Archivo Febrero, 2015

Circular de Estado Aragonés 12/02/2015

Circular del Secretario General de Estado Aragonés.

Zaragoza, 12 de febrero de 2015.


Queridos compañeros y compañeras, amigas y amigos:


Las elecciones municipales y autonómicas de Aragón se acercan y los acontecimientos se precipitan. La gente de Estado Aragonés observamos la evolución de los hechos y la cambiante situación de la izquierda nacionalista aragonesa:


Por un lado, CHA, la organización que otrora nos reuniese a todos, continua con su discurso moderado, anclado en el pasado, parece que no sea consciente de que el desarrollo de la autonomía dentro del Régimen del 78 ya ha concluido, que ya sólo queda intentar sobrepasarlo o integrarse.


Probablemente será injusto que un partido que no ha sufrido ni un caso de corrupción (que se sepa) en toda su existencia de 30 años sucumba ante los vientos de cambio, pero podría ser así: todos los datos que nos llegan apuntan a que en Zaragoza CHA oscila en torno al 5% (un concejal, o ninguno), un par de diputados en Cortes de Aragón como mucho tres, si va bien en Uesca. En todo caso quedará CHA relegada a la posición de fuerza política irrelevante. ¿Servirá eso para la radicalización de su discurso nacionalista o continuará languidenciendo hasta desaparecer?


Puyalón de Cuchas, socio de Bildu en Aragón, independentista y leninista, ha decidido entrar en Ganemos. Ganemos es la respuesta de IU a Podemos y, al menos en Zaragoza, ha conseguido ocupar su espacio, más o menos, integrando al parecer, al propio Podemos. Pero la forma de trabajar no nos gusta. Nosotros consideramos que la forma correcta es que las organizaciones o colectivos que pretenden actuar en común pactan un manifiesto-programa, luego le ponen un nombre a su plataforma o coalición y al final eligen a los representantes. Ganemos lo hace al revés: primero elige a los candidatos electorales, luego decide el nombre (pues Ganemos se sabe que no será la “marca electoral”) y después, suponemos que si queda tiempo, decidirá el programa político. Si esa es la “nueva política” se parece mucho a la vieja Ley del Embudo.


En Estado Aragonés sólo podemos decir que el sistema de elección de candidatos en primarias abiertas con voto ponderado que usa Ganemos Zaragoza nos gusta, pero eso no es suficiente para, de momento, decidir apoyarles. Ya veremos qué programa proponen, aunque de una cosa estamos seguros: no será soberanista.


Entre CHA y Puyalón estamos las que no nos sentimos identificadas con ninguna de las dos. Se podría decir que somos quienes pensamos que “o se pasan o no llegan”. En todo caso sabemos que los viejos tiempos donde todos estábamos referenciados en la CHA ya no volverán, el ensayo de “partido con pluralidad interna” que fue CHA fracasó por diversas circunstancias, pero también sabemos que en Aragón sólo hay espacio para una lista electoral de izquierda nacionalista. Se impone como objetivo final, la reunificación de los nacionalistas de izquierdas aragoneses, un largo camino que, en todo caso, siempre se empieza con un paso.  Y así nos encontramos ahora: ¿Qué debemos hacer ante estas elecciones para avanzar hacia esa unidad?


La Asamblea de Estado Aragonés de setiembre aprobó presentarnos a las elecciones municipales de Zaragoza, con el objetivo primordial de llamar la atención sobre la necesidad de unidad, pero ¿no hemos conseguido ya llamar la atención sobre este aspecto? ¿No sería mejor renunciar a la candidatura y votar a favor de los candidatos soberanistas en las primarias de Ganemos? ¿No sería mejor renunciar a la candidatura y pedir el voto para la CHA y evitar así la desaparición del aragonesismo progresista de las instituciones?


A finales de marzo tomaremos la decisión, pero antes queremos oír la opinión de nuestros compañeros, simpatizantes y amigos, sobre todo de quienes quieran dar el paso y comprometerse con Estado Aragonés.


Por eso os esperamos el 21 de febrero sábado a las 17:00 en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter, en el Barrio de San José de Zaragoza.


Aragón entabán!


Rafel Fleta

Secretario General

Estado Aragonés.

1 Comentario