Archivo etiqueta agroecología

POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO Y EL MEDIO AMBIENTE

Cinco puntos para sentar las bases de una política ecologista desde el Gobierno de Aragón

 

1.-Espacios Naturales: Ampliación de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Aragón con la ampliación y reclasificación de algunos de los espacios actualmente protegidos y la incorporación de otros nuevos, para conseguir una mejor gestión y financiación de los mismos y garantizar adecuadamente su conservación:

 •Ampliación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido hasta el río Ara por el Sur y hacia el Alto Galligo por el Oeste para abarcar el territorio de la actual Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala.

 •Creación del Parque Natural del Anayet entre los valles de Canfrán y

Tena: Macizo de l’Anayet, Rincón de Balsera, Canal Roya y Canal d’Izas.

 •Creación del Parque Natural del Montsec d’Aragó.

 •Creación del Paisaje Protegido de la Galliguera y los Mallos de Riglos.

 •Creación del Parque Nacional de los Monegros.

 •Creación del Parque Natural de los Sotos y Galachos del Ebro incluyendo todos los espacios naturales de la ribera del Ebro desde Novillas hasta el embalse de Mequinenza.

 •Creación del Parque Natural estepario de la Plana de Zaragoza.

 •Creación del Parque Natural de los Ports de Beseit.

 •Creación del Parque Natural del Maestrazgo y la Sierra de Gúdar.

 •Creación del Parque Natural de la Javalambre.

 •Creación del Parque Natural de la Sierra de Albarracín y los Montes Universales.

 

2.-Agua y Política Hidráulica: El agua, además de un recurso natural valioso y delicado, es un bien público que debe de ser cuidado y muy bien gestionado.

•Reivindicamos el derecho humano al agua y nos oponemos a su privatización, defendiendo la obligatoriedad de la gestión pública de su aprovechamiento, incluidos el abastecimiento y el saneamiento urbano.

•La cuenca hidrográfica debe de ser la unidad de planificación y gestión del recurso hídrico. Nos oponemos a cualquier trasvase fuera de las mismas.

•Rechazamos el Pacto del Agua de Aragón por ser obsoleto y estar pensado únicamente para acumular la mayor cantidad posible de Hm3 de agua mediante grandes obras hidráulicas, sin tener en cuenta su impacto ambiental y social, ni su viabilidad económica y ecológica.

Los intereses agrícolas e hidroeléctricos que actualmente dominan en la planificación hidrológica deben de dar paso a una visión más amplia en la gestión del agua, primando en la misma los parámetros medioambientales como la única garantía que tenemos para conservar y utilizar adecuadamente un recurso que previsiblemente, por el cambio climático, la sobrexplotación y contaminación de los acuíferos, va a ser cada vez más escaso.

•Por su impacto ambiental y social nos oponemos al recrecimiento del embalse de Yesa y a la construcción del embalse de Biscarrués, para los cuales se han planteado alternativas desde diversos colectivos.

•También por su impacto ambiental y dudosa viabilidad rechazamos el pantano de Mularroya.

•Finalmente también rechazamos el recrecimiento del embalse de las Torcas y el injustificado trasvase de agua de la Uerba para abastecer a varias poblaciones (Aguilón, Fuendetodos, La Puebla de Albortón y

Valmadrid) que con su población actual no tiene necesidad del mismo y tras el cual se escondería un gran proyecto de especulación urbanística.

 

3.-Energía: La producción y distribución energética es uno de los pilares fundamentales sobre los que se sostiene el desarrollo y bienestar de nuestra sociedad, pero es también uno de los sectores que mayor impacto ambiental provoca y que más contribuye al actual cambio climático.

•Debemos de rechazar la energía nuclear: por su alto coste (es una tecnología cara que exige un constante control e importantes medidas de seguridad); por que utiliza un combustible escaso en la naturaleza (cuyas reservas al ritmo de consumo actual acabarán agotándose en unas pocas décadas) y cuya obtención genera un gran impacto ambiental; porque genera residuos radioactivos, algunos de ellos muy peligrosos, que deben de ser custodiados por el Estado durante cientos de miles de años; y porque no es segura. El cierre de las centrales nucleares debe de ser un objetivo a muy corto plazo.

•También debemos de ser críticos con las centrales termoeléctricas que consumen combustibles fósiles, ya que son muy contaminantes y emiten gases efecto invernadero.

•Rechazamos que se pretenda vender la captura y  almacenamiento de dióxido de carbono en formaciones geológicas profundas como un método para reducir el CO2. Hasta ahora esta técnica se ha revelado cara (demanda gran cantidad de combustible y agua) e insegura (no garantiza indefinidamente el almacenamiento de CO2). Sabemos además que contribuye a la acidificación de las aguas subterráneas y de los mares, y no reduce la contaminación del aire producida por las térmicas. Creemos por ello que el almacenamiento profundo de CO2 es una escusa para seguir construyendo nuevas centrales térmicas y nos oponemos a los proyectos de de este tipo que pueden surgir en Aragón.

•Igualmente nos oponemos al fracking (fractura hidráulica), el nuevo método pensado para la obtención de gas y petróleo, que consiste en la inyección en el subsuelo de agua con arena y diversos productos químicos (que las empresas que se encargan de la prospección mantiene en secreto), para favorecer la disolución de las rocas y la salida hacia el exterior del gas o petróleo que pueda haber. Recientemente en Aragón ha solicitado permisos para hacer prospecciones algunas empresas relacionadas con el fracking.

•Apostamos por las energías renovables, especialmente las solar y la eólica, como energías de futuro en Aragón. Y proponemos la creación de una empresa pública aragonesa para desarrollar la investigación y las inversiones en este sector y abrir así un camino hacia nuestra soberanía energética.

 

4.-Transporte: Debemos de apostar por un adecuado transporte colectivo que favorezca el movimiento de las personas y por el ferrocarril como medio óptimo para el transporte de mercancías. Las grandes infraestructuras de trasporte por carretera (autovías y autopistas) a menudo están sobredimensionadas, son caras, son costosas de mantener y detraen una gran cantidad de recursos públicos. Así mismo muchas de estas autopistas y autovías sería innecesarias si el gran volumen de trasporte de mercancías que por ellas tienen lugar se transfirieran al ferrocarril.

•Defendemos la mejora de la red autonómica de carreteras.

•Debemos de rechazar algunos proyectos de autovías innecesarias como la Teruel-Cuenca.

•Reivindicamos la creación de una red aragonesa de ferrocarril, mejorando los ejes existentes para que sean competitivos con la carretera.

 

5.-Agroecología: Aragón debe de orientar su política agraria de acuerdo a objetivos de calidad, sostenibilidad ambiental y seguridad alimentaria. Ello implica fomentar el cooperativismo, apostar por una agricultura y ganadería de calidad, potenciando la agricultura ecológica y, sobre todo, fomentar una industria agroalimentaria propia que permita generar plusvalías en el territorio, evitando la dependencia exterior.

•Rechazamos el uso de transgénicos en la alimentación, los cuales, además de tener un impacto sobre el medio ambiente y la salud, obligan a los agricultores a depender de las grandes multinacionales dueñas de las semillas, poniendo en peligro la agricultura familiar y sostenible. Aragón debe de unirse a los territorios Libres de Transgénicos.

 

Michelo V.

Estau Aragonés.

, , , , , ,

No hay Comentarios