Archivo etiqueta Ayuntamiento Zaragoza

La Asamblea de Zaragoza de Estado Aragonés (EA) acuerda presentarse a las Elecciones Municipales.

zgzReunida en Zaragoza la Asambleya del Ligallo de Zaragoza del partido Estado Aragonés ha decidido por unanimidad presentarse, con sus propias siglas, a las Elecciones Municipales de 2019, como ya hizo en 2015.

Para ello ha elegido como cabecera de lista a Miguel Ezquerra, trabajador de artes gráficas y militante vecinal del barrio de San José; Arancha Pérez, Auxiliar Clínica y militante vecinal del barrio de Casetas y a Chorche Chaverri, Secretario General de EA, obrero de automoción y activista del movimiento juvenil aragonesista.

Así mismo ha elegido a Juan Carlos Sánchez como Presidente de EA-Zaragoza, encargándole, junto a los susodichos candidatos, la coordinación del Programa Municipal, que plasme una alternativa autogestionaria y soberanista para Zaragoza.

Estado Aragonés viene apostando por la Compleganza entre todas las fuerzas aragonesistas y por tanto, su Ligallo de Zaragoza no cierra la puerta a participar en una candidatura más amplia, encargando a su Presidente la dirección de las conversaciones que al efecto pudiesen producirse.

Zaragoza, 18 de octubre de 2018

, ,

No hay Comentarios

Por un Tranvía de Zaragoza de gestión pública.

tranvia-de-zaragozaZaragoza, por sus dimensiones, es una ciudad adecuada para instalar el tranvía, pero hay que hacerlo en el contexto de una estrategia de movilidad, en concreto teniendo encuenta al taxi, la bici, el tren de cercanías y el bus.

En la construcción de la Línea 1 se cometieron varios errores:

Se trabajaba en pro de la “Zaragoza del millón de habitantes”, lo que era un objetivo absurdo por insostenible e irrealizable, así, en vez de afrontar la línea Delicias-Las Fuentes, o sea, que uniese barrios muy consolidados y poblados con el centro; se realizó la línea Valdespartera-Parque Goya, o sea, uniendo barrios nuevos, con el objetivo de hacer más atractivo irse a vivir a ellos, en pleno proceso de “inflado de la burbuja”.

El sistema de financiación ha resultado un fiasco, sobre todo porque se estimó que la deuda no contaría como déficit, y al final los tribunales han considerado que sí. La deuda, siendo importante y con dificultades inesperadas para su financiación, no es, con todo, el pasivo más importante del Ayto.

La Derecha centra sus ataques a la izquierda en el Tranvía, pero no olvidamos que si hubiese gobernado la derecha en Zaragoza, el problema que tendríamos sería mucho mayor: el megaproyecto de las siete líneas de metro o la urbanización de todo el espacio entre el Picarral y San Juan de Mozarrifar y el Barrio de San Gregorio nos hubiese hundido financieramente mucho más, por no hablar de la casualidad de que en las ciudades grandes gobernadas por el PP siempre aparecía Correa, el Bigotes y toda la cuadrilla corrupta de la Gürthel.

El convencimiento de que si la Derecha hubiese gobernado aún hubiese sido peor no debe dulcificar la crítica a los gobiernos de la izquierda. Si bien los gobiernos PSOE-CHA cayeron en la trampa de “la Zaragoza del Millón de habitantes”, el actual gobierno de ZeC ha asumido el reto de impulsar la Línea 2 sin un análisis crítico de estos problemas y ha lanzado una consulta de resultados y utilidad, por lo menos dudosos.

Zaragoza es una ciudad adecuada para el tranvía, la llamada Línea 2 debería haber sido la primera en iniciarse, pero antes de afrontar esa inversión, el Ayto. debería esforzarse por conseguir consenso social sobre movilidad y el modelo de ciudad que se quiere para Zaragoza, además de que, ante el importante riesgo de endeudamiento, es preciso un estudio de viabilidad, sobre todo antes las exigencias que plantean las compañías concesionarias. Consideramos más prudente esperar a que fuese posible que la inversión y la explotación de la Línea 2 sean totalmente públicas.

Ligallo de Zaragoza

Estado Aragonés

, , , ,

No hay Comentarios

Zaragoza languidece. Debate sobre el estado de la ciudad.

zecpilaristaEn junio de 2015, Santiesteve alcanzaba la alcaldía de Zaragoza con el voto afirmativo de su grupo, ZeC y el de PSOE y CHA. El voto de los tres era imprescindible para ello, pues de no obtener la mitad más uno de los votos favorables de los concejales, la alcaldía hubiese recaído en Suárez, el hoy olvidado líder local del PP.

El voto de ambos partidos lo fue a cambio de nada, ni participación en el equipo de gobierno municipal ni pacto de gobernabilidad, fue un “lo tomas o lo dejas, o alcalde de izquierdas con tu voto, o alcalde de derechas por culpa del que se abstenga”. El día del Pleno, a la puerta de la Casa Consistorial se agolparon, excitados, los militantes de ZeC que llenaron el Salón de Plenos, muchos de ellos se habían colado sin invitación, en lo que tuvo toda la pinta de un ejercicio de presión sobre el resto de concejales de izquierda (el PSOE es considerado de izquierdas cuando vota lo que señala la vanguardia revolucionaria). ¿Quién podría haberse abstenido en esas circunstancias sin hacer recaer sobre sí la máxima responsabilidad de “frustrar el gobierno del cambio”?

En ZeC no sólo se dudaba de que Santiesteve fuese elegido alcalde, incluso se consideraba que lo mejor, estratégicamente para su proyecto, era que no lo fuese, el propio Santiesteve había intervenido en su Asamblea para decir que “el peor escenario posible sería asumir la alcaldía”, pero ni CHA ni PSOE tenían fuerza moral para enfrentarse a ello: ¿cómo explicaría CHA una abstención en la investidura de Santiesteve, si en 2011 habían votado a favor de Belloch? ¿Y el PSOE lo propio cuando en su día habían recibido el apoyo de IU?

Así el PSOE hubiese quedado retratado como el “proyecto social-liberal” que siempre le ha recriminado la izquierda; y CHA, presa de su política de alianzas anterior, hubiese quedado como última defensora de la caduca política de Belloch. O votaban a Santiesteve, o se hubiesen visto a sí mismos como “parte de lo viejo que debe desaparecer”.

El subsiguiente reparto de responsabilidades, entre los concejales del Gobierno, nos mostró que la diversidad ideológica de ZeC se traduce en falta de coherencia en sus políticas. Todo el mundo coincide en que los concejales del equipo de gobierno “van a su bola”, Santiesteve no ejerce un liderazgo fuerte, como el de Carmena o Colau en Madrid o Barcelona y permite que cada concejal ejerza sus funciones “a su marcha”, sin tratar de imponer siquiera unas directrices generales, lo que seguramente aflojará tensiones internas, pero despista a la ciudadanía en general, y a los simpatizantes de ZeC en particular.

Intentado buscar un patrón en la conducta de los concejales del Gobierno podría decirse que, desde el principio, los concejales de ZeC han afrontado sus responsabilidades de dos maneras distintas y contradictorias: la realista o la idealista.

Desde un principio, Rivarés encarnó la primera, de manera que de su mano, ZeC pasó de defender la “auditoría ciudadana y el impago de la deuda ilegítima” a presumir de renegociar la deuda con los acreedores y pagar puntualmente. Hay que reconocer que el slogan de la “deuda ilegítima” no pasaba de eso: una frase “cortada y pegada” de la campaña de Syriza en Grecia y que si ya en ese momento se había demostrado poco realista para un Estado como Grecia, no iba a ser útil en un municipio como Zaragoza. A pesar de este fragrante incumplimiento de su Programa, si Rivarés racionaliza las finanzas de la Ciudad, habrá hecho un servicio a la misma y eso es más de lo que pueden decir algunos de sus antecesores.

En Cultura, Rivarés siguió el Programa “elaborado por los mejores profesionales de la Cultura de Zaragoza”, según declaró públicamente el Alcalde. Está bien impulsar la industria cultural, o turística, y hay que reconocer su eficacia, pero es un error identificarla con la Cultura, así con mayúsculas. Algunos aragonesistas que votaron a ZeC están frustrados porque el apoyo a la cultura aragonesa no pasa de gestos a la galería, más o menos acertados o chuscos, según el día, y no hay elaboración política en torno al concepto de cultura como elemento de cohesión comunitaria, más allá de las Fiestas del Pilar de toda la vida.

Luisa Broto fue nombrada Vicealcaldesa y Consejera de Derechos Sociales, y demuestra que realismo político en la gestión no tiene porqué identificarse con posibilismo. Sorprendió con el nombramiento de su Director de Área y mejoró sustancialmente la dinámica de gestión respecto de la corporación anterior, sin sectarismos; cometió algunos errores al principio, y tal vez no todos los objetivos vayan a poder cumplirse al 100%, pero hay que reconocer que su trabajo es exactamente lo que se espera del Área de Derechos Sociales de un Ayto. de izquierdas.

De entre los idealistas sobresale Cubero, Secretario General del PCE-PCA, con un discurso honesto e inquebrantable se enfrenta como prioridad al reto de las remunicipalizaciones, lo que le ha otorgado protagonismo en su lucha contra “el tripartito de la derecha” (recordemos que cuando el PSOE no vota lo que marca la vanguardia proletaria, es de derechas), pero no ha obtenido ningún resultado, lo que incide en el citado discurso de Santiesteve “el peor escenario, es asumir la alcaldía”. Muchos militantes comunistas empiezan a decir abiertamente que “para estar así, más valdría estar en la oposición”. En consonancia, algunas declaraciones extemporáneas de concejales de ZeC parecen provocaciones encaminadas a propiciar un pacto PP+PSOE que les saque del gobierno.

El resto de concejales, que en un principio comenzaron más cerca del idealismo, parece que van flexibilizando sus posiciones, alejándose del maximalismo de Cubero y acercándose al realismo de Rivarés y Broto.

Tal vez la colaboración con la DGA en materia de vivienda no solucione todos los problemas, pero ayuda más a la gente que no declaraciones de cara a la galería; tal vez no se pueda disolver la UAPO, pero sí aprovecharla como unidad “comodín” e ir rebajando su carácter represivo: la ciudad necesita una policía local que no despierte la desconfianza del ciudadano, y eso una tarea callada y larga …

La evolución hacia posiciones más realistas de los concejales de ZeC puede ser un hecho positivo, en la medida en que afronten los problemas desde posiciones progresistas y alcancen soluciones más cercanas a las necesidades de la clase trabajadora que no lo haría el PSOE, o por supuesto el PP, pero para ello precisa el voto favorable del PSOE y conseguir triunfos por un lado puede significar asumir renuncias por otro; renuncias que tal vez haya que asumir de todas formas, como el caso de Averly o el Outlet de Pikolin.

Por otro lado está la posibilidad de una moción de censura conjunta de PSOE y PP. En la medida en que esa parece ser la apuesta del PCE-PCA, el PSOE no la aceptará, considerará que si el proyecto de ZeC está agotado y dirigido por los comunistas, una moción de censura permitiría ocultar el fracaso del Gobierno tras el victimismo, y que por tanto resultaría mucho más útil para el PSOE dejar a ZeC cocerse a fuego lento en su crisis de inoperancia, sobre todo si Pérez Anadón considera la posibilidad de no volver a presentarse.

Lo realmente positivo para la ciudad y su clase trabajadora sería un gobierno de coalición ZeC+PSOE+CHA que se sustentase sobre el diálogo y el pacto programático; pero desde el principio ZeC se opuso a ello y ahora, por mucho que evolucione hacia posiciones más realistas no es probable que la Asamblea de ZeC acepte una remodelación del gobierno que sería vista como un “giro a la derecha” por sus sectores más radicales (no sólo, tal vez ni siquiera principalmente, del PCE-PCA).

Pero no hay que olvidar que a la derecha está el PP, que en el caso del Barrio Oliver, ha mostrado sus conexiones con el populismo de extrema derecha. Porque eso y no otra cosa es lo que subyace en el conflicto larvado del Barrio Oliver, que explotó no por casualidad tras la pérdida de su Junta de Distrito por el PP, con el consiguiente colapso de su red de complicidades compradas entre las familias más marginales del barrio. El gobierno municipal reaccionó con agilidad al conflicto hace ya más de un año, pero no está impulsando soluciones duraderas, el problema se puede enquistar y volver con más fuerza si Jorge Azcón no toma efectivamente las riendas de su partido y da instrucciones precisas a sus militantes en el barrio de que no todo vale para desestabilizar a un gobierno de izquierdas.

En definitiva, la Ciudad languidece con un gobierno débil, desunido y sin liderazgo que no se deja ayudar mientras aterriza, lentamente, en la realidad; entretanto, la oposición de derechas maniobra sin ningún escrúpulo para hacerse, a la menor ocasión, con la Alcaldía. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

R. Fleta

Estado Aragonés.

, , , ,

No hay Comentarios

Nota de Prensa sobre la reunión de Estau Aragonés del 22-N

NOTA DE PRENSA

Zaragoza, 23 de noviembre de 2014

EL GRUPO POLÍTICO “ESTADO ARAGONÉS” SE PLANTEA PRESENTARSE A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES MUNICIPALES DE ZARAGOZA.

En una asamblea realizada el pasado sábado 22 de noviembre de militantes y simpatizantes de Estado Aragonés en Zaragoza, se acordó comenzar los trabajos de cara a la próxima convocatoria electoral de mayo de 2015.

Los asistentes constataron que en los procesos unitarios de la izquierda zaragozana  cada vez se alejan más del programa histórico del nacionalismo aragonés, mientras que los partidos institucionales formalmente declarados nacionalistas realizan en la práctica timoratas políticas regionalistas.

Conscientes de las dificultades de comenzar un nuevo proyecto político a largo plazo, Estado Aragonés no cierra la puerta definitivamente a una futura confluencia si la tendencia antedicha se revierte, pero informa de que tiene la capacidad para presentar ya una candidatura municipal en la capital de Aragón, aunque sea como un acto testimonial, que llame la atención de los nacionalistas aragoneses frente a la ofensiva españolista recentralizadora.

Estado Aragonés, que ha venido trabajando en las bases programáticas municipales en los últimos meses, ha elegido como CANDIDATO A ALCALDE de Zaragoza a Miguel Ezquerra, vecino del barrio de San José e histórico militante del nacionalismo aragonés. Con él conformarán la cabecera de lista, Arancha Pérez, de Casetas; Jorge Chaverri, de Las Fuentes; Liena Palacios, de Las Delicias y Michelo Vicente, del Actur.

Rafel Fleta Girón.

Secretario General de Estado Aragonés

, , ,

No hay Comentarios

Por un Estado Laico. Compromiso ante las convocatorias electorales de 2015

Estado Aragonés suscribe el manifiesto “Por un Estado Laico. Compromiso electoral ante las elecciones municipales, autonómicas y generales 2015” elaborado por la organización Europa Laica e integra sus propuestas en su Programa Municipal.

DESDE EL AYTO. DE ZARAGOZA, SI HAY VOLUNTAD POLÍTICA, SE PUEDE HACER MUCHO POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN ESTADO ARAGONÉS LAICO.

El objetivo de estas medidas es establecer la separación entre los poderes públicos locales y las religiones, de forma que se establezca la legitimidad estrictamente secular de las instituciones políticas, sin que quepa ninguna confusión entre fines religiosos y civiles. Así como establecer la neutralidad o no confesionalidad del Estado (municipal) en dos sentidos:

A).- Compromiso de los poderes públicos locales para no inmiscuirse en los asuntos estrictamente religiosos, permitiendo la máxima libertad en ese sentido, sólo limitada por el respeto al orden público y las leyes.

B).-  Igualdad que impida cualquier tipo de discriminación por razón de ideología o religión o ausencia de ellas.

Medidas propuestas:

1- Suprimir todo tipo de simbología religiosa en los actos oficiales y en los espacios de titularidad pública que dependan del Ayuntamiento. El Ayuntamiento de Zaragoza no promoverá ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo.

2- Los actos públicos oficiales serán exclusivamente civiles y sin connotaciones religiosas. Ninguna autoridad pública o funcionario participará, en calidad de tal, en actos de naturaleza religiosa. Los miembros de la corporación local y el personal al servicio de la administración municipal no mostrarán, en el ejercicio de su cargo o de sus funciones, ningún gesto de sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas (tales como genuflexiones, besar anillos, etc.). Los reglamentos municipales de honores y protocolos y de sus entes públicos se adecuarán a la “no confesionalidad del Estado”, que ampara el 16.3 de la actual Constitución. No serán invitados a actos civiles o considerados autoridad pública los representantes eclesiásticos de cualquier confesión. Como consecuencia, la Corporación Municipal dejará de asistir, en su calidad y con honores de tal, a las procesiones del Corpus, de Viernes Santo y de la Ofrenda de Flores del Pilar, o cualquier otra.

3- Quedan suprimidas, y además con carácter retroactivo, todos los honores o votos  públicos a advocaciones, santos, imágenes o simbología representativa religiosa, como condecoraciones, nombramientos de alcaldes y alcaldesas perpetuas, etc. Tampoco el ayuntamiento y su corporación  se encomendarán a santoral, imágenes o rituales religiosos.

4- Todos los edificios e instalaciones dependientes de la administración local, así como sus organismos autónomos y demás entes estarán exentos de cualquier tipo de simbología religiosa, para cumplir con los principios de separación y neutralidad de la administración pública. A tal fin, se retirará cualquier símbolo religioso que pudiera haber en cualquiera de ellos y la alcaldía determinará su destino posterior, su registro y protección en dependencias municipales o su donación a entidades religiosas que pudieran tener interés en ellos. En concreto, se retirarán todos los crucifijos de las escuelas e institutos públicos.

5- No se donará, ni facilitará suelo público ni locales, ni se concederá financiación pública o exenciones fiscales municipales para la instalación de infraestructuras o realización de actividades a ninguna confesión o institución religiosa. Así mismo las confesiones religiosas vendrán obligadas a pagar todos los impuestos municipales, incluido el de Bienes Inmuebles (IBI), que se deriven de su actividad, ya sea de carácter religioso o mercantil.

La Tenencia de Alcaldía de Hacienda elaborará un censo público de las propiedades de la iglesia católica, de otras confesiones que están exentos de pagar el IBI, tanto de centros de culto, como de otras actividades mercantiles o sociales. También, en su caso, elaborará un censo de las propiedades rústicas y urbanas de las que se haya apropiado la iglesia católica, mediante el sistema de inmatriculación. También se elaborará un censo de otras entidades públicas o privadas que estén exentos del pago del IBI.

6- El Ayuntamiento facilitará que las ceremonias civiles (acogida, matrimonio y funerales) se puedan celebrar, sin obstáculos, dando a la ciudadanía todo tipo de facilidades para ello y poniendo la adecuada infraestructura.

7- En los cementerios públicos, especialmente el de Torrero, que serán civiles y en los tanatorios públicos o de gestión privada, se asegurará que todos los familiares de los difuntos, sin exclusión alguna por motivos de religión o de convicciones, puedan celebrar las ceremonias que les parezcan pertinentes. Ningún símbolo, icono o emblema de cualquier tipo, representativo de una religión o de una ideología particular, podrá presidir estos espacios públicos, a excepción de los que a los familiares del difunto les parezca oportuno utilizar en el transcurso de las ceremonias y los que deseen exhibir en la sepultura del fallecido. Las religiones minoritarias que estén organizadas en el municipio de Zaragoza tienen derecho a espacios de enterramiento específicos, que serán facilitados por el Ayto. A este efecto se realizarán las reformas pertinentes en el Tanatorio del Cementerio de Torrero.

8- Se incorporarán referencias y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial, centros públicos y a los callejeros municipales, así como fechas fijas y denominación neutra a las vacaciones escolares, fijadas a través de la Tenencia de Alcaldía de Educación y Cultura.

9- Se abrirá un debate sobre la declaración de las fiestas locales en referencia a acontecimientos que unan a todos los ciudadanos y ciudadanas y no los referentes a una parte de la ciudadanía que tienen determinadas creencias. Haciendo especial relevancia a acontecimientos o personas que han tenido que ver con la historia, la cultura o los valores cívicos de la sociedad local que el Ayuntamiento representa. Esto afecta a la revisión tanto del día del Pilar, como de San Valero como de la Cincomarzada.

10- El Ayuntamiento, en periodos electorales, sólo facilitará colegios o locales no confesionales y, por lo tanto, libres de simbología religiosa para el ejercicio democrático de votar.

11- El Ayuntamiento abrirá un “Registro Municipal de Testamentos Vitales”, con su propio Reglamento, para el registro voluntario de la libre voluntad con respecto a la fase final de la propia vida, y con los efectos jurídicos que las leyes establezcan, para colaborar con la administración sanitaria.

12- El Ayuntamiento promoverá la libertad de conciencia y de convicciones y velará para que ningún derecho de este ejercicio sea vulnerado. Para ello podrá disponer de una “Oficina de defensa de la libertad de conciencia”, en donde se puedan recibir y tramitar quejas y sugerencias de la ciudadanía. No obstante la ciudadanía, a título individual o colectivo, amparada en sus creencias religiosas, no podrá cuestionar normas comunes que lo son del conjunto de la ciudadanía, al menos en los espacios públicos. Así mismo el ayuntamiento promoverá campañas informativas sobre el significado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sobre la libertad de conciencia y sobre el principio constitucional: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”

13- Laicidad y Escuela pública: La Tenencia de Alcaldía de Educación y Cultura velará por la laicidad de las enseñanzas impartidas en los itinerarios oficiales, dentro de los centros educativos de titularidad pública y de los privados sostenidos con fondos públicos, con el fin de evitar cualquier interferencia en los objetivos educativos de convicciones particulares religiosas, filosóficas o ideológicas. Y ello supone la retirada de simbología religiosa y a la celebración o participación en actos religiosos.

14- Mociones. El Ayuntamiento, en aquéllas cuestiones que no sean de su competencia, promoverá mociones y resoluciones, con el fin de solicitar al Estado que tome las medidas legislativas conducentes al establecimiento del Estado laico y a eliminar todos los privilegios de los que goza la iglesia católica y otras confesiones religiosas y que figuran en este documento de medidas y propuestas. También, en el ámbito de sus competencias, elaborara un Reglamento de laicidad municipal.

, , , , , , , ,

No hay Comentarios

Programa Político de Estado Aragonés ante las elecciones municipales de Zaragoza de 2015.

Texto provisional, aprobado en Asamblea Extraordinaria en Zaragoza el 29 de junio de 2014.

¿Por qué a las elecciones municipales de Zaragoza?

La gente de Estado Aragonés decidimos hace ya tiempo apostar por nuestra participación prioritaria en las elecciones municipales de Zaragoza, en primer lugar, porque somos un grupo de militantes de base del nacionalismo de izquierda, en su mayoría de la capital de Aragón, que la conocemos y nos hemos implicado en proponer soluciones a sus problemas, tanto a nivel político como asociativo. Sabemos que, si alguno de nosotros fuese elegido concejal, contaría con el apoyo del resto para desarrollar su labor de manera más que digna y positiva para la ciudad.

Por otro lado, venimos constatando desde hace tiempo que otras fuerzas aragonesistas, por sus propuestas y su política de alianzas han abandonado un objetivo fundamental: la constitución de Aragón como Estado, con una constitución propia como ley fundamental y no dependiente de un Estatuto de Autonomía otorgado por las Cortes Españolas. Es preciso empezar a luchar por ello desde la base y eso significa comenzar desde las elecciones municipales.

No renunciamos a posibles coaliciones en el futuro, todo lo contrario: pensamos que la unidad de todos los soberanistas aragoneses es un objetivo prioritario, al menos a medio plazo, pero también esperamos la reacción al respecto del resto de las gentes aragonesistas, y así hoy hemos decidido dar un paso al frente y comprometernos políticamente para avisar de que el aragonesismo político se convierte en una expresión vacía si no se lucha por la recuperación de nuestra soberanía como pueblo.

El compromiso de Estado Aragonés.

1.- Escaños en blanco de las diputaciones provinciales.

Lo primero que hacen los concejales cuando son proclamados como tales por un partido que también ha conseguido entrar en la diputación provincial es reunirse para elegir a los diputados provinciales que les correspondan. Estado Aragonés se compromete a dejar los escaños provinciales en blanco, en caso de obtenerlos. Así mismo nos comprometemos a participar tan solo en futuras hipotéticas coaliciones electorales si, explícitamente, rechazan de plano participar en las diputaciones provinciales.

La necesidad de la regeneración democrática y el recorte de gasto innecesario en burocracia pública es un asunto serio. Las diputaciones provinciales aragonesas son superfluas y anacrónicas. Es preciso articular un discurso de rechazo y una actuación de boicot a las mismas, pasó el tiempo de su “vaciado de competencias desde dentro”. Hay que derribarlas desde afuera.

Cualquier fuerza política aragonesa sabe que esto es así, si no se comprometen a ello es porque las Diputaciones son “pesebres” donde colocar con buenos sueldos a los burócratas del partido. Cualquier discurso supuestamente regenerador que no asuma el boicot a las diputaciones provinciales aragonesas es, a nuestro juicio, falso y vacío. Por eso este punto es para nosotros fundamental e innegociable.

2.- Zaragoza debe cambiar de Alcalde.

Votar a Estado Aragonés significa por cambiar a Belloch al frente de la Alcaldía de la ciudad. Eso no quiere decir que, tras las elecciones, nuestros hipotéticos concejales no puedan votar a alcalde a otro candidato, si así lo consideramos los simpatizantes y militantes de Estado Aragonés en Zaragoza reunidos en Asamblea. Pero para ello es imprescindible la retirada del alcalde que ha traído la ruina económica a la ciudad. Los concejales de Estado Aragonés no votarán a Belloch como alcalde de Zaragoza. En todo caso, la izquierda zaragozana en su conjunto debe reaccionar y decirle al PSOE que, aunque volviese a repetir como fuerza principal de la izquierda en la ciudad, su cabeza de lista debe cambiar si quiere formar parte de la ola de renovación política que sacude a toda Europa. Si la izquierda zaragozana, en especial el PSOE, siguiese anclada en las prácticas políticas anteriores a la recesión de 2008, lamentablemente merecería una crisis.

3.- Guión de Programa Municipal:

3.1.- Economía y Hacienda:

Zaragoza tiene una economía intervenida por el Gobierno Central. No puede pagar las deudas que tiene. Ello es consecuencia directa de la política despilfarradora de los últimos años: Expo 2008, especulación inmobiliaria y gastos suntuarios de diversa índole. Una política dirigida por Belloch pero apoyada por todos los partidos del Ayto. y la mayoría de la población. Debemos asumir que la ciudad no va a llegar al millón de habitantes y por tanto es preciso recortar el gasto corriente, comenzando por el sueldo de los concejales y el número de cargos de libre designación en el gobierno municipal. Es preciso reactivar la economía de la ciudad y para ello es preciso que el Ayto. pague a los proveedores locales puntualmente. Debe terminarse la práctica institucional de pagar tarde y mal, de financiarse a costa de los proveedores, pues ello encarece los costes a largo plazo, excluye a los proveedores locales y atrae a las multinacionales que se hacen con los servicios públicos privatizados, convirtiendo al Ayto. en su rehén por medio de la deuda.

3.2.- Urbanismo:

Hay que priorizar las actuaciones en la ciudad consolidada y asumir que los barrios de nueva creación no van a poder seguir creciendo. Las grandes inversiones deben esperar a que se equilibre la deuda. Es fundamental realizar una minuciosa auditoría del Área de Urbanismo, que despeje las dudas sobre corrupción. Aumentar la recaudación por medio del urbanismo no se puede conseguir por medio del aumento de la presión fiscal, sino de la actividad económica. Hay que poner en valor toda la infraestructura industrial, agraria y de servicios para facilitar la instalación de pequeñas y medianas empresas de capital endógeno. Zaragoza no va a crecer porque se hagan más pisos que se quedarán vacíos, sino porque aumente su producción económica en la base.

3.3.- Medio ambiente. El desarrollismo económico y su gigantesca deuda se cobró una víctima: el Río. Las actuaciones en su cauce han aumentado el riesgo de inundación con una riada normal. Hay que conjurar ese peligro y para ello hay que eliminar los obstáculos que se han puesto enel cauce, que recupere el máximo de su anchura natural. Eso pasa por la demolición del llamado azud del Ebro en Vadorrey y liquidar la “experiencia” de navegabilidad en el Ebro. Es uno de los gastos suntuarios más inútiles de la etapa anterior, y además peligroso. Por otro lado, hay que reinstaurar la guardería de montes municipal: se están dando casos inaceptables de ocupación de caminos y monte público por grandes propietarios rurales, en un ejemplo del más rancio caciquismo decimonónico.

3.4.- Acción Social: la recesión de 2008 nos ha llevado a una situación de crisis de subsistencias, la dignidad de la ciudad se cifra en la capacidad pública para garantizar los derechos fundamentales de sus ciudadanos. No deben escamotearse esfuerzos en este sentido, la colaboración institucional debe ser total, al margen de partidismos.

3.5.- Participación Ciudadana. Cuando hay recursos escasos y necesidades críticas hay que decidirse entre lo urgente y lo importante. La única forma de realizarlo es con la participación ciudadana. Desde hace décadas hay experiencias internacionales en Presupuestos Participativos, tanto a nivel de barrio, distrito como de ciudad. El actual Reglamento de Participación Ciudadana (aprobado en su día por unanimidad, bajo la égida del PP) es completamente inoperante en ese sentido. Hace falta un nuevo Reglamento de Participación cuyo objetivo sea organizar el debate ciudadano y popular en torno a los presupuestos municipales, las inversiones y la deuda.

3.6.- Política Cultural Aragonesista. La política cultural del ayto. de Zaragoza es pretendidamente neutral en este sentido. Pero nada es neutral, la marginación de la cultura aragonesa de las actividades de la ciudad, cuando no abierta exclusión como en el caso de los Festivales del Ebro es una clara apuesta españolista. Hay una agenda oculta en la Delegación de Cultura para marginar todo lo que huela a “aragonés”, que se considera “pueblerino” y “antiguo”. Nosotros pensamos que será imposible que los aragoneses podamos sobreponernos a la recesión si no recuperamos nuestra dignidad como Pueblo. Y eso significa apostar decididamente por la cultura aragonesa, no exclusivamente, pero ¿cómo es posible que no haya ni un solo grupo que haga música popular aragonesa de cualquier estilo en los Festivales del Ebro de 2014? Nos recuerda a la exclusión de los gaiteros de la charanga de gigantes y cabezudos, así como de los grupos musicales aragonesistas, en 1989. Esto es un ejemplo más del proceso de recentralización del Estado Español.

2 Comentarios

Qué femos?

Con enchaquia de l’omenache a Chuan  de Lanuza de cada bente d’abiento, teniemos una charrada informal os compañers que mos bi achuntemos.

Os compañers emigraus en Cataluña mos contoron que astí as chens de as CUP ya son pensando en as estratechias cara ta las eslezions munizipals de 2015, irán solencos, profes. Os que somos en o país fa tiempo que dezidiemos priorizar as eslezions munizipals antis que mesmo as autonomicas, una miqueta, ye menister almitir-lo, inspiraus por as CUP.

Pero en Aragón mos trobamos con una situazión diferén. Astí se ye charrando de a posibilidá de que se fese una mena de “Frente Popular” adibindo CHA y IU, entre otris, continando con o pauto que ya fazieron ta las eslezions chenerals: “La Izquierda de Aragón”.

Cómo negar-mos a participar en un proceso d’ixa mena? Si habese un autentico “Frente Popular” en Aragón malo sería que Estau Aragonés no bi estase, tal cual lo de 1936. Pero, ye reyalista pensar-lo?
A primera custión ye a esferenzia entre eslezions chenerals y munizipals y autonomicas. Ta las eslezions chenerals l’alternatiba yera quedar fuera os dos partius, CHA y IU. Asinas que se fazió un pauto repartindo se lo tiempo en o escaño de o Congreso: primero estará lo candidato de CHA 37 meses y dimpués lo candidato de IU la resta de o tiempo. Pero t’as eslezions autonomicas y municipals ye distinto: en Zaragoza bi ha posibilidaz reyals de que un “Frente Popular” se faiga con l’alcaldía: CHA, IU y os demás no pueden no más que repartir-sen o poder, han de aprender a compartir-lo. Ixo lo beyemos, si no imposible de raso, asabelo improbable.

Atro entrepuz ye a situazión de o Conzello. Zaragoza está enronada a deudas. Por qué? Por a suya política de gasto confundiu con “imbersión”. En resumen: por a Expo. A Expo sinificó que solo que ta pagar a espropiazión de a Uerta de Ranillas abió que malbender os terrenos d’Arcosur ta Ibercaja, y regalar-le tot lo bolumen edificador. U siga, inflar a borbolla inmobiliaria. Qué feban CHA y IU? Pos CHA yera qui feba ixa política, ta lo que tenió que forachitar (u “combidar a que marchasen”) a os créticos con a Expo. Entre Ixos créticos yera la chen que dimpués refundó EA. IU teneba la endrezera de as cooperatibas inmobiliarias, y si por ella ese estau, antimás s’ese recalificau mesmo toda la Uerta entre o Cascallo y San Chuan de Mozarrifar, como proposaban PSOE y PP.

Podría ser que ambos partius se arrepentisen de o suyo pasau, pero lo más fázil ye que, consziens de l’estrapaluzio, dixen gobernar a o PP, como dizen ya a escuchetas bels de os suyos mainates.

Pero encara que IU y CHA bricasen istos entrepuzes, bi ha una custión programática, encara que  que no amenista que bolutá política,  creyemos que no nunca trusquirán con ella. Porque en o fundo, lo programa político que puede fer-se en reyalidá ye asabelo alcorzau y mugau por a situazión finanziera de as instituzions publicas, locals u atonomicas, en ixo almitimos que no mos podemos meter furos. Pero con as diputazions probinzials sí.

Somos de raso combenzius de que IU y CHA son, digan o que digan, dos partius de o Rechimen, que nunca no aprebarían boicoteyar as diputazions probinzials d’Aragón, negando-sen a trigar diputaus probinzials d’ixe ipotetico “Frente Popular Aragonés” y aforzando a l’Alministrazión Zentral a fer d’Aragón una Comunidá Uniprobinzial.

Allora, Estau Aragonés no refusamos un “Frente Popular Aragonés”, pero solo que podemos treballar, parando cuenta de a reyalidá, con a ipotesis de que  no bi ha condizions ta que se forgue ta 2015, y por tanto solo que pensamos en presentar una candidatura unitaria de a cucha nazionalista aragonesa, alredor de Religada Nazionalista.

R. Fleta

Secretaire d’Organizazión d’Estau Aragonés

, ,

No hay Comentarios

El PSOE, la Acción Social y San Juan de los Panetes.

“La burocracia tiende a crecer para satisfacer las crecientes necesidades de crecimiento de la burocracia” Dicho anónimo.

El Pleno Municipal de Zaragoza aprobó por unanimidad crear un plan de emergencia contra la exclusión social. El Alcalde declaró después que piensa dotarlo con 10 millones de euros de presupuesto, aunque no dijo de donde piensa sacar el dinero. Tal vez de la recalificación y venta de los depósitos municipales del Parque Pignatelli, zona muy laminera para construir chalets de lujo.

Esa unanimidad le ha venido muy bien al PSOE que, desde su posición de equipo de gobierno en minoría, ha aprovechado para sacar pecho y poner a tope su maquinaria de propaganda: Así, Roberto Fernández, incombustible “comisario  político” de García Nieto y actual Consejero de Acción Social del Ayto. de Zaragoza publicó a tal efecto un artículo en El Periódico de Aragón el 17 de noviembre.

En él afirmaba que la Ciudad de Zaragoza, a pesar de la crisis, tiene unos servicios públicos que funcionan y unos servicios sociales que “atienden las coberturas demandadas”; que el Ayto. ha trasmitido satisfactoriamente a la población que la actuación municipal se desplaza hacia la acción social.

También nos informaba de que él en persona se había encargado de impulsar los dos “ejes motores” de la actuación social: atender las demandas de los desfavorecidos y garantizar el empleo de los trabajadores de los servicios sociales, mientras se va pensando un Plan Director Estratégico de Servicios Sociales de Zaragoza.

Nos informa, así mismo, de que las Ayudas de Urgente Necesidad del Ayto. de Zaragoza se han disparado, un 10% de la población (60.000 zaragozanos) tiene muy serias dificultades para llegar a final de mes. Por tanto va  a trabajar con el Merca en el proyecto Zaragoza Redistribuye.

Nos dice también que, a pesar de que toda la estructura municipal funciona como un reloj suizo, para coordinar toda la lucha contra la exclusión social es ineludible la creación de una Comisión Social Inter-áreas, germen de una futura  “estructura ejecutiva y sus órganos consultivos”.

Desde esa Comisión se compromete a promover un Pacto Social de Ciudad en el que participen los agentes “públicos, privados y sociales, sindicales y empresariales” para garantizar la Paz Social.

En resumen, que el equipo de gobierno funciona de manera inmejorable, aunque hay que abandonar la política de Grandes Eventos para impulsar a tope la Acción Social. La montaña parió una hormiga, porque ese “gran impulso político” a duras penas logra cubrir el asistencialismo más básico, y eso contando con la ayuda en el futuro del Mercazaragoza, gracias al cual “los pobres” podrán (podremos) ir a los Centros Cívicos a recibir el paquete de comida, como durante el Siglo XVII se  iba a San Juan de los Panetes, a que los Caballeros Hospitalarios repartiesen el corrusco de pan.

Pero no debemos preocuparnos: el Sr. Fernández, egregio burócrata sociata, con 25 años de experiencia en cargos públicos remunerados, tiene la solución a todos los problemas de Acción Social de la doblemente Inmortal Ciudad: ¡Va  a crear una Comisión! Pero no una comisión cualquiera, no ¡Una Comisión Interáreas!  Que, claro, deberá tener toda una estructura ejecutiva y los órganos consultivos adecuados para que en ella puedan participar todos los “agentes” necesarios para alcanzar un gran “Pacto Social de Ciudad”: concejales, altos funcionarios, empresas subcontratadas de acción social, ONGs varias, la Iglesia Católica, UGT y CCOO, CEOE y CEPYME … Y así mantener la, por lo visto amenazada, Paz Social. Y todo con el respaldo unánime de los 31 concejales del Ayto. de Zaragoza.

El flamante Consejero podría habernos dicho simplemente: “El Ayto. de Zaragoza no da pa más: justo nos viene para dar las Ayudas de Urgente Necesidad, y aún así vamos a ver si, por medio del Merca conseguimos que las grandes superficies comerciales y los grandes distribuidores nos dan la comida que hace falta para en vez de dar dinero como ayuda, damos directamente la comida, porque como la Acción Social no es competencia municipal, sino autonómica, con la próxima reforma de la Ley de Bases de Régimen Local y teniendo en cuenta que el Ayto. de Zaragoza está intervenido presupuestariamente por el Gobierno Rajoy, no vamos a poder gastar ni un euro en nada que no sea estricta competencia municipal. Además pondremos dispensarios de comida en los centros cívicos con los voluntarios que reenganchemos de lo de la Expo, y ya está.”.

Pero claro, él es un genio, y si puede decir lo mismo, pero pareciendo que va a hacer realmente algo, con el apoyo de una oposición más amodorrada que nunca … ¿para qué va a pasar el mal rato de contarnos las cosas como son?

Sinceramente, deseamos que la iniciativa del Plan de Emergencia funcione y evite que ningún zaragozano pase hambre, la situación es muy grave y no es para andar con pleitinas politiqueras. Pero la verdad es que Estado Aragonés no hubiese votado a favor de esta resolución, aún a costa de ser “políticamente incorrecto”. El voto favorable de la oposición en realidad sólo sirve para darle oxígeno a un equipo de gobierno sin capacidad política. Una abstención hubiese sido más efectiva: hubiese permitido mantener un debate y una posición crítica de fondo y no dar la impresión de cheque en blanco para nada.

Para superar nuestra desconfianza haría  falta que el Equipo de Gobierno municipal predicara con el ejemplo: ¿Cuantos cargos de libre designación hay en el Ayto.? ¿Cuánto cobra cada uno? ¿Qué va a pasar con las Contratas del Ayto. sus trabajadores y funciones? ¿Qué pasa con los convenios en acción social que están congelados? El Ayto. ya hizo buenos recortes en Acción Social antes de la crisis, con las privatizaciones de servicios y las contratas (los trabajadores de las contratas cobran mucho menos que sus homólogos municipales), ahora deberían recortar en la estructura: recortar asesores, recortar dietas de concejales (por asistencia a consejos de administración de empresas fantasma, comisiones, etc), recortar pluses salariales (por ostentar delegaciones, etc.). Pero en vez de eso proponen una nueva supercomisión con toda su burocracia, y su gasto.

Si diesen ejemplo nos creeríamos sus buenas intenciones, porque todo sigue igual: el empleo de Acción Social precarizado, los servicios sociales saturados y una deuda municipal inabordable que hace que el Ayto. esté de facto intervenido desde el Gobierno Central ¿Qué va a hacer el Ayto. frente a la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local? ¿Cuántos recortes habrá que aplicar al no tener capacidad financiera para afrontar el gasto social y no tener el apoyo de la DGA? expliquen todo eso y nos creeremos que quieren hacer realmente algo y no simplemente mantenerse en el sillón hasta su dorada jubilación.

Mientras tanto, lo que vemos es que la Acción Social del Ayto. de Zaragoza es meramente asistencial, y eso ya existía cuando San Juan de los Panetes hacía honor a su nombre.

Rafel F.

Estado Aragonés – Zaragoza.

, , , ,

No hay Comentarios

Estado Aragonés - Zaragoza: Planteando preguntas, juntando soluciones.

Los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza hemos votado, ya sabemos el resultado. Ahora bien nuestro voto viene condicionado por la ley electoral municipal Española. Si se aplicase el mínimo legal de las elecciones legislativas en España: ¿el resultado parecería otro?, si se aplicase el mínimo legal de las elecciones europeas en España ¿volvería a ser otro o seguiría igual? O sea, que en unas elecciones no sólo hablamos los ciudadanos, sino también quienes elaboraron una Ley Electoral fuertemente cuestionada desde la izquierda social y parte de la izquierda política. Sin embargo, los datos cantan: el conjunto de la izquierda zaragozana (PSOE, CHA, IU), bajo el “liderazgo de un Belloch de paso firme y seguro”, pasa de 18 concejales en 2003, a 17 en 2007 y a 16 en 2011.

 

Es evidente que, con estos partidos, el resultado para la izquierda en 2014 no ofrece perspectivas muy esperanzadoras. La pluralidad de la izquierda, la transparencia en la izquierda pasa por expresar ante la ciudadanía cuál es el programa que se aplicará en caso de coaliciones postelectorales. Y parece claro que ningún votante de la “izquierda” sabía si el programa del PSOE giraba hacia el PAR o hacia IU o hacia CHA. Ni siquiera si esos tres partidos estaban dispuestos a pactar con el PSOE ni en qué condiciones.

 

Ésta es el hecho principal que dificulta el pacto: Que los actuales  partidos de la izquierda pretenden ignorar que el elector y el elegido están vinculados por un programa electoral. Es normal que, ante un panorama previsible sin mayorías absolutas, ese programa no ha de cerrarse totalmente antes de posibles pactos, pero otra cosa es “abrir el programa” de propio para dejar a los grupos municipales manos libres para un pacto postelectoral a la carta. En concreto, el PSOE para gobernar prefería manos  libres,  lo que le ha llevado a un discurso ambiguo, que no definía ni con quién pactar ni el qué. Como consecuencia, una parte de sus votantes les han abandonado, razón por la que ahora es segunda fuerza en el ayuntamiento de Zaragoza. Cuando “toda la ciudadanía, sus votantes y los que no” sepan que no vale todo (y el ejemplo de San Sebastián ilustra esta reflexión), no habrá duda que una mayoría aritmética en el pleno, se corresponderá con una mayoría política en el gobierno de la ciudad. Mientras tanto  con la legitimidad democrática que otorgan los votos de la ciudadanía zaragozana, ésta tiene la sensación de que sus concejales decidirán entre  un ¿mal? gobierno en minoría o un buen ¿desgobierno? en mayoría. Los partidos deben aclarar qué esperan de un gobierno en coalición y con quién se puede hacer, mientras no corrijan esta cuestión, la izquierda seguirá debilitándose como en las tres últimas convocatorias.

 

En todo caso, Estado Aragonés considera que la actual Ley Electoral es injusta y promueve la partitocracia, considera que los representantes públicos deben serlo directamente de los electores, y no “propiedad” de los partidos políticos, en realidad de las burocracias financiadas con dinero público que los dirigen. O sea, que Estado Aragonés propone que la Ley Electoral sea reformada y el alcalde de Zaragoza sea elegido de forma directa a doble vuelta y los concejales en circunscripciones electorales unipersonales (en número equivalente al de concejales a elegir y de volumen poblacional similar) también a doble vuelta.

 

Colla Municipal de Estado Aragonés - Zaragoza.

 

 

,

No hay Comentarios