Archivo Septiembre, 2011

Escrito hace 10 años. Retrospectiva de un PP que amenaza con volver.

El Prestige del PP o lo que son capaces de armar.

El "Prestige "del PP o la que son capaces de armar.

Adjuntamos 4 escritos de nuestro compañero Arnau de Borau con el factor común de referirse al PP y estar escritos hace casi 10 años. Salvando los hechos a que se refieren, nos parecen de una actualidad innegable. A dos meses de unas elecciones generales que dicen que van a ganar, una parte de la población del Estado español parece dispuesta a repetir los mismos errores con ellos. Sirva esto para recordar que son los mismos y que no han cambiado nada. En Aragón, que siempre andamos cortos de recuerdos, también nos conviene recobrar la memoria.

20-11-2001.- Formas políticas en Aragón

El PP de Aragón constituye el compendio de desvergüenza política más grande que podría existir en un país democrático. Actúan respecto al Pueblo aragonés con un descaro rayano al desprecio.

¡El Sr. Gustavo Alcalde presidente del PP aragonés no ha dudado en ir a Bruselas como sayón de los más reconocidos verdugos de Aragón: Zaplana, el Presidente de Murcia, Arenas y otros canallas, a defender las “bondades” y a pedir financiación para el PHN [Plan Hidrológico Nacional]! ¡Acude como coadyuvante de un proyecto nefasto y contra la tierra donde él ejerce su carrera política! ¡Eso es completamente indecente!

Sin embargo, no es lo peor, porque se podría hasta “comprender” que el Sr. Gustavo Alcalde “se deba a…”, sea “la voz de su amo”, obedezca una jerarquía o mantenga “prietas las filas”. Lo peor, para mi, es que no se haya montado un escándalo político mayúsculo entre la clase política de Aragón, ni haya habido resonancia social, (parece que Iglesias “dijo algo”) No entiendo  que la gente, que parece que tiene un cierto nivel de cultura política, todavía espere ver “una cuenta de resultados” del PP para decidir su voto. Pero, ¿es que no es ya evidente lo que están haciendo? ¿No ha dado ya pruebas que el PP toma a Aragón como campo de aprovisionamiento de recursos para fidelizar otros territorios, y donde entrenarse y tirar contra los particularismos, el aragonesismo o cualquier otro “-ismo” periférico o autonomista que podamos imaginar?

Es un claro síntoma de que están abusando del bajo nivel de cultura política que se gasta en Aragón. Esto en otros lados no sucedería y de hecho el PP no gobierna donde el nivel de cultura y conciencia política de la ciudadanía es alto. En Aragón, y en particular en Teruel, hemos tenido siempre la tendencia de ir agarrados del pantalón de quien ha mandado en cada momento. Cuando mandaba Franco, “éramos de Franco”, ¡que remedio!, y aunque no era necesario pasarse, “excesivamente de Franco”; cuando UCD, de UCD, ya podíamos escoger, pero no, seguiamos la corriente; vinieron los Socialistas, y del PSOE, por si acaso, y con el PP, pues del PP, por supuesto, a pesar de que “Teruel Existe” ha metido el dedo en el ojo del PP. ¿Podemos quejarnos de tener tanta cortedad política y esperar ser bien tratados y respetados? Pues no, porque yendo siempre a remolque del que manda, uno se hace poco de valorar, pues ya está entregado. Siempre hemos estado con el que tenía el poder y así nos ha lucido: emigración, explotación y falta de inversiones.

Aún así continuamos sin aprender y aunque me pese decirlo: merecemos recibir bofetadas como el PHN, a ver si vamos madurando, o reveses como el de la Ley de Lenguas para enterarnos de una vez contra quien nos la jugamos en Aragón.

La última: en un espantoso “remake”, al estilo de las “adhesiones inquebrantables al régimen”, 103 profesores de la Universidad de Zaragoza, alguno con escudo preconsticional en la solapa, firman un manifiesto, como si no fuese bastante la visión de ese “escudito”, a favor de la LOU [Ley Orgánica Universitaria, del PP, muy contestada por profesores y alumnos]. ¡Vamos, lo no visto en ninguna otra Universidad española, excepto Valladolid! ¡Vaya elementos que se mueven por la Universidad!

12-3-2002.- Patriotismo Constitucional

El PP trata de apropiarse del concepto político común “Constitución” y, dentro de la ofensiva para armar ideológicamente un neo-centralismo, nos quiere embaucar con esa barbaridad del “patriotismo constitucional”, enmarcado en su maniobra para hacer retroceder el proceso autonómico.

Pretendiendo ser más “constitucionalistas” que nadie, se apartan del auténtico camino de la democracia. Vuelve la derecha del caudillaje y los laureles patrios que, sin Principios Fundamentales del Movimiento que le valgan, toman ilegítimamente y tergiversan el texto constitucional para darle el uso ideológico que le dieron a aquellos “principios”, buscando la adhesión inquebrantable a su programa e ideología política.

Pero no engañarán a quien no quiera ser engañado. No hay nada dentro de la vigente Constitución de 1978, que consagre nada parecido a un “patriotismo constitucional”. El PP está adoptando un lenguaje “políticamente incorrecto”, y eso es peligroso, porque solamente puede sustentarse en un periodo superado de nuestra historia. La vigente Constitución se hizo para borrar ["olvidar" diríamos ahora] los excesos del “patriotismo franquista”. No pretende que haya patriotas, ni siquiera invocando su nombre, más bien exige el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado y el respeto por las minorías lingüísticas y culturales; objeto que, por lo que respecta a Aragón, se ha boicoteado desde el PP, violando el mandato constitucional.

Por todo ello concluimos que detrás del patriotismo constitucional hay toda una retórica reaccionaria que sirve de soporte ideológico al intento de echar marcha atrás el proceso democratizador y descentralizador del Estado español de los últimos 25 años. Así lo atestiguan las actuaciones que en el plano de la realidad ha llevado a término el gobierno del PP. Hay un intento en ello de alejar de la práctica política los principios que han llevado a término ese doble proceso democratizador y descentralización, recogidos en la Constitución española de 1978, englobándolos bajo ese concepto inconsistente ajeno al ordenamiento jurídico del Estado de “patriotismo constitucional”, imposible de extraer ni siquiera en una interpretación laxa de la constitución y del bloque de leyes que la desarrollan, y cuya administración pretenden abrogarse para dejar fuera a toda contestación o toda disidencia a sus particulares designios, para descalificar políticas alternativas a la suya, para atribuirse en exclusiva la interpretación.

Pretenden vaciar el texto constitucional español de una interpretación dinámica, pretenden acabar con lo que tiene de “pacto de buen entendimiento”, que mejor o peor han mantenido un estatus quo sin conflictos insuperables en la política social y territorial del Estado español. Pretenden encerrar todos esos principios, esa práctica política bajo un corsé ideológico, imposible de consensuar porque se funda en una intención subyacente de una política de exclusión, de satanización, principalmente del nacionalismo y de los movimientos sociales de izquierda.

21-11-2002.- PHN y Ley de Lenguas

El PP hace en Aragón lo que se atrevería hacer en pocas partes del Estado español. La derecha española, esa que jamás han condenado el régimen de violencia franquista, que en otros sitios se abrogan el título de constitucionalistas, “impasible el ademán”, y se declaran víctimas inmediatas del radicalismo, tratan esos mismos derechos constitucionales de los aragoneses con la misma sensibilidad que se tratarían en un negociado franquista.

En Aragón, el PP estira a placer su músculo jacobino, pone en práctica su ideología fundamentalista para hacer recular la descentralización política y cultural del Estado. Lo hacen aprovechando el raquitismo político de Aragón en el Estado, el inconsistente armazón ideológico de sus partidos y, sobre todo, la práctica de un miserable posicionamiento personal, como uso político generalizado dentro y fuera de los partidos aragoneses, que condenan a la política aragonesa a un estado de frustración continua, a pesar del interés y la voluntariedad de la ciudadanía respecto a los temas que le afectan.

Así, en perjuicio de Aragón, para que se sepa “quien manda” y acompañado de una fuerte campaña mediática de descrédito contra la protesta, se impone el PHN desde el PP, con el doble objetivo de socavar la base social y política del nacionalismo de derechas catalán y de asegurarse el voto “popular” en el “Arco mediterráneo”, mediante la formación de una “amplia clase de potenciales beneficiarios” del Plan.

En Aragón, en un ejercicio absoluto de rigorismo españolista quieren dinamitar el primer intento serio de normalizar el uso del Aragonés y el Catalán en Aragón, oponiendo a los derechos constitucionales de los hablantes un argumento como el de que “la cooficialización de dos idiomas que no es sino un intento de utilizar la lengua como identidad, como factor de diferenciación nacional” y que “la identidad de Aragón no se basa en una lengua común” en fiel reflejo del integrismo cultural que rezuma de las mentes del PP. Aún así, ¿puede algún político de nuestra tierra pensar en consensuar una Ley de Lenguas? Pienso que lo realmente democrático es prescindir del consenso del PP y sus aliados, presentes o futuros, porque nunca permitirán que se apruebe.

15-12-2002.- Pero, ¡qué torpes son!

 Ha tenido que ser un barquito [El petrolero "Prestige"], eso sí,  perfectamente “globalizado”… ¡Qué cruel ironía para esos tan firmes defensores de la Globalización! Patrón de un país, armador de otro, bandera de otro… Ha tenido que ser ese barquito hundido el que tiñese los dorados brillos de este “centro reformista liberal” del gobierno de España del negro betún de la derechona oscurantista de siempre. Esa derecha prepotente y señoritinga, que no dejó de asistir a sus saraos cinegéticos [Algún ministro se pasó la crisis cazando] a pesar del drama humano que se avecinaba. ¡Que torpe se ha revelado en gobierno del PP ante la tragedia! Incapaz de tomar medidas previsoras ha intentado escurrir el bulto, negar lo evidente, coartar a la prensa, mentir a la opinión pública sobre la dimensión del desastre [Años después actuaría igualmente en el 11-M].

 [El Prestige fue un buque petrolero monocasco de Liberia, bandera de Bahamas y capitán de Grecia, que el 19 de noviembre de 2002 se hundió frente a las costas de Galicia (España), ocasionando un vertido de fuel-oil que provocó uno de los mayores desastres ecológicos de la historia del país. Gobernaba el Partido Popular con el loco Aznar a la cabeza]

 

, , , , , , ,

No hay Comentarios

La Farsa

“He asistido durante 16 años, o más, al despelleje mutuo y sin tregua que se han dado entre PP y PSOE (y casi me lo he creído). En menos de tres semanas he visto como se han puesto de acuerdo para despellejar al Pueblo español (y ahora me creo que van en serio)”

Comentarios a la noticia en un rotativo digital nacional

La reforma constitucional pactada por los dos principales partidos parlamentarios, Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español, tiene un fin primordial: dar confianza a los acreedores capitalistas del Estado español, garantizar la rentabilidad de sus títulos y mantener el prestigio crediticio del Estado de cara a las próximas emisiones de deuda. La reforma viene pues  “dada”, por no decir “impuesta” (porque sonaría muy duro para un Estado que se considera “soberano”), por unos agentes extranjeros que se conocen por el amorfo nombre de “mercados” y que no es otro que el capitalismo especulativo internacional, las entidades que lo representan y sus portavoces.

Si para ello era necesario saltarse la Soberanía Nacional, o más concretamente hipotecar por décadas las necesidades futuras de los ciudadanos, el PSOE que gobierna y el PP que posiblemente gobernará, lo han hecho y punto. En la práctica la medida consistirá en menos inversiones en infraestructuras, menos inversiones en servicios públicos y en políticas sociales, copago sanitario y una enseñanza pública a nivel residual para los próximos diez, veinte o treinta años, entre otros. Una parte importante de los recursos del Estado irán destinados además  al pago de la deuda. ¡Todos estaremos pues trabajando para los acreedores extranjeros!

El fondo y la forma de esta reforma, tan sumamente antidemocráticos, y la actuación del PP y del PSOE tan absolutamente desconsiderada hacia la ciudadanía sólo ha sido posible en la medida que la partitocracia como forma de gobierno se siente autónoma y desvinculada de la voluntad popular (los procesos electorales no estarían más que para confirmar lo que las encuestas “mandan” y predicen) y, porque a la gente se le ha ocultado los alcances de la reforma y la mucha repercusión que va a tener en su vida cotidiana. Hace tiempo que se gobierna de espaldas a la ciudadanía y esto lo demuestra. Disfrazado de mero procedimiento parlamentario, como si de un asunto de alta política del Estado sin apenas trascendencia en la vida diaria se tratase, los dos grandes partidos, PP y PSOE han puenteado la opinión del pueblo en un asunto que le va a afectar de pleno.

Este bipartidismo funcional que hay en España, nada democráticamente, ha plasmado con esta reforma las condiciones del relevo entre este gobierno y el siguiente y los límites económicos del ejercicio de la política del Estado español (lo que quiere decir también, de su soberanía). En este sentido toman la vía de la “recentralización” y la liquidación del Estado del Bienestar. Efectivamente, después de 16 años despellejándose, exactamente desde el inicio de la crispante “era Aznar”,  PP y PSOE han ultimado en menos de un mes una reforma constitucional; un evento bastante extraño, pues sólo ha pasado en dos ocasiones en 33 años. Lo que da de pensar en el peligro en que está  la democracia con el país en manos de una serie de individuos e individuas de tan bajísima credibilidad y que, sin ambages, proclaman, proponen y aprueban, sin el menor sonrojo, medidas con un fuerte componente autoritario, como en este caso.

Los más viejos dicen que, cuando los políticos se ponen de acuerdo, el pueblo puede ponerse a temblar, a esperar lo peor y a darse por fastidiado. Con el 20-N electoral en la agenda y en medio de la riña de gatos que es la política española, PP y PSOE se han marcado una tregua. Y, efectivamente, como han vaticinado los viejos, han aprovechado el respiro para hacerle una faena a la ciudadanía. Atendiendo sumisamente a las exigencias internacionales, lo que denota cobardía, falta de independencia y flacidez moral (todos estos españoles patriotas de boquilla siempre hacen igual, si hace falta venden el país al mejor postor), han reformado el único texto legal refrendado en su totalidad por la ciudadanía del Estado español. Bien es cierto que en el momento que se hizo la Constitución, 1978, el pueblo hubiera votado cualquier cosa que le hubieran puesto por delante (ya lo hizo aceptando la Monarquía), pero tiene una cualidad que no tiene otra ley, un refrendo, la aceptación expresa del pueblo al que va destinado.

Ahora van y se cargan este fundamento del derecho constitucional. Con un trámite legal no mucho más cualificado que el de una Ley normal, pensando que es suficiente legitimidad la suma de sus respectivos diputados, modifican a la baja el sistema de derechos sociales de los españoles (Derechos y presupuesto van íntimamente ligados: menos dinero, más dificultad para ejercerlos) sin pedir permiso a los que va a hacer precisamente ese sacrificio… Y mira que  tenían fácil, aprovechando las elecciones el 20-N, poner una urna más y hacer paralelamente a las elecciones un referéndum.

Al final la intención se sabe. Ni PP ni PSOE quisieran pasar por el más que probable órdago de perder este referéndum y luego tener que dar explicaciones a la Merkel (no se fían del pueblo, ni el pueblo de ellos dicho sea de paso, aunque aquí la política es clientelar y nunca faltan adeptos). Un referéndum perdido deslegitimaría toda la política del futuro gobierno y 4 años con esa carga es muy fuerte. Por eso han adoptado una solución muy castiza, “mejor no preguntamos” y “aplicamos el ordeno y mando”. Así lo han pensado. Por otra parte, PP y PSOE tampoco hubieran estado dispuestos a pedir el “sí”, al mismo tiempo que el voto. No quieren “interferencias”. Los respectivos jefes de campaña ya han planteado las elecciones apelando a los respectivos demonios respecto al oponente y un  punto de coincidencia le quitaría visceralidad a la campaña. No les conviene bajar la tensión.

En resumidas cuentas: Una farsa en torno a una cruda lucha por el poder y mucho muchísimo autoritarismo.

, , ,

1 Comentario

Enta una Olibera Aragonesa?

En a mayoría de as Lechislaturas, Aragón ha teniu un diputau en o Congreso d’España diferén de os partius de a II Restaurazión Borbonica, cutio por a zircunscrizión de Zaragoza, do s’en trigan siete y por ixo, con no más que un 12% de os botos se puede ficar un diputau. Dende 1977, PSA, PAR, IU u CHA en han teniu un representán proprio, en o Grupo Misto u integrau en unatro.
Tener un diputau independién de PP y PSOE ye una fita importán ta o desembolique de a nuestra identidá como Pueblo: Aragón no ye una comunidá artificial, como as castellanas, Aragón ye un país con a suya propria identidá. Puestar que isto mos parixca un paset chicorrón enta la soberanía, pero mesmo lo camín más largo se prenzipia con un primer paso.
Fa pocos diyas, una colla de militans de CHA, alticamaus por a situación de o suyo partiu, ha feito publica una propuesta ta un referéndum dentro de CHA, ta lo que son replegando siñaduras: Quieren enzetar una coalizión ampla cara ta las eslezions chenerals, que pueda integrar-ie mesmo a IU u Equo (y atros), ye una ideya que ya surtió fa años en CHA y que enreliga con aquel Olivo Italiano que surtió zaga la disoluzión de o PCI y que remató en o PD autual. Asinas güe le dizen Olibera Aragonesa, encara que os debaditos militans de CHA zeñan como referén más a o BNG que a o PD.
Estau Aragonés no se cansará de gritar ta la chunta de toz os sobiranistas aragoneses en una plataforma común, pero ixo no sinifica que disprezie una futurible plataforma encara más ampla. Aluframos con ficazio lo proceso enzetau por ista colla de militans de CHA y charraremos de l’afer en a nuestra benién asamblea de o diya 25 de setiembre, si mos plega una propuesta concreta, la estudiaremos.
Ixo sí, si la propuesta no ye ubierta de raso y no se guaranzia la presencia de o previsible diputau en asambleyas de simpatizans do se i esplique lo treballo en Madrid y s’ascuite a la chen, pueden escusar-sen de i combidar-mos. No seremos nusatros qui refirmemos un apaño entre mainates.

, , , , ,

No hay Comentarios