Por un Tranvía de Zaragoza de gestión pública.


tranvia-de-zaragozaZaragoza, por sus dimensiones, es una ciudad adecuada para instalar el tranvía, pero hay que hacerlo en el contexto de una estrategia de movilidad, en concreto teniendo encuenta al taxi, la bici, el tren de cercanías y el bus.

En la construcción de la Línea 1 se cometieron varios errores:

Se trabajaba en pro de la “Zaragoza del millón de habitantes”, lo que era un objetivo absurdo por insostenible e irrealizable, así, en vez de afrontar la línea Delicias-Las Fuentes, o sea, que uniese barrios muy consolidados y poblados con el centro; se realizó la línea Valdespartera-Parque Goya, o sea, uniendo barrios nuevos, con el objetivo de hacer más atractivo irse a vivir a ellos, en pleno proceso de “inflado de la burbuja”.

El sistema de financiación ha resultado un fiasco, sobre todo porque se estimó que la deuda no contaría como déficit, y al final los tribunales han considerado que sí. La deuda, siendo importante y con dificultades inesperadas para su financiación, no es, con todo, el pasivo más importante del Ayto.

La Derecha centra sus ataques a la izquierda en el Tranvía, pero no olvidamos que si hubiese gobernado la derecha en Zaragoza, el problema que tendríamos sería mucho mayor: el megaproyecto de las siete líneas de metro o la urbanización de todo el espacio entre el Picarral y San Juan de Mozarrifar y el Barrio de San Gregorio nos hubiese hundido financieramente mucho más, por no hablar de la casualidad de que en las ciudades grandes gobernadas por el PP siempre aparecía Correa, el Bigotes y toda la cuadrilla corrupta de la Gürthel.

El convencimiento de que si la Derecha hubiese gobernado aún hubiese sido peor no debe dulcificar la crítica a los gobiernos de la izquierda. Si bien los gobiernos PSOE-CHA cayeron en la trampa de “la Zaragoza del Millón de habitantes”, el actual gobierno de ZeC ha asumido el reto de impulsar la Línea 2 sin un análisis crítico de estos problemas y ha lanzado una consulta de resultados y utilidad, por lo menos dudosos.

Zaragoza es una ciudad adecuada para el tranvía, la llamada Línea 2 debería haber sido la primera en iniciarse, pero antes de afrontar esa inversión, el Ayto. debería esforzarse por conseguir consenso social sobre movilidad y el modelo de ciudad que se quiere para Zaragoza, además de que, ante el importante riesgo de endeudamiento, es preciso un estudio de viabilidad, sobre todo antes las exigencias que plantean las compañías concesionarias. Consideramos más prudente esperar a que fuese posible que la inversión y la explotación de la Línea 2 sean totalmente públicas.

Ligallo de Zaragoza

Estado Aragonés

, , , ,

Los Comentarios están cerrados