Archivo etiqueta Proceso constituyente

Hacia un Estado Aragonés: Aragón y su organización territorial.

dpzCuando comenzaron los primeros contactos para formar lo que luego ha sido Zaragoza en Común (ZeC), Estado Aragonés puso de condición como único punto programático, prácticamente, el rechazo a la participación en las diputaciones provinciales aragonesas. Eso fue hace más de un año, antes incluso de las Elecciones Europeas.

Pretendíamos entonces poner a prueba el llamado “Proceso Constituyente”. ¿Quieren en realidad las fuerzas implicadas en esa “Confluencia” un auténtico cambio de Régimen? ¿o es mera demagogia para obtener votos de una ciudadanía muy cabreada, pero en realidad tan sólo se aspira a entrar en los gobiernos para hacer la política reformista y keinesiana de la socialdemocracia? Con todo el respeto para la socialdemocracia: después de todo buena parte de los logros sociales que hemos perdido con el PP, se consiguieron con la socialdemocracia en los gobiernos.

En Estado Aragonés calculábamos que, si de verdad queríamos derrocar al Régimen e iniciar un Proceso Constituyente, era preciso empezar desde el gobierno local. Está bien conseguir las alcaldías de las capitales de provincia más importante, pero el auténtico poder territorial del Estado se articula en torno a las Diputaciones Provinciales. Iniciar un Proceso Constituyente en Aragón debería significar boicotear las diputaciones provinciales, no acudir e impulsar un discurso de Ruptura Democrática de cara a las Elecciones Generales a la vuelta del verano.

Todos los actores del susodicho “proceso de convergencia” nos ignoraron y así, Estado Aragonés presentó su propia candidatura en las elecciones municipales.

Hoy, los diputados provinciales de ZGZ (que así está inscrita en la Junta Electoral la coalición conocida como “Zaragoza en Común) han tomado posesión, y el “asambleario y democrático movimiento ciudadano” no ha explicado ni cómo los ha elegido ni qué política van a realizar en una institución dedicada al apoyo a los ayuntamientos. ZGZ tan sólo tiene un alcalde en toda la provincia.

En Estado Aragonés nos figuramos que el trabajo de los susodichos diputados provinciales va a ser el que siempre han realizado para los partidos: de “comisarios políticos”, “liberados” o “activistas”. El rimbobantemente denominado “Proceso Constituyente” queda en puro postureo y palabrería vacua.

En Estado Aragonés pensamos que tal vez no sea posible un auténtico Proceso Constituyente, cuando sus más vehementes defensores actúan de esta manera. Nosotros, nos conformamos, de momento con menos en el plano de la organización territorial.

Para empezar, consideramos que todo el discurso de la Regeneración Democrática (concepto más moderado que sustituye al antedicho Proceso Constituyente) tiene sentido sólo si sirve para adecuar la Administración Pública a las necesidades de la Sociedad, acercando la gestión a los ciudadanos.

Las Diputaciones Provinciales son un “cado” donde proliferan los liberados de los partidos, alejados de los focos de la opinión pública: 77 diputados provinciales aragoneses, con sus sueldos, sus asesores y sus coches oficiales, elegidos de manera oscura de forma indirecta por los concejales de cada partido. Cualquier proyecto de Regeneración Democrática Aragonesa debe contemplar su disolución. Estado Aragonés aboga por proponer a las Cortes Generales la elaboración de una Ley Orgánica que constituya a Aragón como Comunidad Uniprovincial y transfiera todos los activos de las diputaciones provinciales aragonesas a la DGA.

Pero la articulación territorial de Aragón precisa una alternativa. Esa alternativa ya existe, parcialmente: son las comarcas. Sin embargo, las comarcas, aún siendo mucho más cercanas a la población y realistas en su extensión territorial, y útiles para gestionar servicios municipales en un territorio extenso y despoblado muy fragmentado en pequeños municipios, tienen un problema similar al de las Diputaciones: sus consejeros son elegidos también de manera indirecta. Por eso Estado Aragonés también plantea una reforma de la Ley Orgánica de Bases de Régimen Local para que, en una Disposición Adicional, reconozca el Derecho de Aragón a regular que sus comarcas se elijan por Sufragio Universal, del mismo modo que se hace en los Cabildos Insulares.

Ya sabemos que “el Proceso Constituyente” hay que escribirlo en minúsculas, a ver si tanto aparato sirve, al menos, para no tener que escribir también en minúscula la Regeneración Democrática.

Consello Nazional

Estado Aragonés

, , ,

1 Comentario

Estrategia Políticas y Objetivos Programáticos. Horizonte 2015.

Estado Aragonés lo constituimos un grupo de personas que hemos apostado por el impulso de un nuevo proyecto político para el soberanismo aragonés. No lo hacemos desde la cerrazón o el exclusivismo, sino todo lo contrario: Consideramos positiva la pluralidad y la existencia de diversas propuestas y formas de entender el pensamiento nacional de izquierdas y creemos que la formación de ese nuevo proyecto socialista y patriótico debe surgir de la suma de diversas sensibilidades y corrientes que hoy comparten el espacio de la izquierda soberanista aragonesa. Estamos convencidos de que esta confluencia es posible, siempre que obremos desde el respeto, el diálogo, la colaboración y la confianza mutua.

En concreto, Estado Aragonés, nosotros y nosotras, tenemos como objetivo político la ruptura del actual Régimen político: La transición de la actual monarquía española a una república aragonesa. Esta ruptura del régimen para resultar exitosa ha de ser democrática, o sea  apoyada por la gran mayoría de la sociedad aragonesa. Somos conscientes de que esto no es cosa de un momento, cualquier observador puede constatar que el actual régimen político se está erosionando, y nuevas propuestas y alternativas democráticas salen a la luz; sin embargo, dada la estructura social de Aragón, esa transición se va realizando de manera gradual, con momentos de mayor aceleración del cambio alternados con otros de cierto parón.

La actual coyuntura de crisis económica puede favorecer la apertura de un proceso de cambio acelerado, incluso a nivel global. Los patriotas aragoneses debemos estar preparados para que los cambios que se produzcan lo hagan en la dirección adecuada a los intereses del pueblo aragonés.

Así, Estado Aragonés se propone participar en las elecciones municipales de Zaragoza en 2015. Consideramos que impulsar candidaturas en otros municipios de Aragón puede ser positivo según las circunstancias, pero somos conscientes de que, en general, impulsar candidaturas soberanistas y de izquierdas en la mayoría de los municipios aragoneses podría resultar estéril, pues la mayoría de los patriotas aragoneses fuera de Zaragoza siguen siendo partidarios de la colaboración con los autonomistas, y por tanto siguen viéndose representados por la CHA.

Pero en Zaragoza esa colaboración entre soberanistas y autonomistas bajo las siglas de CHA hace años que se ha roto. Por el contrario, y debido a los sucesos conocidos de los últimos años, la mayoría de los soberanistas aragoneses residentes en la capital ya no consideramos a CHA como referente político válido. Y creemos que es cuestión de tiempo que deje de serlo, también, para el resto de Aragón.

Así, Estado Aragonés se propone la formación de una lista electoral a las elecciones municipales de Zaragoza que plantee abiertamente la ruptura con la monarquía española y la formación de una República Aragonesa. Recordamos que las últimas veces que los borbones salieron exiliados de España lo hicieron tras sendas elecciones municipales, que dieron lugar a la primera y segunda repúblicas españolas, respectivamente.

Nuestra propuesta de partida consiste en la presentación de una candidatura municipal en Zaragoza bajo las siglas de Estado Aragonés, para lo que invitamos a todos los patriotas aragoneses residentes en la capital a que participen con nosotros, bien como afiliados, simpatizantes o independientes. Sin embargo, no renunciamos a la posibilidad de participar en una coalición con otros partidos, siempre que se cumpla este programa de mínimos:

-          El grupo municipal elegido, de serlo, hará una propuesta de resolución al pleno del Ayto. solicitando la renuncia de los borbones al trono de España y la apertura de un proceso constituyente en el que el pueblo aragonés tenga derecho a decidir.

-          La actual situación de ruina económica del Ayto. de Zaragoza es consecuencia de la política derrochadora centrada en los Grandes Eventos y el concepto de “ciudad-empresa”, hay que renunciar a esa línea y centrarse en la gestión de los servicios de la ciudad. La austeridad debe aplicarse a los gastos superfluos o suntuarios, pero no a la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Además, estamos convencidos de que buena parte de la deuda es ilegítima y se adquirió con fines espúreos, contrarios a los intereses públicos (corrupción en Expo, PLAZA …) por tanto hay que discernir qué cantidades de la deuda pueden, éticamente, dejar de pagarse. El Ayto. de Zaragoza ha de realizar una suspensión parcial de pagos para garantizar la prestación de los servicios públicos básicos y velar por los derechos fundamentales de los ciudadanos.

-          La política en Zaragoza ha de ser un acto eminentemente laico. Hay que separar la política de la religión católica a todos los niveles, lo que incluye festejos pagados con dinero público y la enseñanza (profesores de religión en las escuelas públicas, crucifijos en sus aulas, etc).

-          Cultura Aragonesa: el nacionalcatolicismo reinventó la cultura popular zaragozana, los concejales que nos representen deben trabajar para cambiar ese proceso. Actos como la Ofrenda de Flores o las procesiones de Semana Santa deben de dejar de recibir apoyo público. Esa castellanización de la cultura popular zaragozana es un proceso secular, que comenzó con la castellanización lingüística. Los zaragozanos y zaragozanas tenemos derecho a recuperar nuestra lengua aragonesa y eso debe contar con apoyo municipal.

-          Democracia interna: La elaboración del programa se realizará en grupos de trabajo sectoriales, en función de las áreas municipales, en los que podrán participar todos los adherentes a la candidatura, y deberán ser aprobados en votación separada en asamblea plenaria de todos los adherentes. Así mismo, la lista electoral será elegida de por todos los adherentes a la candidatura, por votación en lista abierta y voto ponderado, al menos de los 5 primeros de la lista. La adhesión de cualquier ciudadano  o ciudadana zaragozanos a la candidatura será libre y pública.

-           (…)

 

, , , , ,

2 Comentarios