Archivo Mayo, 2011

¡Aragón ya no es España!

¡Aragón ya no es España!. Por lo que respecta a su sistema de partidos no se parece en nada a la uniformidad que presenta el resto del Estado. El encefalograma plano electoral de otras CCAA tras las municipales y autonómicas de mayo del 2011, con mayorías más que absolutas del PP, no tiene parangón en nuestra tierra, donde todavía queda chance para el juego parlamentario, aunque la llave esté en manos de un Biel, que dará la gobernabilidad de Aragón a quien a él le dé la presidencia de la CA. La CHA ha aguantado el tipo, más bien porque, en clave nacionalista, a su izquierda no hay practicamente nada. El soberanismo anda desperdigado y no se vislumbra un futuro reagrupamiento. IUA sube, doblando los votos del 2007, porque recoge el voto más genuinamente de izquierda centralista, por supuesto, por la debacle del PSOE. La no entrada del ultra-españolista y antiaragonesa UPyD también marca un hecho diferencial muy muy positivo. ¿Ha ayudado a este estado de cosas las movilizaciones del 15 de Mayo? ¡No se puede descartar!

En lo municipal, la desaparición del PAR de Zaragoza, clarifica como será el color del futuro ayuntamiento de Zaragoza: O hay tripartito de izquierdas (de los más a la izquierda del PP por supuesto), para lo cual probablemente Belloch tendría que hacer un acto de bondad por Zaragoza y marcharse, o habrá un gobierno municipal en minoría del PP; un buen ejercicio de cómo pagar la deuda que arrastra el Ayuntamiento, para la sucursal aragonesa de los que creen que para salvar a España basta una mayoría absoluta. Como anécdota, hay que destacar que por primera vez un partido que se define como independentista, Puyalón, ha obtenido un concejal, y eso ha pasado en Artieda.

Por lo demás Aragón, que tradicionalmente suele ser un territorio poco proclive a cambios bruscos, también se resiente de la madre de todas las batallas electorales (como ha calificado a estas elecciones algún locutor de los medios oficiosos del PP) y PP y PSOE han intercambiado puestos y porcentajes. Una parte de la sociedad aragonesa se ha dejado llevar por la dinámica de los dos principales partidos españolistas y ha sucumbido a la campaña ensoberbecida y chulesca del PP. Pero lo positivo, dentro de toda la negatividad de este proceso, es que la sociología política aragonesa es mucho más plural que el entorno y más consciente de una realidad política propia. Por tanto, da lugar a una cierta esperanza de cara al futuro.

En el resto del Estado el panorama es desolador en Murcia revalidada y aumentada la mayoría absoluta de un señor que lleva más de 20 años al mando, han votado a los mismos que construyeron las casas que se han caído con el terremoto. Lo de la Comunidad Valenciana y el Sr. Camps escandaliza a propios y extraños mereciendo especial mención un artículo en The New York Times:
(http://www.nytimes.com/2011/05/20/world/europe/20iht-spain20.html?_r=1&scp=6&sq=camps&st=cse) Leedlo si entendéis el inglés han que valorar el esfuerzo del articulista yankee para dar una explicación de lo que es del todo incomprensible para las puritanas mentes de la otra orilla del Atlántico.

El PP (que en Cataluña es un partido xenófobo más) ha llevado las elecciones autonómicas y municipales a donde quería. Ha empleado el espacio político de las comunidades autónomas y los ayuntamientos para una batalla que se debería librar en el centro político del Estado, para hacer una demostración de fuerza ante su principal y el que considera su único oponente, el PSOE, y lo ha conseguido. Si en algún momento de la historia de la Descentralización alguien pensó que las CCAA y los Ayuntamientos podían ser un auténtico contrapoder del Estado, y no que podían ser empleados como un instrumentos propicios y correa de transmisión de las luchas políticas del centro, estaba muy equivocado; no podía prever de lo que era capaz el PP: El PP se ha cargado el municipalismo en España. La gente se ha olvidado, ¡o le a han inducido a olvidar!, lo que pasa en su casa, (véanse los resultados electorales en Lorca). El sistema se ha corrompido por completo, es el gran logro de las listas cerradas: Un porcentaje de los diputados autonómicos y de los concejales están para un fin político que se sustancia a 400 Km. de su pueblo.

Menos mal que por las plazas aún hay gente que pide reformas para este estado de cosas.

No hay Comentarios

Comisión Municipal de Zaragoza de EA.

Tras las elecciones, Estado Aragonés quiere hacer pública su intención de continuar trabajando en la elaboración de una alternativa electoral municipal para Zaragoza. Nos reafirmamos así en el impulso de un proyecto socialista y soberanista para Aragón, que escuche a los movimientos y organizaciones sociales, pero respetuoso con su independencia y escrupuloso en evitar todo acto que pueda ser interpretado como una injerencia en la dirección de los mismos.

Así,  anunciamos la constitución de una Comisión Municipal de Zaragoza, compuesta por los militantes y simpatizantes  de Estado Aragonés en la ciudad y abierta a todos los nacionalistas de izquierda aragoneses de Zaragoza que deseen colaborar con nosotros en este proyecto. El programa político de referencia será el ya aprobado y publicado en el blog oficial de Estado Aragonés y el portavoz de la citada Comisión, el independiente Miguel Ezquerra.

Estado Aragonés apuesta por la presentación en 2015 de una candidatura municipal de amplia base en Zaragoza que opte a la obtención de representación que se oponga efectivamente tanto  a la demolición de los servicios públicos como a los Grandes Eventos, ruinosos para la ciudad y sus ciudadanos.

El trabajo empieza por la base, por los municipios, pero Estado Aragonés no renuncia a participar en ninguna institución u organismo con el objetivo último de la independencia para Aragón y el socialismo global.

, ,

No hay Comentarios

¡Descontentos e Indignados!

"Spanish Revolution?"

"Spanish Revolution?"

El la lucha por el poder, en que los dos principales partidos han convertido la actual campaña de las elecciones municipales, ha irrumpido un factor que no esperaba nadie: las concentraciones ciudadanas de Madrid, Barcelona u otras ciudades. Concentraciones que sin duda tienen un cierto paralelismo con las “revueltas árabes”: el sistema político y el económico no funcionan y pedimos reformas. Al PP y el PSOE estas protestas les ha pillado contra corriente pues concentrados en la batalla electoral destinada más a desbancar al contrario de cuantas más instituciones mejor (una carrera de puestos) que a presentar programas (la lucha por el poder prima más a la hora que presentar programas) pensaban que el la ciudadanía (o parte de  ella) se iba a quedar “calladita” dejándoles hacer.

La ciudadanía se les ha salido por la tangente, en cierta manera ha superado la política de partidos. El corriente ciclo electoral se ha visto desbancado por una movilización ciudadana, muy social y crítica con los políticos, que en resumidas cuentas les dice: No es lo que hacéis lo que queremos, no queremos participar de vuestros planteamientos. No entramos en vuestra lucha por el poder, ni queremos mantener vuestro sistema que permite que personas, con poca o ninguna capacidad de servidor público, se metan en política dispuestos a resolver desde el cargo sus propios problemas personales. Causa una gran estupefacción que con 5 millones de parados y un señor “presuntamente corrupto” como Camps,  por poner un ejemplo,  opte por la presidencia de la CA. de Valencia. Son paradojas del actual sistema que permite esas situaciones tan descaradamente chocantes. No es pues extraño que una de las muchas reivindicaciones sea un sistema de listas abiertas

Lo que se está planteando es que no es la crisis de un modelo de gestión sino de su estructura. No sólo no se acepta la gestión, sino que no se acepta este reparto. En este capitalismo “irreformable” promovido por la vanguardia ideológica y financiado por  las grandes corporaciones transnacionales, mantenido y avalado por el FMI , el Banco Mundial y la entidad capitalista denominada Unión Europea, la receta siempre es la misma y nunca está incluida que el estado sea motor e impulsor de iniciativa económica, entre otros factores porque se le exige que disminuya la deuda pública, por lo que el ciudadano queda en un estado de desamparo en cuanto se agotan los subsidios al paro.

No piden el voto, ni la abstención. Pero la movilización es una movilización de la izquierda social. Ahí es donde le duele al PP cuya única baza era una gran abstención de la izquierda social de la que nunca votaría a una alternativa de derechas. El PSOE está viéndolas pasar, amagau, esperando, porque sabe que indirectamente le puede beneficiar, pues puede movilizar un voto de izquierda con el que puede en algún momento pactar. Hasta ahora cumplía bien los dictados de la comisión europea (con la Merkel a la cabeza) que le marcaba la agenda económica, a partir de ahora se le plantea el dilema de hacer caso a la propia ciudadanía. En todo caso la ciudadanía no los ve como los gestores de este descontento. Sería el colmo.

La alternativa real está en ciernes y el bipartidismo en que nos querían instalar a punto de ser vencido antes de nacer realmente. Han un amplio movimiento de izquierdas que no se resigna a que la alternativa sea un gobierno más conservador si cabe que ultime los recortes que está llevando a cabo el actual.

La derecha mediática más chusca desde sus medios ha puesto el grito en el cielo por lo que esta pasando y mete a todos los concentrados, descontentos e indignados, o la mayoría, bajo la etiqueta de radicales de izquierda. Los que se presentan a sí mismos como los únicos capaces de resolver los graves problemas faltan a la verdad y arremeten contra los que presuntamente deberían ser sus beneficiarios. Ello demuestra cuanta demagogia ha gastado la derecha en toda esta crisis.

No creo que haya un desenlace inmediato. La repercusión en las urnas no será desgraciadamente grande. La verdadera repercusión se verá a partir del 23, tras las elecciones de mayo del 2011, que no van a solucionar nada, cuando el movimiento, esperemos, se desarrolle hasta las elecciones de marzo del 2012.  Estamos por ver momentos extraordinarios y esperemos de cambio positivo.

¡Yo ya estoy reflexionando!

, , ,

No hay Comentarios