Los Lazo Amarillos


Los lazos son símbolos de solidaridad pasiva, que pueden tener diversos colores según la causa, opinión o reclamación con la que se empatiza.

Actualmente, los lazos amarillos se han convertido en el símbolo reivindicativo, que utilizan las personas (no solo catalanas) para denunciar el empresonamiento injusto, de quienes defienden un ideal, totalmente legítimo.

En el caso catalán, el lazo amarillo no es una reivindicación de la independencia, sino  una protesta, contra la prisión cautelar de activistas sociales y cargos electos, por sus ideas políticas. Estos lazos también son usados, por personas que no son independentistas, y están, a favor de los derechos, de quienes están siendo tratados injustamente.

En un estado de derecho, ha de prevalecer la libertad de expresión, pudiendo exponer públicamente, los símbolos que representan ideas, pensamientos, hasta emociones.

Arrancar lazos amarillos, no es discrepar del independentismo, es aplaudir la violencia judicial institucional. Quien arranca lazos, dice, que quiere en la prisión a los afectados. Para ellos ya están juzgados y condenados.

Nadie pide que no se proteste en contra, lo que se exige, es que no se censure. La libertad de expresión sirve para que puedas explicar una idea, no para evitar que otro cuente la suya. Repito, el fundamento, reside en el derecho a decir aquello que uno quiera, aunque no sea del agrado del otro.

En cuanto a la suciedad en el mobiliario urbano, si alguien entiende, que las ordenanzas municipales son infringidas, tiene todo el derecho de denunciar la infracción delante de la administración municipal. Ahora bien, que no se tome la justicia por la mano, como si estuviésemos en el Far West.

En definitiva EA ante esta situación, manifiesta la legitimidad de cualquier iniciativa social y ciudadana, que reivindique la libertad de los presos políticos: activistas sociales y cargos electos. Creemos firmemente en el ejercicio de la libertad de opinión y expresión, tanto en el espacio público como privado, estando únicamente limitado el uso del público, a lo que digan las ordenanzas municipales para su utilización. Ha de prevalecer mostrar los símbolos de opinión propios, que no arrancar los ajenos. No caigamos en la trampa de la confrontación, que parece ser, es lo que buscan algunos políticos irresponsables y elementos de extrema derecha.

Andrés Castro

Presidente de Estado Aragonés y regidor del Ajuntament de Sant Boi del Llobregat

, , ,

Los Comentarios están cerrados