Archivo Marzo, 2010

Solidaridad de Clase

por: Rafel Fleta

 

El franquismo no era un Régimen Liberal. Esto es evidente en su falta total de respeto por las libertades individuales y colectivas; y por su carácter fuertemente autoritario, totalitario, patriarcal, con todas sus consecuencias. Una de esas consecuencias era el paternalismo económico hacia las “clases subalternas”.

 

El sindicalismo vertical (el que agrupaba en su seno tanto a empresarios como trabajadores) era una herramienta eficaz para encuadrar a los obreros “afectos” dentro del Régimen. Si te portabas bien, conseguías trabajo fácilmente, una vivienda protegida y una situación de seguridad económica. Los contratos eran indefinidos para quienes no protestaban, el resto “tenía la puerta abierta” para irse a Alemania o Francia.

 

Con la Monarquía Parlamentaria, el verticalismo se tornó en “Consenso Social “, que permite la subvención tanto de sindicatos mayoritarios como patronal, la promoción de vivienda protegida, donde el enchufismo es vox populi, y las trampas en oposiciones y subcontratas públicas para “colocar” a los amiguetes.

 

El pelo de la estepa franquista asoma bajo la pana obrera de parte de la izquierda española. La “democracia” (así se empeñan los monárquicos en denominar su Régimen) no podía generalizar el paternalismo franquista con los obreros, así que la “izquierda oficial” decidió ubicarse a sí misma y sus allegados en la posición de hijos afectos al Régimen (ahora tras la égida del campechano Borbón). Pero bajo el paraguas del Régimen no cabíamos todos los obreros, pues los empresarios exigían el pago en carne a la élite dirigente de la izquierda española. Ese pago era y es la flexibilidad laboral y moderación salarial para el conjunto de la Clase Obrera. Moderación salarial y flexibilidad laboral, administradas a la clase obrera con el discurso de “hay que ser responsable, el radicalismo pone en peligro el empleo”. Los trabajadores teníamos que pagar la liberalización del mercado español, que había sido mantenido aislado del mundo bajo la bota franquista.

 

Los gobiernos de Felipe González, con el apoyo de PSOE-UGT, destruyeron la relación estable entre el trabajador y la empresa en la que éste trabajaba: en 1984 el contrato estable y fijo dejó de ser el único contrato ordinario, introduciéndose hasta 14 nuevas modalidades de contrato. En 1994 un gobierno “socialista” agonizante acabó la faena -a pesar de la simbólica, ritual y patética oposición de una Huelga General de media jornada- por medio de una Reforma Laboral que liberalizó las condiciones de trabajo en todos sus aspectos: jornada, horario, retribuciones, turnos, pluses y EREs, con la aparición de las ETTs como “fichaje estelar”. Eso significa que a partir de entonces, los empresarios pueden modificar a su conveniencia las condiciones de trabajo de los obreros, quienes pierden así casi toda su fuerza ante una eventual negociación colectiva, ya casi inútil.

 

El gobierno Aznar de 1997 consiguió el “consenso” de CEOE, CEPYME, UGT y CCOO en una nueva Reforma Laboral en la que se abarató el despido improcedente (por medio del contrato de fomento de empleo) y se introdujo una nueva causa de despido: la productividad, lo que generó los despidos objetivos procedentes, abaratándolos aún más en la práctica.

 

Hoy, el Gobierno de Zapatero propone una nueva Reforma que profundiza aún más en la liberalización del Mercado Laboral: Liberalizar significa asegurar a la Clase Empresarial el abaratamiento de los costes laborales y la facilidad en el despido de los trabajadores. Zapatero nos sube a todos el IVA pero baja las cotizaciones a los empresarios. Igual que ha subido el déficit público de un 3% al 14% a base de “inyectar capital en los mercados” (dicho en plata: subvencionar a las empresas con EREs y a los bancos con dinero gratis) y ahora pretende bajar recortando prestaciones sociales. Siempre es lo mismo: dinero para los ricos, impuestos para los pobres. Zapatero va a sacarnos de la crisis con contratos a tiempo parcial –subvencionados, por supuesto- en función de la demanda y nuevo contrato indefinido con rebajas en la cotización por desempleo, universalización del contrato de fomento de empleo (el de los 33 días de indemnización por año trabajado), incluso la reforma del Estatuto de los Trabajadores para introducir otro sutil cambio: diferenciar el despido por causas económicas objetivas en procedente e improcedente, así el PSOE eliminaría el último punto de fuerza de los obreros ante un despido: los empresarios, para ahorrarse el juicio, solían conceder el despido improcedente, abonando así el máximo. Ahora ya “no hará falta”. La negociación de los despidos será, así, completamente inútil.

 

Llevamos 30 años con el mismo sonsonete, “flexibilidad laboral, moderación salarial”, gobierne quien gobierne, porque en realidad siempre han gobernado los mismos: la Patronal y la Banca por medio de sus dominguillos: PSOE&PP. En definitiva el Régimen Borbónico, digno heredero del Franquismo, viene aplicando una política económica y laboral destinada a garantizar a la Clase Empresarial el mantenimiento de su tasa de ganancia y beneficios aún en los peores momentos de crisis económica (1984, 1993, 2000 y 2010), por medio de la destrucción de la seguridad jurídica de los trabajadores, condenando a éstos a la precariedad y proletarización. Y sobre todo, al fin, la Clase Empresarial habrá conseguido que la negociación colectiva resulte completa y definitivamente inútil, al carecer de fuerza jurídica la otra parte, la Clase Obrera. Hay que apuntar que, con este horizonte, sólo quedará la Acción Directa…

 

Es lógico y normal que la reacción de los trabajadores más conscientes de la situación sea la radicalización de posturas, la retirada de su apoyo a Zapatero y a los partidos y sindicatos que sostienen sus políticas, y su llamamiento a la Huelga General como herramienta política de presión.

 

Pero no hemos de olvidar dónde está parte de la “izquierda española”, no sólo sus dirigentes: En el pesebre. Este dato sería anecdótico sino hubiese producido un efecto secundario pero de consecuencias sociales profundas, como es el hecho de la separación de una parte del cuerpo de la Clase Obrera: el funcionariado no ha sufrido estos recortes en sus derechos laborales, sigue manteniendo la seguridad jurídica. De forma análoga a como se decía que “hay una Europa de dos velocidades”, se puede decir que bajo el Régimen Borbónico, hay también “un sistema laboral de dos velocidades”: el conjunto de los trabajadores, que ya carecen de cualquier vínculo jurídico estable con la empresa para la que trabajan por un lado, y los funcionarios con “empleo para toda la vida”.

 

En Aragón, la unidad de acción sindical de CGT y OSTA, entre otros grupos sindicales más pequeños, es el camino correcto para defender las condiciones de trabajo, los salarios y la seguridad jurídica de los trabajadores frente a la liberalización del mercado laboral impulsada por el PSOE, la patronal y sus aliados, sindicales y políticos. El camino de la Huelga General.

 

Una de las batallas sindicales en la Administración Pública es la resistencia a las privatizaciones. Pero la gran mejora relativa de las condiciones de trabajo de los funcionarios frente al conjunto de los trabajadores funciona como una bomba de presión en pro de las temidas externalizaciones. Especialmente los Ayuntamientos, que sufren una situación económica más precaria por su deficiente sistema de financiación, ven como insostenible la gestión directa de los servicios públicos, pues su privatización significa mantener el servicio a un coste muy inferior, debido a los muy inferiores salarios que se pagan en los Convenios Colectivos frente a la que cobran los funcionarios de igual categoría profesional.

 

La resistencia a las privatizaciones debe ir ligada a una mayor eficiencia en la gestión directa de los servicios públicos, pues si no, llegará un momento en que los funcionarios verán cómo el hambre de beneficios de la Patronal les alcanzará, más pronto que tarde. Son trabajadores, al fin y al cabo, y la receta patronal (flexibilidad en el despido y congelación salarial) también les será aplicada a ellos cuando el gobierno borbónico de turno no pueda garantizar de otra forma el saqueo de las arcas públicas (subvenciones y beneficios fiscales para empresarios y banqueros).

 

En esta situación de crisis, la lucha de clases se agudiza y en este momento ya, con la precarización, proletarización e inseguridad jurídica a la que se enfrentan los trabajadores individualmente, y la Clase Obrera en su conjunto, los funcionarios no deben verse como en una burbuja a quienes la crisis apenas afecta, si así lo hiciesen no serían solidarios con el conjunto de la Clase Obrera. Porque la respuesta se encuentra siempre en la solidaridad, la única solidaridad honesta que existe, la solidaridad entre iguales que rechaza privilegios, la Solidaridad de Clase.

 

Entalto la Clase Obrera!

Entalto Aragón Libre!

, , , , , , , , ,

No hay Comentarios

Consultas populars por a Independenzia

 

Presentazión de Sant Boi Decideix

Presentazión de Sant Boi Decideix

Una nueba tongada de consultas populars por a independenzia se ye parando por parti d’os coleutibos embrecaus con eras, ta ista primabera en Catalunya. Dica lo inte, dengún s’ha resistiu á balguar os resultaus d’istas consultas, anque nomás aiga estau ta dizir que no tienen cosa de balidura. A bels encluso lis ha serbito ta unflar una bena autoritaria, como por exemplo á las portaboces ofizials d’o PP. Atros han siñalato las mugas d’a democrazía “ofizial “, como lo Menistro de Chustizia, que beye, pleno de medrana, un periglo ta la democracia un mobimiento ziudadán consecuén con a libertá ideolóchica. No serba d’estraniar que ascape salga una lai en contra d’esta mena de consultas. Os resultaus d’as anteriors combocatorias han teniu, sin dembargo, atras consecuenzias ta lo mobimiento independentista, que ya s’ha dau cuenta que bi ha que aprestar á la mayor parti d’ a poblazión, porque una cosa ye estar embrecau con un sentimiento y atra mobilizar políticamén á la ziudadanía.

 

  

“CATALUNYADECIDEIX”

 

O domingo 7 de marzo se presentó  publicamén a zaguera Plataforma popular por a Independenzia en Catalunya. A Coordinadora “Santboidecideix” estió presentata en a Plaza Catalunya de Sant Boi de Llobregat, an s’aplegó muita chen. Ista ye una d’as muitas plataformas, que son surtindo en as ziudaz y lugars catalans, ta empentar o proyeuto de consultas populars por l’independenzia. Son surtindo dende la iniziatiba ziudadana, dende o consenso, dende a pluralidá de matizes y tamien dende a pluralidá d’azentos.

 

Como portaboz d’a cordinadora, m’enfilé á lo publico asistén, y me premití charrar en as tres luengas que se fablan en o nuestro país. Charré en o nombre d’os aragoneses, que enduramos a colonizazión d’a nuestra tierra, dende fa más de treszientas añadas, y que luitamos tamién por l’independenzia d’Aragón, y lo femos “parlant català”  y charrando aragonés, pero tamién emplegando lo castellán pues en Aragón se fa reyalida aquera masima de Tácito que diziba: “A marca d’o esclau ye fablar en a luenga d’os suyos amos”.

 

Creigo que ista eferbeszenzia, iste rebiscolar o calibo, prenzipió nuebamén dimpués d’a manifestazión d’o 2006 en Barzelona  “Pel dret de decidir”. Ye platero que o camín d’os estatutos d’autonomía ye rematada, pero no solamén ixo, tamién sapemos que respeuto a Catalunya, se son fendo pasos entadezaga, porque o Tribunal Constituzional ye negando a reyalidá nazional catalana. Sin dembargo l’esito d’as consultas  ye a prebatina d’a boluntá d’os catalans de poder dezidir sobre o suyo esdebenidero.

 

A primer consulta se fazió en Arenyns de Munt con a pregunta: “Està d’acord que Catalunya esdevingui un Estat de dret, independent, democràtic i social, integrat a la Unió Europea?”. Dimpués d’ixe treze de setiembre, isto no bi-ha quien l’ature. Se ye contrimuestrando que a chen ye aprebenita ta exerzer o dreito a l’autodeterminazión y la independenzia politica á tamas d’os entrepuzes, que posan os Estaus español y franzés, encara que firmón o Pauto Internazional d’os Dreitos Zebils y Politicos de 1996, auspiziau por as Nazions Chunitas, an se reculle en o primer articlo, que toz os pueblos han o dreito á l’autodeterminazión.

 

Ye importán remarcar, que l’oxetibo prenzipal d’as plataformas ye a partizipazión. Queremos que partizipe tanta chen como siga posible, cualsiquier que siga a suya intinzión de boto. A Plataforma propiamén fa campaña por o “dreito a dezidir”.  Son as entidaz y asoziazions que l’amparan, as que, si lo deseyan, pueden fer campaña por o sí. Asinas que tot queda reduzito a una coseta tan simpla, pero tan importán como a democrazia. Y en ixe campo emos de chugar toz.

, ,

No hay Comentarios

Crisis economica y sobiranía política

L’autual crisis economica contrimuestra la necesidat d’Aragón de recuperar a suya sobiranía politica. Fa uns diyas, o President d’Aragón, Marcelino Iglesias, anunciaba que Aragón saliba de a recesión oficialment. Dos trimestres consecutivos con un crecimiento economico superior á 0, encara que solo que fuese por decimas, meteba á Aragón chunto á Alemania y Francia, lexos d’Espanya.

 

Ye verdat que o nuestro President pecó de triunfalismo, que no ye ta blincar d’alegría, pero tampoco no cal pensar que mos yera mentindo. A estrutura economica d’Aragón no pende tanto de a construcción ni de a especulación financiera, ni de o turismo de masas como atras, astí pesa más a industria exportadora y l’agricultura produtiva, con os suyos servicios, que no en Espanya.  Asinas as nuestras cifras macroeconómicas son millors.

 

Pero millors no sinifica buenas. En Aragón también ha trunfau la especulación, con macroproyeutos sinyaleros como motors d’un crecimiento insostenible: Aramón, Expo2008, Motorland, Gran Scala, Exponapo, Olimpiadas Zaragoza-Pirineus, Zaragoza Capetal Europeya de a Cultura, etc. No podemos pensar que Aragon (más bien Zaragoza, “Zaragón”) puede continar crecendo como antismás, basando-se en ista politica de macroeventos, agora ye menister encetar políticas rigurosas y humildes, más que más devant de os mainates, capitalistas y especuladors, y reglamentar os achustes laborals ta guaranciar a seguridat de o treballo y evitar o empobrecimiento de os treballadors, endrezar una economía productiva, no pas especulativa. U siga mirar ta Francia u Alemania, más que ta Espanya. Atra reflexión que hemos de fer ye que l’autonomía t’Aragón ha estau asabelo positiva.

 

En 150 anyos, Aragón no heba feito que perder población. Ista situación venió chunto á la organización de o Reino d’España como estau centralizau que trestalló Aragón en tres provincias, con uns municipios sin d’autonomía politica y unas Diputacions Provincials que pendeban de raso de o Guvierno Civil, aguaitau bien de cerca dende o Guvierno Militar. Aragón no existiba alministrativament y o nuestro Pueblo s’amortaba baxo la bota espanyola y monarquica, perdendo población y peso politico y economico en o conchunto de l’Estau.

 

Pero con a muerte de Franco, os aragoneseses ganemos l’autonomía (tal cual se deciba allora) y encara que nos furtoron o maximo ran d’autonomía, a la fin lo consiguiemos, poqué a poqué, sin reblar. A luita por enamplar lo nuestro autoguvierno, chunto á la luita popular contra os trescoles d’auga de l’Ebro han estau as dos mostas irrefutables de a nuestra anglucia d’autodeterminación. Sobre o Trescole ye menister dicir ya que, si no en hesenos ganau, agora la borbolla financiera espanyola encara sería más grant pues devant de a expectativa de más augua en Levant s’hese disparau encara más a construcción especulativa y antimás agora Aragón veyería o suyo futuro hipotecau con un Trescole que mos furtaría uno de os nuestros tresoros más preciaus: l’augua.

 

Lo causo ye que Aragón ha dixau de perder población de vez que ha conseguiu l’autoguvierno. Bi ha qui diz que ixo ye casolidat, pero s’ha de parar cuenta que ta os 80, Aragón yera la Comunidat Autonoma con más despoblaus (400) y que agora lo ye Galicia (con 800), antis todas as nuestras comarcas perdeban población (menos as capitals de provincia), agora ixe proceso s’ha revertiu y mesmo belunas en ganan. Si Aragón hese continau sin existir, lo proceso de macrourbanización de Zaragoza hese continau como con o Polo de Desarrollo franquista. Alto u baxo lo que quiere fer o PSOE con ixe proyeuto faraonico de a “Zaragoza de o millón de habitadors”.

 

L’autonomía ha estau buena ta o país, pero hemos de parar cuenta de que no ye suficient y que ya no se puede enamplar más. Hemos plegau en as mugas de a Constitución Espanyola. Y sin dembargo, Aragón aprecisa adevantar más: ye menister cambear o sistema eleutoral ta luitar contra la corrompición politica, amanando ta la chent á os suyos ripresentants: os Consellos Comarcals cal que se trien por sufrachio universal, as diputacions provincials han de ser abolidas ya y o sistema de listas trancadas y bloqueyadas, -que le da tot lo poder á la burocracia institucional disbrazada de partius políticos- sustituidas por circunscripcions unipersonals , en cada cual se triase un diputau a doble vuelta. Antimás, o President de a Republica Aragonesa debería estar triau por sufrachio , libre, dreito y secreto. Pero tot isto u se fa reformando a Lei de Bases de Rechiment Local y a Lei Eleutoral espanyolas – misión imposible pues en ellas se refirma tot lo rechiment político corrompiu borbonico- u se fa demandando que mos ne tornen a sobiranía t’Aragón, en función de os nuestros Dreitos Historicos Nacionals.

 

A coyuntura economica mos cenya que, si queremos amanar-mos ta os países desarrollaus, hemos de meter dencima de a mesa o debate de a devolución de a nuestra sobiranía; tal cual mos cenya también que as políticas desarrollistas, herederas de o viello franquismo que gosa fer servir tanto lo PSOE como lo PP en toda Espanya, t’Aragón son penibles y han de ser sustituyidas por atrás que arrenuncien á la “Zaragoza de o millón d’habitadors”, y enfrontinen a reyalidat d’una economía sin de crecimiento reyal.

 

En un anyo tendremos eslecions ta Cortes d’Aragon y Concellos. A cucha independentista ha de fer un esfuerzo por estar-ie present, encara que mos siga cuasi imposible obtener representación. Por dos razons: A primera ye que se i presentará UPyD, o partiu de l’espanyolismo radical, o partiu que mos quiere furtar l’autonomía que tanto esfuerzo mos costó arreplegar. Si mos quedamos en casa y no marchamos ta votar, baxará la participación y o minimo legal ta obtener representación s’achiquirá, y se lo dixaremos más fácil ta UPyD. Dengún aragonesista ha de quedar-se en casa ta no facilitar-le la faina á os espanyolistas. No votar ta 2011 sería una grau manca de patriotismo aragonés. Antimás ye menister sacar o debate de a sobiranía. Ye menister dicir-les á os partius parlamentarios autonomistas, nacionalistas u federalistas que l’autonomía se le queda chicota á Aragón, que amenistamos totas ixas reformas devanditas, que ye menister arroclar fuerzas enta la sobiranía. Nusatros creyemos que ye menister encetar un proceso de chunidat de o soberanismo, encara que solo estase a ran eleutoral. Pero ixo rai, lo important ye fer-mos notar y fer apercazar á ixos partius políticos (Partido Aragonés, Chunta Aragonesista, Partido Comunista de Aragón), o á lo menos a os suyos afillaus, que l’autonomía ye acotolada como fuent de progreso, que ye menister prencipiar á charrar ya de sobiranía. Con una, dos u tres candidaturas, pues o important ye fer-mos notar, que ya sabemos que no’n hemos de sacar cosa.

 

Y como rematadera, dicir que lo que se faya en Zaragoza será custión sinyalera ta la resta de o país, pues si os zaragozans arrenunciamos á la “Ciudat d’un millón” le seremos dicindo a la resta de o país que no mos lo queremos minchar, que no queremos que nunca más se pueda dicir que vivimos en “Zaragón”, que queremos un país armonico y equilibrau.

 

Rafel Fleta

Cordinador d’Estau Aragonés en Zaragoza.

, , ,

No hay Comentarios