carácter represivo: la ciudad necesita una policía local que no despierte la desconfianza del ciudadano, y eso una tarea callada y larga …

La evolución hacia posiciones más realistas de los concejales de ZeC puede ser un hecho positivo, en la medida en que afronten los problemas desde posiciones progresistas y alcancen soluciones más cercanas a las necesidades de la clase trabajadora que no lo haría el PSOE, o por supuesto el PP, pero para ello precisa el voto favorable del PSOE y conseguir triunfos por un lado puede significar asumir renuncias por otro; renuncias que tal vez haya que asumir de todas formas, como el caso de Averly o el Outlet de Pikolin.

Por otro lado está la posibilidad de una moción de censura conjunta de PSOE y PP. En la medida en que esa parece ser la apuesta del PCE-PCA, el PSOE no la aceptará, considerará que si el proyecto de ZeC está agotado y dirigido por los comunistas, una moción de censura permitiría ocultar el fracaso del Gobierno tras el victimismo, y que por tanto resultaría mucho más útil para el PSOE dejar a ZeC cocerse a fuego lento en su crisis de inoperancia, sobre todo si Pérez Anadón considera la posibilidad de no volver a presentarse.

Lo realmente positivo para la ciudad y su clase trabajadora sería un gobierno de coalición ZeC+PSOE+CHA que se sustentase sobre el diálogo y el pacto programático; pero desde el principio ZeC se opuso a ello y ahora, por mucho que evolucione hacia posiciones más realistas no es probable que la Asamblea de ZeC acepte una remodelación del gobierno que sería vista como un “giro a la derecha” por sus sectores más radicales (no sólo, tal vez ni siquiera principalmente, del PCE-PCA).

Pero no hay que olvidar que a la derecha está el PP, que en el caso del Barrio Oliver, ha mostrado sus conexiones con el populismo de extrema derecha. Porque eso y no otra cosa es lo que subyace en el conflicto larvado del Barrio Oliver, que explotó no por casualidad tras la pérdida de su Junta de Distrito por el PP, con el consiguiente colapso de su red de complicidades compradas entre las familias más marginales del barrio. El gobierno municipal reaccionó con agilidad al conflicto hace ya más de un año, pero no está impulsando soluciones duraderas, el problema se puede enquistar y volver con más fuerza si Jorge Azcón no toma efectivamente las riendas de su partido y da instrucciones precisas a sus militantes en el barrio de que no todo vale para desestabilizar a un gobierno de izquierdas.

En definitiva, la Ciudad languidece con un gobierno débil, desunido y sin liderazgo que no se deja ayudar mientras aterriza, lentamente, en la realidad; entretanto, la oposición de derechas maniobra sin ningún escrúpulo para hacerse, a la menor ocasión, con la Alcaldía. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

R. Fleta

Estado Aragonés.

, , , ,

No hay Comentarios

TIEMPOS DE CAMBIO

imagen-cambioCompanyeras, companyers:

Se avecinan tiempos de cambio en el soberanismo. Todo comenzó con el manifiesto que Purna y Chobentú presentaron hace un par de meses, el cual ha dado pie a la esperanza de todos los soberanistas aragoneses, pero no es el único paso. En Estado Aragonés estamos en un proceso de renovación, surgido de la necesidad de nuestro antiguo Secretario General, Rafel Fleta, de apartarse de la 1ª línea del partido y darnos pie a las nuevas generaciones de militantes, con ideas nuevas y frescas, y, sobre todo, mucha ilusión y ganas de trabajar por Aragón y por las aragonesas y aragoneses.

Sabemos que este camino para la libertad de nuestro país no es cosa de uno solo, por eso tendemos la mano a todas las formaciones políticas de la izquierda soberanista. Es el momento de unirnos en estos tiempos tan convulsos y formar una coalición de partidos sólida y estable. Pero esto no se crea de la noche a la mañana, pues queda mucho trabajo por hacer, muchas posturas por acercar y muchos temas que tratar. Todo este trabajo tiene que culminar en una candidatura unitaria para las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

No podemos olvidarnos de que hay otras vías fuera de la política para trabajar por nuestra tierra y que también es necesario que nos involucremos en ellas. Tenemos que tener en cuenta el magnífico trabajo que se hace desde plataformas como En A Tuya Man, orientando a los aragoneses en cuestiones de Aragón, valga la redundancia, su necesaria soberanía y fomentando un aragonesismo  que se encuentra en horas bajas debido a los siglos y siglos de castellanización que ha sufrido nuestra tierra, lo que ha derivado, como dice un buen amigo mío, en el asimilacionismo. Cambiando de tema, no nos olvidemos de nuestra polida luenga, l’aragonés. Debemos defenderla e impedir que desaparezca, pues es de nuestro más importante patrimonio y es de las lenguas en mayor peligro de desaparición de Europa. Es necesario que de una vez se haga una normalización y sea lengua oficial junto con el castellano y el catalán.

Tampoco debemos olvidar los graves problemas sociales y económicos que azotan nuestra sociedad, creados por las elitistas y ricas clases dominantes. Tenemos el deber de invertir esa lacra de que el 1% se reparta los beneficios y el poder. Es la hora del pueblo, del restante 99%. Tenemos que trabajar hacia un poder popular e igualitario a través del feminismo (y acabar definitivamente con el patriarcado), de romper con el Concordato con la Santa Sede, de acabar con la xenofobia (me viene a la cabeza el brutal y terrorífico acuerdo de la UE y Turquía para quitarse de en medio a los refugiados sirios), lgbtfobia, etc… No menos importante, la sostenibilidad, pues nuestro patrimonio natural es un regalo y ha de ser preservado, pero ahora mismo nuestro modo de vida está destruyéndolo: Fracking, lindano, proyecto de ampliación de estaciones de esquí, la autopista eléctrica, la ampliación de Yesa… En definitiva, hacer de Aragón un buen lugar para vivir y del cual nuestros hijos estén orgullosos.

Enta a compleganza!!!

Chorche Chaverri Guallar:

Secretario General de Estado Aragonés.

Zaragoza, a 20/03/2016.

, , , ,

1 Comentario

Resolución de la Asambleya de Estado Aragonés sobre la reunificación de aragonesismo.-

compleganza1Estado Aragonés sigue comprometido en la reunificación de todo el nacionalismo aragonés en una estructura organizativa estable y en torno a un programa político realista que permita avanzar progresivamente al Pueblo Aragonés hacia la recuperación de su soberanía y hacia el socialismo.

Estado Aragonés considera que la forma legal para la reunificación del nacionalismo aragonés ha ser una Coalición de Partidos, que nos permita presentarnos unidos a las elecciones de 2019, respetando la personalidad de cada partido coaligado.

La estructura organizativa de la coalición, el sistema para la toma de decisiones, deberá ser objeto de debate, en Estado Aragonés consideramos que el primer paso debe ser la creación de un órgano coordinador de los partidos partidarios de crear la coalición que estudie cómo se elabora el programa, se eligen las candidaturas y se hace seguimiento del cumplimiento de los acuerdos.

Estado Aragonés consideramos que todo ello debe hacerse sobre los principios de transparencia, participación desde la base y claridad de ideas.

Estau Aragonés 12-03-2016

, ,

No hay Comentarios

Circular del Secretario General de EA.-

Querius compañers y compañeras:

Cuando en septiembre de 2013 la Asambleya de Estado Aragonés decidió elegirme como Secretario General nuestra situación interna como organización había mejorado respecto a la de dos años antes, pero seguía siendo muy débil:

Por un lado nuestros intentos de acercar posiciones a otros grupos políticos aragonesistas, nacionalistas y/o soberanistas no estaban dando frutos y por otro avanzaba un proyecto de confluencia desde los movimientos sociales para construir candidaturas unitarias de izquierdas: La “Convención 3D” en la que participamos. Ya entonces se observaban las diferencias y tensiones que luego han aflorado y que ya entonces nos hacían desconfiar de su éxito, a pesar de la honestidad de sus impulsores.

En estos dos años largos hemos conseguido algunos logros importantes: en primer lugar hemos abierto nuestra organización a militantes soberanistas que se habían quedado, por diversas razones, sin referente orgánico pero que seguían teniendo ganas de comprometerse con el país; y por otro hemos mejorado, en general, las relaciones con el resto de organizaciones soberanistas y hemos participado en actos unitarios; pero sobre todo hemos presentado una candidatura en las Elecciones Municipales de Zaragoza, lo que ha significado un espaldarazo a nuestro humilde trabajo político.

Todo el que tiene ojos en la cara ha podido ver que vamos en serio, y ello se ha notado en el reconocimiento del resto de organizaciones del aragonesismo y en el conjunto de los militantes y activistas aragonesistas en general.

Nuestro objetivo explícito desde nuestra fundación en 2006, “la reunificación de toda la izquierda nacionalista aragonesa” está ahora mucho más cerca, se notan los vientos de cambio, el ambiente de disenso ha dado paso a un ambiente de diálogo en el conjunto del aragonesismo. Diálogo sin exclusiones.

Nuestra organización es muy pequeña y muy flexible, tal vez una cosa sea consecuencia de la otra, pero el hecho es que nos parecemos más a un Club de Opinión que a lo que normalmente se entiende por un Partido Político. En ese contexto, tener un cargo u otro no tiene tanta trascendencia como en los partidos clásicos. Somos un grupo de personas organizadas horizontalmente y entre nosotras se trabaja en equipo: cada cual se compromete a realizar la tarea que mejor puede desarrollar, con la ayuda de todas. Ser Secretario General en este ambiente no significa gran cosa, pero en todo caso tiene un valor simbólico, una especie de autoridad moral, una portavocía implícita. Aunque lo que digas sea algo personal, siempre lo dice “El Secretario General”.

Los nuevos tiempos exigen cambios, no creo que cambios de rumbo, pues todos los militantes de EA seguimos teniendo claro el objetivo estratégico: “la reunificación de toda la izquierda nacionalista aragonesa”, pero sí de estilo y de formas.

He escuchado a los compañeros y compañeras y todos están de acuerdo en que es el momento de elegir a una nueva persona que ocupe la Secretaría General de Estado Aragonés. Yo seguiré estando ahí, al servicio del Proyecto, donde la Asambleya considere oportuno que puedo desarrollar una labor positiva, pero ha llegado el momento de rotar.

Los nuevos tiempos nos imponen una nueva Secretaría General y yo nunca seré un obstáculo para la renovación.

Por tanto, en la próxima Asambleya de Estado Aragonés, que se celebrará en Zaragoza el sábado 12 de Marzo por la tarde, entre otras cosas elegiremos a la persona que ocupe, a partir de ahora, la Secretaría General, la persona que se encargará de coordinar todas las conversaciones para alcanzar nuestro ya mencionado máximo objetivo estratégico.

Entabán Aragón Sobirano!

Zaragoza, 28 de febrero de 2016

Rafel Fleta Girón

Secretario General

Estado Aragonés.

, ,

No hay Comentarios

Reunificar a la izquierda nacionalista aragonesa

mitin-1

Algunos buenos amigos me preguntan si, en un contexto de “reconciliación”, los de Estado Aragonés podríamos “volver” a la CHA. Lo primero que hay que aclarar es que no toda la gente de EA provenimos de CHA; de todas formas, uno de los viejos y buenos compañeros de Estado Aragonés, de los que fundamos CHA, responde con una frase ingeniosa y tajante: “si volvemos, no avanzamos”.

No hay ninguna posibilidad de que Estado Aragonés se disuelva para integrarse en Chunta Aragonesista, el proceso de reunificación (de confluencia o compleganza que se dice) del nacionalismo aragonés que deseamos ha de ser diferente. Para ello hay que comprender cómo se fundó la CHA y cómo se rompió la unidad que se había forjado en su seno.

Fundamos CHA, allá por 1986, un centenar de personas provenientes de diversos grupos, todos más o menos vinculados al movimiento aragonesista, entendido éste como movimiento cultural, que habíamos llegado a la conclusión de que sólo una propuesta política unitaria podría sacar a Aragón de su marginalidad. Teníamos planteamientos sobre la cuestión nacional muy diversos, y también qué significaba ser socialista, pero acordamos desarrollar un discurso político moderado por puro pragmatismo político: los objetivos a corto plazo eran tan humildes como que Aragón consiguiese un Estatuto de “vía rápida”, en vez de esa autonomía capada que nos dejaba siquiera sin Educación ni Sanidad.

Elegimos para ello el nombre de la asociación cultural que agrupó a los nacionalistas a principios de siglo XX: Unión Aragonesista, y no el nombre del partido que los más radicales de ese grupo fundaron en 1933: Estado Aragonés. En ese momento con el término “aragonesista” se identificaba en la prensa al jugador de fútbol del Deportivo Aragón (a la sazón, filial del Real Zaragoza), pues había sido olvidado el viejo significado de antes de la Guerra, “aragonesista” se había convertido en un término totalmente blanco. Sin embargo, mantuvimos como emblemáticas las históricas fechas conmemorativas del nacionalismo aragonés de antes de la Guerra: el 20 de diciembre y el 29 de junio.

A pesar de la moderación de los planteamientos, nadie quedó excluido de ese proceso, de hecho, recuerdo perfectamente una “Carta al Director” del Diario del Alto Aragón firmada por un destacado dirigente altoaragonés en la que, aludiendo a una reunión en Boltaña de la gente que había apoyado la candidatura de Herri Batasuna en las Elecciones Europeas de 1989, afirmaba que si fundaban un partido a parte cometerían un error y que tenían un sitio dentro de CHA. Así, hasta las Elecciones Europeas de 2009 ningún otro partido nacionalista disputó el voto a la CHA. Ese año Puyalón de Cuchas apoyó en las Elecciones Europeas la candidatura Iniciativa Internacionalista, precisamente la “marca blanca” de Batasuna.

Prácticamente ya en 1986, desde dentro de CHA el “sector radical” (”branca fura” nos hacíamos llamar con humor) comenzamos a demandar una radicalización progresiva de los planteamientos del partido, significativamente que el Derecho a la Autodeterminación se viese reconocido en los Estatutos de CHA. Eso lo conseguimos en la III Asambleya Nazional, celebrada en Teruel en enero de 1992. Para ello tuvimos que fundar una Corriente de Opinión que llamamos Caxicar y que disolvimos inmediatamente después de cumplido el objetivo. Así, en una negociación a veces tensa, con la Dirección de CHA, conseguimos introducir lo que hoy es el artículo 3º de los Estatutos de CHA.

CHA había nacido, pues, como un partido unitario pero plural, de corrientes de opinión diversas que compartían el espacio y debatían entre ellas. Esto fue lo que se rompió a partir de 2004.

Podemos extendernos en un debate sin fin sobre las causas concretas de la crisis y sobre las responsabilidades personales de cada uno de los participantes en ella, pero lo que debemos tener claro es que la radicalización de una parte del partido, o la moderación de otra, no fueron causas de la ruptura de hace 10 años. Esas realidades llevaban ahí desde la fundación.

Porque además, las crisis de CHA se han venido prolongando hasta hace bien poco: la ruptura de CHA en Huesca, en sus primarias municipales, ha significado otro varapalo electoral, si bien más pequeño que el de 2007 o el de 2011, y disimulado por la circunstancia de que en Zaragoza y las Cortes de Aragón CHA es necesaria para el gobierno de izquierda. Pero llueve sobre mojado y demuestra que, en realidad, CHA como estructura, como organización, no gestiona bien sus debates internos. Desde hace 10 años, cada vez que hay una discrepancia importante, ésta se salda con la salida del partido de los discrepantes, convirtiéndose en disidentes. Eso hace que el partido pierda músculo, presencia social, imagen pública y da alas a sus rivales en la ocupación del espacio político ganado durante 30 años por el nacionalismo de izquierda. Porque además, los partidos que ocupan ese espacio no son aragonesistas, con lo que no sólo lo pierde la CHA, sino todo el nacionalismo aragonés en general.

CHA ya no es una organización válida para gestionar la pluralidad del nacionalismo aragonés, pero sí que agrupa eficientemente al sector sin duda más numeroso del mismo: el aragonesismo socialdemócrata y federalista, manteniendo una representación institucional del aragonesismo de izquierdas que sin duda es positiva para el país.

En esta situación, yo intento imaginarme la posición de los actuales militantes de CHA y creo vislumbrar una dicotomía ¿Están cómodos con la actual situación, creen que la participación en el Gobierno de Aragón, por sí sola, hará revertir la pérdida de votos? ¿O por el contrario sospechan que la bajada de votos, elección tras elección, es estructural y puede llevarles no sólo a la irrelevancia política sino incluso a ser una fuerza extraparlamentaria? ¿logrará el Comité, tras la X Asambleya, dirigir al conjunto de CHA en un rumbo definido o se verá obstaculizado por las pugnas internas entre el aparato provincial de Zaragoza y el resto, su penúltima crisis?

En Estado Aragonés no buscamos el colapso de CHA para ocupar su espacio. Obviamente, aspiramos a ampliar el nuestro propio, como opción aragonesa, soberanista y autogestionaria, pero también creemos que es posible la construcción de un espacio político común a toda la izquierda nacionalista aragonesa, donde quepamos no sólo CHA y EA sino todas las facciones que han ido surgiendo estos años. Vemos que en los países vecinos y hermanos hay experiencias que, salvando las distancias, pueden servirnos de inspiración.

Estado Aragonés tiene la mano tendida, pero si no fuese posible, las pasadas elecciones municipales han servido para demostrarnos que tenemos capacidad para presentar nuestra propia lista electoral. Trabajaremos por la reunificación, pero si no hay acuerdo, seguiremos nuestro camino hasta que se den las condiciones para ello.

Rafel Fleta Girón

Secretario General

Estado Aragonés.

, , , , , ,

2 Comentarios

Presión fiscal en Aragón

Presión Fiscal

Presión Fiscal

“Diez mil hombres nos demanda

con cierta paga y, ¡pardiez!

que hay pocos más en el reino

aunque  i  entren as mullers.”

Jesús Gascón Pérez

La Rebelión de las Palabras, (Aragón 1590-1626). IEA, Uesca, 2003.

La clase media aragonesa, azuzada por la caverna mediática españolista, rumia su desacuerdo con la política fiscal de la izquierda que gobierna en Aragón.

Calló miserablemente cuando fue Rajoy el que impuso las subidas de impuestos que había prometido no hacer; se tragó entonces la gente de orden el mantra de que “la culpa es de Zapatero”, aunque ahora no tenga en cuenta la ruina económica en que el gobierno de Rudi dejó a la DGA, sin pagar las subvenciones de la PAC, a pesar de haberlas cobrado de la UE; ni las ayudas por las riadas, y después de sufrir la dimisión de un Consejero de Economía, que dejó su cargo ante la pasividad política ante Madrid de la sevillana. En su soberbia, Rudi no quería solicitar acceso al FLA, el Fondo del Gobierno de España que otorga crédito a las CCAA al 0%, es cierto que aceptarlo significa tener intervenidas las cuentas desde Madrid, pero al menos se pueden afrontar los gastos, y da más margen de maniobra que no poder pagar más allá del gasto corriente.

Todo el mundo está de acuerdo en que con el actual sistema de financiación autonómica y la baja presión fiscal, el Estado del Bienestar gestionado por las comunidades autónomas, es insostenible. A la DGA sólo le quedaba como recurso una subida de impuestos, como a muchas corporaciones locales aragonesas.

Frente al dogma neocón de que “cuantos menos impuestos mejor”, la izquierda siempre ha reivindicado la necesidad de tener una política fiscal progresiva y adecuada para mantener un Estado del Bienestar que garantice la igualdad de oportunidades y el respeto de los Derechos Sociales del conjunto de la ciudadanía, además de las inversiones públicas necesarias, por no hablar del necesario control público de los sectores económicos estratégicos. Pero ello no tiene porqué significar una presión fiscal elevada.

Porque ¿cuál es la verdadera causa del aumento de la presión fiscal? ¿la izquierda manirrota? ¿la incompetente derecha aragonesa? ¿la “crisis” en general?

Aquí cobra sentido la cita del inicio de este artículo: fragmento de un romance anónimo colgado como pasquín frente a las Cortes de Aragón reunidas en Barbastro el año 1626. En él se protesta por un nuevo “servicio” que quiere imponer el Rey: que el Reino de Aragón se haga cargo de una fuerza de 10.000 soldados con sus pertrechos para servir en las guerras de Flandes, la llamada Unión de Armas que significaba la inclusión de la Corona de Aragón y de Portugal en los gastos imperiales que ya habían arruinado a Castilla. Las protestas fueron grandes, hasta el punto de que, unos años después, Portugal consiguió su independencia hasta hoy.

La oligarquía madrileña sigue siendo una clase parasitaria. Hoy basa su poder en el “capitalismo de amiguetes”, que vive de las concesiones del Estado, la especulación inmobiliaria y financiera, y el estraperlo y el fraude fiscal, una economía que precisa esquilmar a las provincias productivas para poder mantener su lujo en la Villa y Corte, incluidos también sus sueños imperiales, hoy por medio de la OTAN.

Aquellos aragoneses habían sido derrotados militarmente 35 años antes, sus leyes e instituciones recortadas por el Rey manu militari, y Juan V de Lanuza había sido ejecutado. Aún así plantaron cara esta vez y consiguieron que el Servicio se redujese a 2000 hombres. No fue una gran victoria, pero por lo menos sabían quién les estaba esquilmando. Hacían política.

Para poder rebajar la presión fiscal, Aragón debe aumentar su productividad, debe ampliar su base económica, debemos trabajar mejor, debemos hacer todo eso sostenible. Y por supuesto hay que reducir el índice del 20% de economía sumergida. Debemos pagar todos para poder pagar menos. Todo eso es cierto, pero de todo eso se habla constantemente, de lo que no se habla es de que nuestra fiscalidad está secuestrada por un Estado Centralizado y parasitario, sostén de una oligarquía que precisa seguir esquilmando a las provincias para continuar manteniendo su red clientelar, también en Aragón, por supuesto, que eso tampoco es nuevo, como cantaba otro romance, colgado también anónimo en la plaza de La Seo de Zaragoza en esos tiempos:

“¿Quién te gobierna, reino desdichado?

Viles jurados, diputados viles

y un virrey de un rey que no ha jurado

que los manda como a sus alguaciles.”

Qué viejo es el servilismo de los políticos aragoneses a la oligarquía madrileña. Qué vieja es alguna pretendida nueva política.

Rafel Fleta

Secretario General de Estado Aragonés

Licenciado en Historia.

, , , , , ,

1 Comentario

Valoración de las Elecciones del 20-D en Aragón

20-D Omenache á lo Custizia

20-D Omenache á lo Custizia

En Aragón los resultados no han sido muy diferentes respecto de los de las autonómicas de hace 6 meses. Pero marcan tendencias que pueden ser significativas, sobre todo si se repiten las elecciones como hay quien anuncia.

UP sí que pierde un número significativo de votos, casi un 20%, respecto del resultado de CHA+IU de las autonómicas. Te juntas para optimizar voto y el discurso del voto útil te barre. Hay un error de cálculo, pa eso mejor ir cada uno por su lado.

El PP-PAR ha sacado prácticamente el mismo resultado en número de votos que en autonómicas, eso quiere decir que el voto del PAR es fiel a la estrategia de su partido, y que, por tanto, ya tiene un perfil claramente definido como de derechas. Sin embargo, en porcentaje, sigue el desgaste. La suma de ambos no es baladí, pues le da ventaja sobre el segundo, de forma que su posición de liderazgo no se ve amenazada. Poco voto puede aspirar a recuperar ya la CHA del PAR, a menos que desapareciese como partido, que entonces nunca se sabe.


En la izquierda, el PSOE ha superado a Podemos en Zaragoza, donde hubo un empate técnico entre ambos, con más votos para Podemos. El PSOE sube y Podemos baja, lo suficiente como para cambiar el lugar en el podium. Podemos comienza a notar el desgaste.
El que sube una pasada es C’s, que se come prácticamente la bajada del PP-PAR en porcentaje.


La tendencia en Aragón no es, pues, de corrimiento a la izquierda respecto de las autonómicas, sino hacia el centro: perdiendo voto UP y PP-PAR mientras suben PSOE y sobre todo C’s, y Podemos también se desgasta aunque seguramente se aprovecha del voto útil recogiendo sufragios que en autonómicas fueron para CHA-IU.


Con esta tendencia, creo que si hay una repetición de elecciones lo razonable sería que los nacionalistas nos uniésemos para presentar nuestra candidatura, pues lo útil es un discurso claro y diáfano. Seguramente no obtendríamos representación, pero sería un toque de atención para todos y dejar claro que el nacionalismo aragonés sigue vivo.


Por otro lado, creo que se acentuarían las tendencias antedichas, si no hay una crisis grave en algún partido: C’s y PSOE seguirían subiendo y Podemos y PP-PAR retrocediendo.

,

1 Comentario

Circular del Secretario General.- Elecciones Generales 20-D

Zaragoza, 27 de noviembre de 2015

Compañeras y compañeros:

En la Asambleya Cheneral d’Estau Aragonés celebrada el 29 de setiembre decidimos que no íbamos a participar en las Elecciones Generales. Demasiado esfuerzo para poca propaganda y ninguna posibilidad de obtener representación. Como partido no participaríamos, pero individualmente cada militante podría hacer lo que quisiese.

Los compañeros de UISA, que formaron parte de nuestra lista municipal de Zaragoza como independientes, nos ofrecieron participar en una lista electoral en La Izquierda, el partido promovido por Llamazares, Talegón y el Juez Garzón. En un momento dado, y como correspondencia a su apoyo en las municipales, yo podría haber estado en esa lista, como independiente. Pero todo terminó como el rosario de la aurora y no hubo caso. Las relaciones con los compañeros de la UISA siguen siendo, sin embargo, excelentes.

Así que, a día de hoy, no sabemos a quién votar en estas Elecciones Generales. No hay una opción ni cercana al soberanismo, sin embargo, os escribo esta circular para exponeros la situación desde nuestro punto de vista:
En principio, la opción más cercana a nuestras posiciones es la de CHA, que ha optado por integrarse en una coalición con IU llamada Unidad Popular y que en la papeleta va a figurar como UP-CHA-IU (al menos en el logo). Da una triste imagen de “sopa de letras de la vieja izquierda” que no aporta nada a La Izquierda de Aragón de hace cuatro años, si a caso, pierde vitalidad y aragonesismo. Lo más probable es que sea la quinta fuerza política, o sea, que para obtener representación debería recoger un 10% del voto, que ningún partido llegue al 30% y sólo dos pasen del 20%. Una auténtica carambola de jugada maestra.

Muchos aragonesistas piensan votar a Podemos, da una imagen de vitalidad y renovación desde la izquierda, y algunos de sus dirigentes lo han sido antes de organizaciones aragonesistas, así no muestra su oscura cara centralista. La crisis de su organización en el Alto Aragón nos recorduerdan los tiempos de las guerras internas del PSOE, cuando disolvió a  sus juventudes en Aragón en los 80, eliminando la izquierda marxista que todavía le quedaba. Increíblemente tenebroso.

Las listas de Podemos han sido elaboradas en Madrid, con el objeto de eliminar por un lado las corrientes críticas a los Pablos y por otro de recuperar el voto tanto del PSOE (con el sonado fichaje del JEMEZ) como el pacto con Equo (que pone en la circunscripción de Uesca a uno de los “8 de Yesa” en plan paracaidista) intentando recoger la lucha anti-pantanos del nacionalismo aragonés. El objetivo de Podemos es convertirse en el PSOE del siglo XXI, comienza bien como éste en 1982: no es ni obrero ni socialista e intenta absorver al aragonesismo como el PSOE hizo con el PSA. Podemos en Aragón aspira a un triple empate con PSOE y PP, lo que le daría 4 diputados (dos por Zaragoza y uno por Teruel y otro por Uesca). Si no fuese por la potente publicidad que está recibiendo C’s, sería posible. Es difícil que llegue al 20% del voto y por tanto muy probablemente se quedará con un solitario diputado por Zaragoza.

La fuerza ascendente es C’s, pero ya ha cometido varios errores y aunque recibirá mucho voto de aluvión en Zaragoza, su desprecio por el mundo rural, su apuesta por el trasvase y su antiaragonesismo primario le van a quitar votos en el resto de Aragón. Hace un buen trabajo para el Régimen fijando a Podemos por debajo del 20%, pero no parece tener músculo suficiente como para llegar tampoco a esa cifra. Con un diputado por Zaragoza se dan con un canto en los dientes.

El PAR va una vez más integrado en las listas del PP, intentando mantener su organización , en su camino hacia ninguna parte y  con moral de derrota.

El PSOE no lo tiene muy claro. El asalto de Podemos a su electorado no se lo esperaban. Pero el PSOE es una organización fuertemente institucionalizada y unida que resistirá, parece que por lo menos esta vez, el asalto.

Puede que el PP saque tres diputados por Zaragoza, parece que el PSOE tiene 2 seguros. En Teruel casi seguro que ganará el PP-PAR y en Uesca probablemente el PSOE. Se repartirán 3 diputados para cada uno entre ambas circunscripciones.

¿hay que votar a UP para meter caña? ¿hay que votar a Podemos para que caiga por su propio peso?

Yo por si acaso, en las elecciones municipales me guardé una papeleta de Estado Aragonés: si al final no me convence ninguno, la cogeré y la meteré en el sobre: el voto será nulo y a alguno le dará qué pensar.

Lo que quedar por dilucidar es qué hacen las “candidaturas municipalistas de confluencia”, las coaliciones que lideró IU y apoyó Podemos y que triunfaron en junio. En concreto ¿el Alcalde de Zaragoza se va a mojar con alguien? Pero bueno, todos tenemos que entender que e 2019 ZeC no existirá y Podemos se presentará en solitario.

Es fundamental saber qué se quiere hacer a largo plazo, y nosotros queremos una candidatura de reunificación nacionalista. En eso estamos trabajando.

Entalto Aragón Campasolo!

Rafel Fleta Girón

Secretario General

Estado Aragonés.

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Sobre o nombramiento de López Susín como Direutor Cheneral de Pulitica Lingüistica

Debán de o nombramiento de José Ignacio López Susín como Direutor Cheneral de Politica Lingüística de o Gubierno d’Aragón, o Consello Nazional d’Estau Aragonés considera:
Que a creyazión de a debandita Direuzión Cheneral ye una sobrebuena notizia ta l’aragonés y que ye menister reconoxer que ye un logro de CHA en a suya negoziazión con o PSOE t’apachar o Gubierno d’Aragón.
Que l’aragonés se troba en una situación asabelo mala y que os treballos de a debandita Direuzión Cheneral amenistan o refirme de toz os aragonesofablans y de toz os nacionalistas aragoneses. Ye plegau o tiempo de dixar a un costau biellas pleitinas y aduyar tot lo posible ta que l’aragonés, como luenga nazional d’aragón se beiga reconoxida como se merexe.
Que o Direutor Cheneral trobará lo refirme d’Estau Aragonés en a normalizazión lingüística y social, si ascuita a toda la chen que tienga bella cosa que dizir: filólogos, escritors, conzellos de lugars u asoziazions d’esfensa de l’aragonés, ta recuperar l’aragonés.
Que Estau Aragonés deseya que dende a Direuzión Cheneral se faya una politica nazionalista de defensa de l’aragonés, no sólo que de conserbazión en os lugars do encara se charra, y tamién s’aduye a las asoziazions que preban d’espardir-lo por o suyo territorio istorico, u siga, tot Aragón.
Zaragoza, 31 de chulio de 2015
Consello Nazional d’Estau Aragonés

, , , ,

No hay Comentarios

Reunificar a la izquierda nacionalista aragonesa.

independenzia_ta_aragon_teruelAlgunos buenos amigos me preguntan si, en un contexto de “reconciliación”, los de Estado Aragonés podríamos “volver” a la CHA. Lo primero que hay que aclarar es que no toda la gente de EA provenimos de CHA; de todas formas, uno de los viejos y buenos compañeros de Estado Aragonés, de los que fundamos CHA, responde con una frase ingeniosa y tajante: “si volvemos, no avanzamos”.

No hay ninguna posibilidad de que Estado Aragonés se disuelva para integrarse en Chunta Aragonesista, el proceso de reunificación (de confluencia o compleganza que se dice) del nacionalismo aragonés que deseamos ha de ser diferente. Para ello hay que comprender cómo se fundó la CHA y cómo se rompió la unidad que se había forjado en su seno.

Fundamos CHA un centenar de personas provenientes de diversos grupos, todos más o menos vinculados al movimiento aragonesista, entendido éste como movimiento cultural, que habíamos llegado a la conclusión de que sólo una propuesta política unitaria podría sacar a Aragón de su marginalidad. Teníamos planteamientos sobre la cuestión nacional muy diversos, y también qué significaba ser socialista, pero acordamos desarrollar un discurso político moderado por puro pragmatismo político: los objetivos a corto plazo eran tan humildes como que Aragón consiguiese un Estatuto de “vía rápida”, en vez de esa autonomía capada que nos dejaba siquiera sin Educación ni Sanidad.

Elegimos para ello el nombre de la asociación cultural que agrupó a los nacionalistas a principios de siglo XX: Unión Aragonesista, y no el nombre del partido que los más políticos de ese grupo fundaron en 1933: Estado Aragonés, obviamente, en un momento en que  con el término “aragonesista” se identificaba en la prensa al jugador de fútbol del Deportivo Aragón (a la sazón, filial del Real Zaragoza), olvidado el viejo significado de antes de la Guerra, “aragonesista” se había convertido en un término totalmente blanco. Sin embargo, quedaron como emblemáticas las históricas fechas conmemorativas del nacionalismo aragonés: el 20 de diciembre y el 29 de junio.

A pesar de la moderación de los planteamientos, nadie quedó excluido de ese proceso, de hecho, recuerdo perfectamente una “Carta al Director” del Diario del Alto Aragón firmada por Francho Nagore en la que, aludiendo a una reunión en Boltaña de la gente que había apoyado la candidatura de Herri Batasuna en las Elecciones Europeas de 1989, afirmaba que si fundaban un partido a parte cometerían un error y que tenían un sitio dentro de CHA. Así, hasta las Elecciones Europeas de 2009 ningún otro partido nacionalista disputó el voto a la CHA. Ese año Puyalón de Cuchas apoyó en las Elecciones Europeas la candidatura Iniciativa Internacionalista, precisamente la “marca blanca” de Batasuna.

Desde 1986, desde dentro de CHA el “sector radical” (”branca fura” nos hacíamos llamar con humor) comenzamos a demandar una radicalización progresiva de los planteamientos del partido, significativamente que el Derecho a la Autodeterminación se viese reconocido en los Estatutos de CHA. Eso lo conseguimos en la III Asambleya Nazional, celebrada en Teruel en enero de 1992. Para ello tuvimos que fundar una Corriente de Opinión que llamamos Caxicar y que disolvimos inmediatamente después de cumplido el objetivo. Así, en una negociación a veces tensa, con la Dirección de CHA, conseguimos introducir lo que hoy es el artículo 3º de los Estatutos de CHA.

CHA había nacido, pues, como un partido unitario pero plural, de corrientes de opinión diversas que compartían el espacio y debatían entre ellas. Esto fue lo que se rompió a partir de 2004.

Podemos extendernos en un debate sin fin sobre las causas concretas de la crisis y sobre las responsabilidades personales de cada uno de los participantes en ella, pero lo que debemos tener claro es que la radicalización de una parte del partido, o la moderación de otra, no fueron causas de la ruptura de hace 10 años. Esas realidades llevaban ahí desde la fundación.

Porque además, las crisis de CHA se han venido prolongando hasta ahora mismo: la última ruptura de CHA en Huesca ha significado otro varapalo electoral, si bien más pequeño que el de 2007 o el de 2011, y disimulado por la circunstancia de que en Zaragoza y las Cortes de Aragón CHA es necesaria para el gobierno de izquierda. Pero llueve sobre mojado y demuestra que, en realidad, CHA como estructura, como organización, no gestiona bien sus debates internos. Desde hace 10 años, cada vez que hay una discrepancia importante, ésta se salda con la salida del partido de los discrepantes, convirtiéndose en disidentes. Eso hace que el partido pierda músculo, presencia social, imagen pública y da alas a sus rivales en la ocupación del espacio político ganado durante 30 años por el nacionalismo de izquierda. Porque además, los partidos que ocupan ese espacio no son aragonesistas, con lo que no sólo lo pierde la CHA, sino todo el nacionalismo aragonés en general.

CHA ya no es una organización válida para gestionar la pluralidad del nacionalismo aragonés, pero sí que agrupa eficientemente al sector sin duda más numeroso del mismo: el aragonesismo socialdemócrata y federalista, manteniendo una representación institucional del aragonesismo de izquierdas que sin duda es positiva para el país.

En esta situación, yo intento imaginarme la posición de los actuales militantes de CHA y creo vislumbrar una dicotomía ¿Están cómodos con la actual situación, creen que la participación en el Gobierno de Aragón, por sí sola, hará revertir la pérdida de votos? ¿O por el contrario sospechan que la bajada de votos, elección tras elección, es estructural y puede llevarles no sólo a la irrelevancia política sino incluso a ser una fuerza extraparlamentaria?

En Estado Aragonés no buscamos el colapso de CHA para ocupar su espacio, por el contrario, aspiramos a ampliar el nuestro propio, como opción aragonesa, soberanista y autogestionaria pero también creemos que es posible la construcción de un espacio político común a todo la izquierda nacionalista aragonesa, donde quepamos no sólo CHA y EA sino todas las facciones que han ido surgiendo estos años. Vemos que en los países vecinos y hermanos hay experiencias que, salvando las distancias, pueden servirnos de inspiración.

Estado Aragonés tiene la mano tendida, pero si no fuese posible, las pasadas elecciones municipales han servido para demostrarnos que tenemos capacidad para presentar nuestra propia lista electoral. Trabajaremos por la reunificación, pero si no hay acuerdo, seguiremos nuestro camino hasta que se den las condiciones para ello.

 

Rafel Fleta Girón

Secretario General

Estado Aragonés.

, ,

1 Comentario