Elecciones Generales. Primeras conclusiones


Reparto pastel Elecciones 2011

Reparto pastel Elecciones 2011

Se ha cumplido el guión previsto: el PP arrasa y el PSOE se hunde. Pero esa primera impresión es preciso matizarla, tanto a nivel general como, sobre todo desde nuestra perspectiva, en Aragón.

En primer lugar, sube la abstención, los votos en blanco y los nulos. Entre los tres parámetros, a nivel general ha habido un 3 y pico por ciento menos de participación. Supera la cifra en dos millones más de abstencionistas.

La arrasada del PP (mejores resultados de su historia: tres diputados más que en 2000) se ha producido con tan solo medio millón más de votos en toda España. El descalabro del PSOE es incuestionable: pierde 4 millones de votos y obtiene menos diputados que nunca.

Por otro lado, se consolida UPyD como fuerza populista y nacionalista equiparable a las extremas derechas europeas; en la otra punta, las izquierdas de diverso pelaje proliferan por la “piel de toro”.

Mientras la moderación y ambigüedad de Mariano Rajoy igual que le da el control del llamado “centro político” le hace perder fuelle por su derecha. Por el contrario, al PSOE sus políticas neoliberales y antiobreras por un lado le movilizan el voto a su izquierda, tanto como una parte de sus votantes son vencidos por el hastío y se quedan en casa.

Estas tendencias generales deben ser matizadas en Aragón.

En primer lugar, aquí la abstención + voto nulo +  voto blanco es superior porcentualmente que a nivel general: La participación cae 5 puntos y pico más.

Para que el PP obtenga una mayoría asimilable a la media, ha tenido que unirse en coalición con el PAR, obteniendo un 5% más de votos, que en números absolutos y debido al crecimiento de la abstención, tan solo ha precisado de una escuálida subida de 12.000 votos más en todo Aragón.

El PSOE aragonés pierde 130.000 votos. La tercera parte de su electorado. Unos cuantos se van a CHA-IU, incluso alguno puede que recale en PP-PAR, pero el grueso, sin duda, se han quedado en la abstención.

CHA-IU han logrado su objetivo, obtener el diputado y con más votos que la suma de ambos, pero eso ha significado tan solo 14.000 votos más (un resultado sin embargo, relativamente más importante que la escuálida subida PP-PAR).

Por otro lado, la extrema derecha españolista en Aragón está muy enfadada con el pacto del PP con el PAR. Poco menos que considera que el PP ha traicionado la unidad de la Patria por su pacto con los regionalistas, eso le da fuerzas y la sitúa en la banda de los partidos con representación en las instituciones aragonesas.

Conclusión.

La moderación y ambigüedad de Rajoy le ha dado el control del centro; el discurso racionalista de Rubalcaba no ha significado una recuperación de voto, pero tampoco ha significado un vuelco tan espectacular del voto PSOE hacia otras fuerzas, ni por la izquierda ni por la derecha. Las izquierdas han levantado la cabeza en formato de izquierda federativa, periférica y plural, las burguesías catalana y vasca siguen ahí; y la extrema derecha española aprovecha el espacio que el PP le deja y se homologa con la europea, lo que no deja de ser esto último una buena noticia.

En Aragón el nacionalismo ha desaparecido y las fuerzas que un día reivindicaron su representación, CHA y PAR, se han convertido en fuerzas auxiliares tanto del PP como de IU. Sin duda, ello tiene sus aspectos positivos, pues partidos hasta hace poco fuertemente antiaragoneses, hoy deben cambiar sus discursos y sus políticas. Sin embargo, la extrema derecha aparece como una fuerza a tener en cuenta.

Los nacionalistas aragoneses debemos reflexionar, pues aunque es buena la “aragonesización” de las sucursales de PP e IU, ello no será más que un espejismo si no nos reagrupamos y optamos independientemnente de otras fuerzas, a las Cortes de Aragón a demandar la devolución de nuestra soberanía.

, , , , ,

  1. #1 por aragones el 3/Dic/2011

    Caldría puntualizar o tema UPyD. Ta yo ye un partiu españolista pero no pas d’extrema dreita. Más que más por o suyo discurso buenrollista pro-inmigrantz.

    Un partiu ultra no se calle debant d’o tema d’a inmigración como lo fa UPyD.

    L’estau español ye un puesto distinto.

    O discurso ultra anti-inmigración lo fa PxC d’Anglada que o suyo discurso antinacionalista periferico (luitan por o cado electoral d’UDC de l’aragonés Duran LLeida) no destaca, y o que tiene un discurso antinacionalista pero pro-inmigrantz ye UPyD.

    Un partiu ultra español sería anti-imigración y antinacionalismo periferico. Ni UpyD ni PxC cumplen ixes requisitos, de feito ye más aman de cumplir-los , encara que cripticament, o PP que no altros.

  1. No hay trackbacks

Los Comentarios están cerrados