Archivo Julio, 2011

Estado Aragonés ante el pacto del Euro

La izquierda de toda Europa se indigna ante el llamado Pacto del Euro. El llamado Pacto del Euro es un conjunto de consejos económicos aprobados por la Comisión Europea, pero en realidad elaborados por el Gobierno Alemán  y el Francés.

En realidad, el valor de sus consejos concretos  a los países miembros de la UE es muy relativo: por ejemplo el Gobierno Zapatero se ha negado a la subida del IVA o el recorte de las cotizaciones a la Seguridad Social, planteada desde Bruselas.

El Pacto del Euro es la respuesta neoliberal a la crisis financiera y significa, en resumen, que para sostener el sistema que ha entrado en crisis han de recortarse los ingresos de los trabajadores para conseguir recuperar los beneficios de las empresas y bancos. Se reiniciaría así el ciclo de acumulación de capital y podría por tanto “volver a inflarse la burbuja”.

En definitiva, sacarle el dinero a la clase trabajadora y capas medias para dárselo a bancos y empresas. No hay que olvidar que el dinero que realmente existe, el que de verdad representa el valor de la producción, es el que surge de la “economía real”, no el del capitalismo financiero, pues este, por el sistema de crédito, representa no sólo el que vale en sí, sino también el de una supuesta revalorización por el crecimiento económico futurible.

Ante esta ofensiva capitalista de neocons y neoliberales, la izquierda se muestra no sólo dividida, sino desorientada: la socialdemocracia intenta gestionar el nuevo escenario intentando minimizar los recortes propuestos sin enervar demasiado a los mercados,  hasta que los neocon suban a los gobiernos. En realidad con esa política tan sólo prepara una política neoliberal todavía más dura.

El resto de la izquierda se organiza en movimientos de protesta contra las consecuencias más inmediatas de las políticas, pero somos incapaces de articular una alternativa mínimamente coherente y unitaria.

Lo más grave es que desde algunos sectores de la izquierda anticapitalista se está empezando a plantear la posibilidad de abandonar el euro y volver a las antiguas monedas nacionales, para contrarrestar la especulación financiera por medio de la devaluación y la consiguiente inflación.  Este planteamiento no tiene nada de anticapitalista, simplemente es una vieja receta monetarista de la escuela liberal neoclásica que planteada desde la izquierda nos asoma a un escenario sociopolítico similar al de Cuba o Corea del Norte.

Además no profundiza en las causas de la crisis financiera actual: los grandes inversores norteamericanos están preocupados con una posible bancarrota de USA, anunciada ya por Obama: sus ingresos, los de los inversores de sus abultadas carteras de clientes, están en dólares, los de los planes de inversión, seguros médicos y jubilación privados. Una bancarrota de USA significaría un desplome en el precio de sus valores, sobre todo si el euro se mantuviese como una divisa fiable y fuerte. No es casualidad que las agencias de rating, todas yanquis, devalúen la credibilidad de la deuda de Grecia, Irlanda o Portugal a un nivel inferior al de Irak. La crisis financiera tiene un origen geopolítico, sacar a España del Euro no sólo significaría aislacionismo, autarquía y tal vez estalinismo y escasez, sino hacerle el juego a los USA.

Lo que necesita la clase trabajadora y las capas medias europeas es una política de izquierdas que apueste por un fortalecimiento confederal de Europa, con una política fiscal coherente, que adopte de una vez la llamada Tasa Tobin (un impuesto sobre las transacciones financieras) con poder para hacer frente, desde el Estado de Bienestar, a las ofensivas especulativas del capital norteamericano.

Estado Aragonés rechaza la propuesta, que se realizan desde algunos sectores de la izquierda española,  de sacar a España del Euro y volver a la peseta. En el improbable caso de que ello se produjese, Estado Aragonés reclamaría la secesión inmediata de Aragón y nuestra adhesión a la Europa del Euro como un Estado Soberano. Tenemos el doble de población que Luxemburgo y una extensión superior a la de Dinamarca. Si nos lo proponemos, somos capaces.

 

, , ,

No hay Comentarios

Alcuedo d’E.A. respecutibe á l’ortografía de l’Aragonés

Alcuerdo d’Estau Aragonés respeutibe de lo uso ortografico en luenga aragonesa.

Agora mesmo, en luenga aragonesa se fan serbir cuatro ortografías: a castellano-española, de tradición dialeutal dende finals de o sieglo XIX; a de o Congreso de 1987, de tradizión dende 1962; a propuesta por a SLA dende 2007 y a propuesta por o EFA dende 2009. Estau Aragonés considera que todas ellas son lechitimas.

Ta 2011, cumplindo-se a Lei de Luengas, se trigó l’Academia de a Luenga Aragonesa. Estau Aragonés reconoxe incondizionalmén l’autoridá lingüistica d’iste organismo y aspera que antis con antis aprebe unas normas ortográficas definitibas.

Entremistanto que l’Academia de a Luenga Aragonesa prene a suya decisión, Estau Aragonés alcuerda fer serbir a ortografía de o Congreso de 1987 como ofizial ta os suyos documentos internos y esternos. En todas as plataformas sozials u políticas conchuntas que i partizipe, EA propondrá que en os testos en aragonés se faya serbir ista ortografía, pero asumirá l’alcuedo de a mayoría de as entidaz que bi sigan.

 

, ,

9 Comentarios