Informe del Consello Nazional de Estau Aragonés


Informe del Consello Nazional de Estau Aragonés a la Asambleya Cheneral de diciembre de 2013.

Septiembre de 2011 – septiembre de 2013.

La Asambleya Cheneral de EA en 2011 significó la salida de una crisis que estuvo a punto de acabar con el partido: en ese momento un grupo de aragoneses decidimos mantenernos unidos bajo las siglas históricas del partido fundado en 1934 por Gaspar Torrente y trabajar a largo plazo para la reunificación de todos los nacionalistas de izquierdas aragoneses bajo una misma coalición o plataforma política, de la que somos conscientes que la idea que Estado Aragonés representa tan sólo es una parte.

Así mismo también acordamos en esa Asambleya Cheneral que este proceso de unificación del nacionalismo de izquierdas, estratégico y de largo recorrido, no debe entorpecer la colaboración electoral de IU y CHA de cara a las Elecciones Generales de ese año, por mucho que pudiera tener carácter coyuntural y pudiese no desembocar en un movimiento constituyente que derroque al Régimen Monárquico Español.

Coherentemente, acordamos responder positivamente a la llamada de TA para presentar candidaturas a las Elecciones Generales, siempre que éstas sean tan sólo al Senado, para no interferir la posibilidades de obtener un diputado al Congreso en Zaragoza por parte de La Izquierda de Aragón, la coalición CHA-IU para las Elecciones Generales. Así se intentó, pero a pesar de los esfuerzos no conseguimos reunir las firmas necesarias para avalar una candidatura, nuevo requisito para presentarse a las Elecciones Generales de la nueva Ley Electoral. Sin embargo, ello significó una potenciación de la relación con TA, con quien celebramos conjuntamente el 20 de diciembre de 2011 de manera satisfactoria.

En febrero de 2012, TA contactó con el Partido Carlista de Aragón, lo que significó el comienzo de conversaciones entre los tres grupos encaminadas a construir una coalición de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Durante varios meses nos reunimos y acordamos unas bases programáticas y organizativas, que fueron aprobadas por todos los partidos en una reunión conjunta el 29 de junio, naciendo así el Bloque Aragonés – Religada Nazionalista (BA-RN). La vida de la coalición fue lánguida y corta, pues aunque celebramos conjuntamente el 20 de diciembre de 2012, en el momento en que se planteó la participación en la “Convención Aragón 3D” su vida orgánica se paró y tras la participación de EA y TA en la citada convención, el Partido Carlista, junto con algunos militantes de TA, decidieron romper la coalición y crear una nueva plataforma: el Bloque Aragonés. La ruptura se consumó en un correo enviado por el portavoz de los carlistas aragoneses en el que se nos indicaba que “nunca volverían a participar en una coalición con IU”, que era una de las hipótesis que se barajaban en la citada Convención.

Sin duda las escasas de energías de todos y la falta de unas perspectivas conjuntas claras influyeron en esta ruptura, y así las diferentes culturas políticas pesaron más que las buenas intenciones. Como consecuencia, se puede decir que el sector más foralista de TA decidió seguir del lado de los carlistas, mientras que el sector más independentista se quedó con las siglas y decidió seguir del lado de EA. Como consecuencia, TA quedó muy debilitada y sus militantes muy desmoralizados, ante la posibilidad de una disolución y su consecuente “marcha a casa”, el Consello Nazional de Estau Aragonés decidió ofrecerles ingresar en nuestro partido, pues observamos una evolución ideológica que los ha acercado más que suficientemente a nuestras posiciones y su honestidad política está fuera de toda duda.

La Convención Aragón 3D no significó la toma de ninguna resolución concreta, simplemente se expusieron las ideas de los participantes, miembros de grupos políticos, organizaciones sociales y sindicales y movimientos de defensa del Estado del Bienestar. La idea dominante era que la presentación de candidaturas unitarias de izquierdas se hacía cada vez más necesaria pero que desde esas candidaturas no se debía interferir en el trabajo de los movimientos y organizaciones sociales, para evitar la tentación de convertirlos en “zombies” del partido o partidos o coalición. Las gentes participantes de EA y TA tuvimos escasa intervención pero hicimos hincapié en la necesidad de construir las coaliciones posibles sobre la base de las elecciones municipales, pues si no nos poníamos de acuerdo ni en el programa municipal de nuestro pueblo, malamén podríamos ponernos en el las elecciones europeas o autonómicas. No vemos, en el Consello Nazional de EA, que nuestra participación en la citada Convención sea razón suficiente para romper BA-RN, sin embargo la ruptura, aunque traumática, se puede decir que ha sido amistosa, con lo que no se descartan futuras confluencias con Bloque Aragonés – Partido Carlista.

Es notorio que el proceso iniciado por la Convención Aragón 3D es honesto y trata de iniciar un proceso Constituyente desde la base, pero somos conscientes de que ello es tremendamente dificultoso y que no es probable que el movimiento que trata de impulsar esté maduro para 2015, con lo que Estado Aragonés sigue trabajando en la línea de reunificación estratégica del nacionalismo de izquierdas aragonés y por tanto la presentación de candidaturas en las elecciones municipales y autonómicas de ese año, como Estado Aragonés o en una coalición de izquierda nacionalista más amplia.

Consello Nazional d’Estau Aragonés

, , ,

  1. #1 por Jorge el 29/Sep/2013

    Pues en mi opinión sinceramente me alegro de la ruptura de la coalición y de la escisión de TA. Ello ayuda a definir con mayor claridad un perfil soberanista y secesionista sin caer en federalismos, foralismos, etc, que no hacen más que marear la perdiz. Para (con)federalistas ya está la CHA, para foralistas los carlistas, y para independentistas EA y Puyalón.

    No obstante creo que podría intentarse impulsar una estrategia similar a la que creo las CUP, es decir, partir del municipalismo, de candidaturas municipales alternativas, de izquierdas e independentistas, para una ulterior convergencia en un partido de ámbito nacional.

    En mi opinión tanto desde EA como desde Puyalón se este intentando construir la casa del independentismo de izquierdas aragonés por el tejado, porque siendo realistas pese a la vocación nacional de ambas organizaciones políticas el potencial que tienen, aun sumándolas, es insuficiente.

    Si el primer y único concejal independentista y de izquierdas lo tiene Artieda y es por Puyalón, debería planearse para el 2015 la proliferación de representantes electos con el mismo rasgo político aunque no sean de la misma formación política, en base a candidaturas locales.

    Eso sería impulsar el independentismo de izquierdas desde abajo y con una cercanía a la sociedad que los haría impermeables a toda crítica de los media españolistas.

    Así se gestaron las CUP, y pese a ser un proceso lento y laborioso creo que es el más fructífero para le independentismo aragonés, porque le pone cara y ojos y no sólo un sitio web, porque demuestra que se hace política y no sólo discursos, y porque socializa la causa de una forma directa y clara.

    No negaré que las CUP lo tenían más sencillo puesto que la concienciación catalana con su causa nacional es tropecientas veces mayor que la aragonesa, mientras aquí ni ha germinado la semilla por allá están a punto de recoger los frutos. En cierto modo ellos tenían el camino labrado para que los sectores de izquierda independentista no afines a ERC formaran una nueva iniciativa política, pero no obstante viendo el erial que supone la izquierda aragonesista, y como bien decís, la inutilidad de restar un puñado de votos a la coalición ‘La Izquierda de Aragón’ (CHA-IU) y quitarles representatividad en determinados comicios, creo que la vía municipalista es la más práctica y acertada.

    Sin más, un aragonés cualquiera.

  2. #2 por adminblog el 9/Nov/2013

    Estimado Jorge:
    En Estado Aragonés apreciamos tu amable post y lo tenemos en cuenta de cara al futuro.
    Nuestra estrategia, como grupo de ciudadanos comprometidos con la recuperación de la soberanía por parte de nuestro pueblo, siempre ha sido la de reunificación del nacionalismo aragonés de izquierdas, entendiendo que aquella “unión aragonesista” de los 80 y 90 ya no es posible: no sólo debemos dejar claro que, cómo mínimo, todos reconocemos que Aragón es sujeto de autodeterminación (por tanto, los autonomistas, mayoría hoy en CHA, no tendrían cabida), sino que se ha demostrado que la integración de todos los nacionalistas en una única estructura partidaria lleva a que el aparato burocrático-institucional se convierta en una dictadura para las posiciones que se le oponen (aunque no sean minoritarias), y los aparatos burocráticos sólo quieren mantenerse en el poder, en el caso de CHA, servir de muleta del PSOE para obtener las migajas de sus gobiernos.
    Desde el principio hemos observado con interés el desarrollo de las CUP, de hecho, algunos de nuestros militantes en Barcelona (emigrantes aragoneses) participan activamente en alguna de sus asambleas locales (significativamente la de Sant Boi de Llobregat).
    Ya ofrecimos a Puyalón de Cuchas (rogamos no se confunda con Puyalón, la corriente interna de CHA en la que participemos muchos militantes de Estado Aragonés, antes de fundar este partido) participar en una coalición en las pasadas elecciones municipales de 2011, recibiendo la callada por respuesta. Si quieres saber la razón, será mejor que hables con ellos, no queremos generar polémica con este asunto.
    Nosotros seguimos abiertos al diálogo, la pelota está en su tejado.
    Entorno al próximo 20 de diciembre Estado Aragonés realizará algunos actos, entre ellos una Asambleya Cheneral, si quieres participar de alguna manera, o recibir información puntual, ponte en contacto con nosotros, que estamos seguros sabes como hacerlo.

  1. No hay trackbacks

Los Comentarios están cerrados