Archivo etiqueta coeficientes

Impuesto sobre la Plusvalía Municipal.

plusvalia

“Este artículo ha sido redactado antes de la última sentencia del Tribunal Supremo sobre las plusvalías municipales, a pesar de ello hemos decidido publicarlo por la claridad en su explicación de cómo viene funcionando este impuesto”.

¿Qué es el Impuesto sobre la Plusvalía Municipal? Es un impuesto que se devenga en los Aytos. por la trasmisión de los terrenos (suelo)  al vender una casa u otro hecho imponible, y es en teoría, y lo decimos entre comillas ya que puede ser que a nivel práctico no sea así, pero digamos que reconoce un incremento de valor de estos terrenos al pasar de un vendedor a un comprador.
¿Qué ha ocurrido? que en estos últimos años debido al catastrazo estatal los valores catastrales han ido subido como la espuma al calor de una burbuja especulativa y si hace unos años con un ejemplo clarificador por ejemplo en  2013 un VC era de 60000 euros ahora igual es de 80000 euros.
¿Qué se ha tratado desde las políticas municipales por parte de los nuevos rectores?, que el IBI, es decir, la popularmente contribución, no tuviera ese efecto de subida sistemática al subir los VC, ya que si el Ayto. de Zaragoza se regía por unos coeficientes, sobre el 0,55% pues para el piso de 60000 euros, se pagaban en el año 2013, 330 euros, si ahora se rebaja ese coeficiente a 0,40% pues se conseguirá ese efecto que contrarresta y si aplicamos 80000 euros por 0,40 salen 320 euros, es decir, más o menos muy similar, ya que si, no se hubiera rebajado el coeficiente y se mantuviera en 0,55% pues esa misma persona hubiera tenido que pagar 80000 por 0,55%, 440 euros.
Gracias a este cambio se ha conseguido que las viviendas sobre unos baremos no muy altos la recaudación se mantuviera similar a años pasados, subiendo los coeficientes a valores catastrales más altos.
Pero volviendo al tema de la plusvalia municipal, el impuesto se aplica de la siguiente forma, se multiplica 3,7 por cada año hasta 5 años, coeficiente que va reduciéndose hasta 3 en 20 años pero siempre multiplicado por los años que haya estado esa vivienda, suelo, en poder del contribuyente. ¿Qué ocurre ahora?, que si los valores catastrales han subido, también han subido los valores del suelo, con lo que la recaudación por este impuesto ha crecido de manera considerable al no establecerse correcciones en tablas a coeficientes. Una vez calculada la base imponible se aplica un 30% de impuesto. Con este ejemplo clarificador podemos ver lo que se ha llegado a recaudar más este ejercicio último.
Volvamos a los valores catastrales, si en 2013 teniamos un valor catastral de 60000 euros, de los que 20000 euros eran suelo y 40000 euros construcción ahora puede darse el caso de que nuestro nuevo valor catastral de 2016 de 80000 euros, de los que 30000 euros sean suelo y 50000 euros construcción. El impuesto se devenga con el dato del suelo, para una transmisión de 4 años del suelo, en una venta del año 2013, se haría así, multiplicaríamos 4 años por 3,7 coeficiente y por suelo que es 20000 euros, salíendonos, 2960 euros que al aplicar el 30% nos saldría una plusvalía de 888 euros, pero en este año 2016, haciendo un ejemplo similar, serían también 4 años, por 3,7 coeficiente y por un suelo de 30000 euros, salíendonos, 4440 euros que aplicado el 30% sería un impuesto a pagar de 1332 euros, es decir, ha subido el impuesto en la proporción que ha subido el valor del suelo transmitido.
En resumen, para obtener la misma presión fiscal, debería o rebajarse el 30% final a 20%-25% o los coeficientes, 3,7 (hasta 5 años)  3,5 (hasta 10 años) 3,2 (hasta 15 años) y 3 (hasta 20 años) rebajarse en una cuantía que amortigue la presión fiscal impositiva.
A. Ibañez
Simpatizante de E.A.

, , , , , , ,

No hay Comentarios