Archivo Octubre, 2013

Del 11 de septiembre al 12 de octubre.

Los 31 días que van de la festividad de la derrota catalana a la festividad del “delirante” descubrimiento de América por la Marca España han sido realmente prolíficos en eventos que denotan lo lejos está la derecha españolista del PP, actualmente en el gobierno, no ya de la realidad sino de la racionalidad. El intento de combatir la presión de los acontecimientos con  ideología (un combinado ideológico nefasto e indigerible, entre conservadurismo a lo tea party, pero en plan cateto, franquismo crepuscular, catolicismo preconciliar y los desnudos intereses oligárquicos de siempre) denotan lo mal que se puede gobernar un país en base al inmovilismo y el dogmatismo y la profunda crisis en que lo está metiendo esa política.

Rajoy se ha paseado por medio mundo buscando inversores y soltando tal sarta de mentiras sobre la economía y la situación en España. En Japón, que no son tontos, se estaban preguntando les habían mandado realmente al Presidente de Gobierno español o a un clown sin maldita la gracia. Y así le ha ido. Y es que en eso de las mentiras ya no hay quien le gane ni a él ni a su llamado “equipo de gobierno”. En dos años escasos de gobierno ya han dicho más que Aznar y Zapatero juntos en los 16 años anteriores. Dicen que subirán las pensiones cuando las están bajando, que no habrá copago cuando lo hay, que dan más becas cuando no dan…  Todo lo llevan así en el descaro de reírse en la propia cara de la ciudadanía y a base de insuflar mentiras en los medios de comunicación para tapar el desfalco que están haciendo a la sociedad. Incapaz de convencer a los de dentro se va a convencer a los fuera, dónde este mentiroso compulsivo con temperamento de hidalgo español, solo conocedor de lo suyo, ha hecho el ridículo más espantoso.

Van por el mundo sin la mínima preparación. Como se suele decir “de sobraos”. ¡Soy español, me admiran! No se puede salir de España pensando que te van a entender con tu castellano (única opción idiomática en aquellas escuelas tardo-franquistas donde estudiaron y les hicieron creer que era realmente una lengua universal), cuando todo lo que es importante en el Mundo no emplea el castellano para nada. No se puede salir pensando que los profesionales de la prensa extranjera te van a tapar la parte de la entrevista que no te gusta como cualquier medio afecto en España. Toda esa arrogancia paleta se les viene encima cuando salen al exterior. Demostrado ha quedado con la presentación de la candidatura olímpica de Madrid y el viaje de Rajoy por el Mundo.

Para el PP, la educación es el caballo de batalla de su programa ideológico: en su modelo no debe faltar castellano ni religión en una escuela clasista, segregadora y adoctrinadora. Pero ya le han dicho a Wert que la LOMCE durará lo que dure la mayoría parlamentaria del PP en el Congreso de los Diputados. Les importa un pito, ellos adelante, como el buey que va al degolladero. Anteponer la ideológica de partido sobre cualquier otra consideración, en el ámbito educativo, ha llegado a una situación delirante en Baleares donde para acabar con la inmersión lingüística en catalán el gobierno balear, en manos del PP, ha impuesto el decreto de trilingüismo. Tres idiomas para aturdir a los docentes y minorizar la influencia del catalán en las escuelas. Aquí una muestra clarificadora de que siempre es el españolismo, y no los que reclaman reconocimiento a su lengua autóctona, el que hace ingeniería social en la escuela.

No han faltado actos de exaltación del Franquismo por la geografía del poder pepero. El Franquismo es un fuego mal apagado, se vuelve a avivar. Siempre ha formado parte de la genética de la derecha española. ¿Cómo puede alguien condenar sus genes? ¡Ni mucho menos! Hay que demostrar la casta y salir a la calle, usando si son necesarios los colegios para vender parafernalia fascista. La ONU ya le ha dado un toque al Gobierno español con su nula predisposición a cumplir con la Ley de la Memoria Histórica y averiguar el destino de los 114 mil desaparecidos forzosos de España, segundo país del mundo después de Camboya. Vamos, una situación de absoluta vergüenza internacional y más a estas alturas, a los 38 años de la muerte del dictador y tras una “modélica transición democrática”. ¡Buena consideración para la ya muy cochambrosa  Marca España!

A Sánchez-Camacho la conspicua dirigente del PP catalán, le han picado la cresta en su propio partido y es que el gallinero españolista se las trae. Parece que le ha picado el “bichito” del catalanismo y ha tenido el atrevimiento de proponer un trato fiscal diferenciado para Cataluña. ¡La que ha montado! Desde la baronía aragonesa del PP, nada sospechosos que les haya picado nunca el “bichito” del aragonesismo ni que hayan pedido jamás un “trato diferente” para Aragón, han dicho que están “profundamente en desacuerdo” y que “el concepto que debe primar en el nuevo sistema es el que recoge la Constitución, la solidaridad”. ¡Olé su casta! Más papistas que el Papa y más centralistas que la Puerta del Sol. Auténticos ejecutores de la voluntad del que manda en Madrid, venga a ocupar poder regional, que no se hagan políticas aragonesistas y que nada se desmadre en el “corregimiento de Aragón”

Y así en este desiderátum de despropósitos de la hispánica derecha llegamos al 12 de octubre fiesta de todo lo casposamente festejable en este país, el “Día nacional de las Españas solidarias”, el “Día de la Hispanidad” (o de como la sífilis y la espada, construyen un imperio colonial), amén de otros patronazgos ya sabidos. Este año además el nacionalismo español tendrá que demostrar fortaleza y vigor ante el catalán y tendrá que hacerle la réplica en su propia casa; y es que es muy propio del españolismo plantar bandera allá donde no siendo muy fuerte tampoco se le aprecia mucho. En Aragón, la colonización de la fiesta del Pilar por el españolismo resulta abrumadora. No es distinta a la que sufren otros símbolos y otros aspectos de la vida aragonesa y cabe esperar que vaya a más en los tiempos venideros, cuando Aragón se convierta en refugio de los que se sientan expulsados por el independentismo catalán. Afortunadamente queda algo nuestro en la parte profana de la fiesta, es el aragonesismo interno, el de origen, ese que nos hace resistentes, del que hemos hablado en otras partes de este blog y que le trae al pairo las conmemoraciones delirantes del españolismo.

, , , , ,

1 Comentario