Archivo etiqueta 151

El “federalismo” del PSOE. Que todo cambie para que todo siga igual.

El PSOE ha comenzado una campaña federalista. Como respuesta a la marea independentista catalana, el PSOE ha sacado del cajón el viejo discurso federal y como consecuencia sus cuadros y dirigentes, muchos de ellos hasta hace poco fervientes seguidores del centralismo jacobino, se han lanzado a escribir artículos y hacer declaraciones públicas federalistas. Está bien.

Como es habitual en España, nada de esto tiene ningún eco en ningún parlamento, ni en el Congreso de los diputados ni en ninguna asamblea legislativa autonómica. Tampoco el PSOE da ejemplo en su estructura interna de una orientación más federal, y sin argumentos sólidos en los parlamentos, estas declaraciones hay que calificarlas, de momento, como pura propaganda.

En Aragón además podemos describir el caso de Mariano Berges, destacado dirigente histórico del PSOE, que ha pasado de defender un reforzamiento de las provincias a una solución federal en sendos artículos en El Periódico de Aragón en el intervalo tan sólo de unas semanas. Las consignas de Madrid se siguen a rajatabla, para bien o para mal, aunque signifiquen cambiar de posición públicamente en pocos días. La verdad, estas cosas restan credibilidad al discurso.

Por supuesto, estos conversos al federalismo, no nos aclaran en sus artículos de qué federalismo hablan, qué reformas constitucionales habría que plantearse en el debate ni qué posición ocuparía Aragón en el proceso de cambio de Régimen político. Para intuir algo en ese sentido hay que leer y escuchar a líderes españoles del PSOE y a periodistas y tertulianos afines. Y aun con todo no es fácil leer entre líneas, pero a veces dan claves de por dónde pueden ir los tiros.

En general, parece que apuestan por un “federalismo asimétrico”, como ya hicieron en 1978, cuando dividieron las Comunidades Autónomas en las del artículo 151 de la Constitución (las listas) y las del artículo 143 (las tontas, entre ellas Aragón, claro), y desde luego pilotado de arriba abajo, sobre la base de un renovado “consenso” entre las ejecutivas de Madrid de PSOE y PP, con la anuencia de PNV y CiU, como siempre. La única propuesta concreta que hay sobre la mesa es la extensión del Pacto Fiscal Vasco a Cataluña.

Recordar aquí que hay otro tipo de cultura federal en España, o la hubo: la representada por Pi i Margall, Presidente de la República Federal Española en 1875 y fundador del Partido Demócrata Republicano Federal, cuyo socio aragonés, el Partido Republicano Federal de Aragón resultó ser la fuerza política más votada en las elecciones municipales de 1868, las primeras en las que hubo sufragio universal masculino.

Igual que el PSOE vino a sustituir al PDRF como fuerza mayoritaria de la izquierda, el federalismo desde abajo (con el que se redactó el Proyecto de Constitución Federal para el Estado Aragonés, inspirado en la del Cantón de Ginebra) fue sustituido por el federalismo desde arriba que llamamos “autonomismo”.

Entre tanta propaganda, pues, no se vislumbra ninguna novedad sustancial, salvo la extensión del Pacto Fiscal a Cataluña,  y el proceso previsto parece calcado del de 1978, cuando quedamos relegados al furgón de cola de la autonomía. Y no debemos olvidar que ello coincidió con el desmantelamiento del PSA, frustrando así el nacimiento de una fuerza nacionalista aragonesa de izquierdas y propiciando la hegemonía del PSOE en la izquierda aragonesa durante años.

Podemos vislumbrar el futuro que nos tiene preparado el PSOE: una España pseudofederal, donde Cataluña y País Vasco, controladas por sus respectivas burguesías nacionalistas, tengan fuerte poder político y económico y el resto de comunidades o regiones queden reducidas a provincias con una cierta descentralización pero sin capacidad de maniobra política.

Para conseguir que Aragón no quede relegado de nuevo al furgón de cola, lo primero que debemos hacer los nacionalistas es unirnos en pro de la recuperación de nuestra soberanía. Lo demás ha de quedar en segundo plano, olvidarnos tanto de viejas querellas como de discursos maximalistas, si no queremos que el nacionalismo aragonés desaparezca del mapa político justo cuando Aragón más necesidad tiene de él, y que como consecuencia que nos vuelvan a torear como Pueblo.

Rafel F.

Secretario d’Organizazión d’Estau Aragonés.

, , , , ,

2 Comentarios