Archivo etiqueta Zaragoza

Religada Nazionalista d’Aragón ante la Convención Aragón 3D del 15 y 16 de junio.

Hacia una candidatura municipal unitaria de la izquierda zaragozana.

Religada Nazionalista d’Aragón es una plataforma compuesta por las gentes del Partido Carlista de Aragón, Tierra Aragonesa y Estado Aragonés sobre las bases del nacionalismo aragonés de izquierdas, nacida con la intención de llevar esas ideas a las instituciones aragonesas.

Dadas las actuales circunstancias y el descrédito, ganado a pulso, de los partidos del legitimismo “juancarlista”, creemos que en Zaragoza es posible construir una candidatura municipal democrática, horizontal, comunitaria y popular, construida desde abajo por el pueblo zaragozano, que aspire a obtener la mayoría de los concejales de la Ciudad y sirva de referente político no sólo a todo Aragón, sino también, por las dimensiones de nuestra Ciudad, a toda España y Europa.

No olvidamos que las dos abdicaciones anteriores de monarcas españoles se produjeron tras las elecciones municipales de 1868 y 1931.

Para que una candidatura de este tipo tenga posibilidades de triunfo y por tanto merezca la pena,  consideramos que deben darse unas condiciones mínimas, que exponemos aquí sin ánimo de que constituyan una lista cerrada ni inalterable, pero sí que ilustre nuestra posición:

- Debe fundamentarse en una coalición entre los dos partidos mayoritarios de la izquierda zaragozana: IU y CHA.

- Debe estar constituida por personas dispuestas y preparadas para asumir responsabilidades de gobierno.

- Debe elaborarse por un sistema de voto en listas abiertas por todos los ciudadanos y ciudadanas adherentes a la candidatura.

- Debe estar encabezada por un candidato de consenso dispuesto y preparado para asumir la alcaldía de Zaragoza.

- Debe constar de un Programa de Gobierno factible y elaborado de manera democrática.

- Debe estar organizada sobre la base de asambleas de distrito y equipos sectoriales, que sirvan tanto para debatir las propuestas programáticas como para tomar las decisiones colectivas con los principios de la democracia participativa.

Si no se diesen unas condiciones mínimas en este sentido de unidad, democracia y organización, la izquierda zaragozana se verá abocada a constituir, de nuevo, una pléyade de candidaturas auto-referenciales, más o menos testimoniales o simbólicas, capaces en el mejor de los casos de elaborar  estrategias de resistencia, pero no de cambiar el rumbo de la Ciudad, el País o el Continente.

, , , ,

No hay Comentarios

Estado Aragonés ante el Trasporte Público de Zaragoza. Del Sueño de la Ciudad del Millón de Habitantes a la Pesadilla de su Factura.

El Trasporte Público de Zaragoza (TPZ) está destinado a ser extraordinariamente caro.

Los sucesivos Aytos. se empeñaron en la expansión de la Ciudad, haciendo caso omiso de los argumentos en pro de la “Ciudad Compacta”.

Algún concejal de Urbanismo reproducía ese discurso, es cierto, pero lo hacía mientras recalificaba los suelos de Arcosur para  comprar la Huerta de Ranillas, destruirla y pegar el ladrillazo de la Expo.

Todos los partidos políticos, sus dirigentes, buena parte de sus militantes y casi todos sus votantes, soñaban con la Zaragoza del Millón de Habitantes. Despertados de este sueño nos queda la Pesadilla del Coste de las Infraestructuras para ese número de vecinos, que ni están ni se les espera. La Pesadilla es que la factura pensada para un millón, habrá que pagarla entre los 700.000 que estamos, lo que nos lleva a  discrepar de respetables organizaciones sociales que no aceptan esta realidad, y que con sus propuestas tratan de imposibilitar la adecuación de la realidad tarifaría a la relación coste/ingreso.

Como consecuencia, debemos asumir que el TPZ será más largo, grande y caro que el de cualquier aldea del mundo.

Debemos ser conscientes de que el TPZ cuesta 50 millones de euros anuales, el 10% del Presupuesto Municipal, mientras, no hay dinero para becas de comedor y la Partida Presupuestaria de ayudas de urgente necesidad siempre se queda corta.

Sin duda debe reconocerse la legitimidad de los trabajadores de TUZSA para defender sus intereses, y la idea de que la mera municipalización de su empresa significaría un ahorro considerable para el Ayto. ha de apoyarse, pero no podemos dejar de sentirnos perplejos porque ahora, cuando cualquier desplazamiento requerirá para la mayoría de los ciudadanos dos o tres trasbordos, el criterio para cuantificar la aportación municipal al TPZ cambie del km recorrido al de número de usuarios: como consecuencia se recortará el número de km. recorridos, lo que significará un ahorro para la empresa, pero un mismo viajero contará como un usuario diferente con cada trasbordo, con lo que subirá el coste para el Ayto.

En definitiva, el Plan Dueso pertenece, todavía, al Sueño de la Zaragoza del Millón de Habitantes, pero nos anuncia la Pesadilla de la Factura a repartir entre los 700.000 habitantes realmente existentes:

El Ayto. de Zaragoza ha debido ser rescatado por el Gobierno del Reino de España, la próxima reforma de la Ley de Bases de Régimen Local lo colocará bajo la tutela del Gobierno Rajoy y su férreo objetivo de déficit 0 en 2020. Ello significa que la subida del IVA Medio, de los precios de los hidrocarburos y energía en general, y la consiguiente reducción del Presupuesto del TPZ, unida a la tendencia a la reducción de usuarios de pago pondrán al borde del colapso al TPZ.

Todo ello nos lleva a contemplar la “propuesta Dueso”, como una mera anécdota, cara al futuro del trasporte público en la ciudad de Zaragoza: Mucho ruido y pocas nueces,  pues para ahorrar un 15% de kilómetros, hubiera bastado con racionalizar las frecuencias, pasando todas las frecuencias a múltiplos de cinco, lo cual permitiría de paso controlar su “estabilidad”.

El sistema diseñado es insostenible y requerirá una revisión en la próxima legislatura, si llega a ser aplicado en su integridad.

De cara a ese futuro, aportamos algunas ideas:

Para avanzar hacia la sostenibilidad del servicio, la primera medida debería ser municipalizar la empresa gestora del servicio de autobús: la consecuente eliminación del beneficio industrial significará un ahorro importante en el gasto.

Hay que replantear todo el TPZ de manera radical: habría que estudiar rediseñar por completo, partiendo de cero, una nueva red de trasporte público: una malla de paradas (con una distancia entre los puntos habitados y entre ellas de unos 500 m.) y posteriormente definir las líneas uniendo las paradas. Todas las líneas serían cerradas (principio y final en el mismo punto) y en un solo sentido. De esa manera no habría dos tipos de usuarios: aquellos que el viaje de ida y vuelta es corto y aquellos que el viaje de ida es largo, hecho que se da actualmente por una mera decisión administrativa  y totalmente arbitraria. Con la misma línea el viaje de ida y vuelta costaría el mismo tiempo a todo el mundo. Y las calles solo deberían soportar una línea, en una dirección evitando concentraciones de ruido, contaminación….. Asimismo se podría definir una red básica con beneficio, y una tabla prevista de aumento de (km o tiempo) con su correspondiente desfase.

El billete sencillo debería costar el valor de la red básica con beneficio, aunque fuera bonificado. Se podría reducir su bonificación de forma que en 20 años (o los que se acuerde) se pagase el precio real. Esto también es transparencia.

Para mejorar la frecuencia y reducir los tiempos de viaje, en las calles que soporten más de una línea de autobús, éstas no deberían parar conjuntamente, sino alternas, espaciando la distancia entre las paradas, se reducirá la frecuencia.

Por otro lado, hay que conectar la política de TPZ con las políticas sociales de manera conjunta y no aislada: el uso de perros-lazarillo, la propuesta de DFA de profundizar en formas de transporte colectivo de capacidad reducida, o la extensión del derecho a uso gratuito del TPZ.

Creemos que dadas las dudas sobre la sostenibilidad del sistema actual, la construcción de la segunda línea del tranvía queda, de hecho, aplazada sine die.

Sobre la convivencia de carriles-bus y carriles-bici, creemos que en general es imposible y que debe, en todo caso priorizarse los segundos sobre los primeros, pues la bici debe entenderse como el vehículo más sostenible y de menos coste económico para la Ciudad.

Miguel E.

Estau Aragonés – Zaragoza.

, , , ,

No hay Comentarios

Comisión Municipal de Zaragoza de EA.

Tras las elecciones, Estado Aragonés quiere hacer pública su intención de continuar trabajando en la elaboración de una alternativa electoral municipal para Zaragoza. Nos reafirmamos así en el impulso de un proyecto socialista y soberanista para Aragón, que escuche a los movimientos y organizaciones sociales, pero respetuoso con su independencia y escrupuloso en evitar todo acto que pueda ser interpretado como una injerencia en la dirección de los mismos.

Así,  anunciamos la constitución de una Comisión Municipal de Zaragoza, compuesta por los militantes y simpatizantes  de Estado Aragonés en la ciudad y abierta a todos los nacionalistas de izquierda aragoneses de Zaragoza que deseen colaborar con nosotros en este proyecto. El programa político de referencia será el ya aprobado y publicado en el blog oficial de Estado Aragonés y el portavoz de la citada Comisión, el independiente Miguel Ezquerra.

Estado Aragonés apuesta por la presentación en 2015 de una candidatura municipal de amplia base en Zaragoza que opte a la obtención de representación que se oponga efectivamente tanto  a la demolición de los servicios públicos como a los Grandes Eventos, ruinosos para la ciudad y sus ciudadanos.

El trabajo empieza por la base, por los municipios, pero Estado Aragonés no renuncia a participar en ninguna institución u organismo con el objetivo último de la independencia para Aragón y el socialismo global.

, ,

No hay Comentarios

ELECCIONES 2011 Programa político de E.A. (y 4)

Urbanismo


La transición de la Dictadura a la Monarquía no significó un cambio sustancial en las políticas urbanísticas de Zaragoza. El Plan Yarza de 1957 había puesto las bases del crecimiento económico y demográfico de la Ciudad, situando a la especulación como uno de los mejores negocios de la Ciudad, si no el mejor. Comenzó entonces la destrucción de la Huerta Zaragozana, su asfaltado sistemático, y la construcción de barrios periféricos y polígonos industriales.


Barrios dormitorio para la clase obrera, que comenzó a ser obligada a usar el vehículo privado para no tener que perder horas en su traslado al puesto de trabajo, encarecimiento de la alimentación, de la que siempre la ciudad había sido excedentaria y la consolidación por medio de la especulación con el precio del suelo y de la vivienda de las grandes familias zaragozanas, enriquecidas en los albores del franquismo con el estraperlo, cuando no en la ya lejana Dictadura de Primo de Rivera a base de salarios míseros y peseta devaluada para la exportación de bienes de consumo.


La elección por sufragio universal directo y secreto de los concejales significó sin duda un gran avance político y social. Sobre todo significó la creación de una opinión pública con la que contar a la hora de desarrollar las políticas municipales, lo que supuso la necesidad  de dar respuesta a las demandas sociales. La forma de financiar estas demandas, desde el Ayto. de Zaragoza fue actuar como un agente más en la especulación del suelo. El Ayto. se convirtió en el principal especulador, con recalificaciones a la carta, permutas de suelo y Grandes Proyectos más o menos justificados ante un previsto y deseado crecimiento sostenido de la población de la ciudad. La Zaragoza del Millón de Habitantes.


Deuda pública desmesurada, precios de alquileres de pisos desorbitados, revalorización constante de los pisos y suelos, obras públicas y proyectos “generadores de empleo”, reclamo para la emigración, subidas de tasas e impuestos municipales para hacer frente al roto financiero. El crecimiento económico y demográfico como religión gestionado por quienes, en aquellos lejanos sesenta, leían (y escribían) aquél libro famoso por su título “Zaragoza contra Aragón”. La población en nuestras comarcas a duras penas se mantenía mientras en Zaragoza crecía sin fin.Todo ello ha sufrido un parón con la Crisis. Ahora es el momento de parar esta locura, de renunciar al crecimiento hasta la Ciudad del Millón.


El Ayuntamiento debe dejar de actuar como un agente  más de la especulación, el gasto municipal en materia inmobiliaria debe ir en la línea de favorecer la bajada del precio de los alquileres, creando una bolsa de pisos, de titularidad pública o privada, reconociendo que construir VPO no es construir “vivienda social”.


Así, dejando de ser un agente más especulador, el Ayto. podrá poner freno a las grandes empresas inmobiliarias de la Ciudad (Castillo Balduz, PROGEA, Nozar, etc.) en vez de tener que aceptar sus propuestas de recalificaciones masivas (hoy en curso en el Norte la Huerta hasta San Juan de Mozarrifar y el Este, lo que queda de la Huerta de Las Fuentes).
Es preciso impulsar la producción de bienes con el suelo que se tiene. Aún no se han llenado los Polígonos Industriales de Cogullada o Malpica cuando ya se están recalificando los terrenos industriales del Picarral. Hay que renunciar a las recalificaciones de terrenos industriales y agrarios y ponerlos en valor, fomentar la instalación de industrias y cultivos que favorezcan tanto  la cercanía del puesto de trabajo como la bajada de los precios alimenticios, reduciendo costes a los productores directos y precios a los consumidores y trabajadores. Potenciar la economía productiva en vez de la especulativa.


En definitiva un Urbanismo pensado para la gente y no para los agentes inmobiliarios, que favorezca el acceso a la vivienda para todos (Derecho Fundamental) por medio del alquiler, acabe con los privilegios a la hora de acceder a la propiedad (que no es un derecho) de una vivienda, evitando la reproducción del proceso especulativo previo a la crisis, una política urbanística que potencie la economía productiva (industria y agricultura) frente a la especulación (recalificaciones y subcontratas), una economía que avance hacia el socialismo y deje atrás el capitalismo de amiguetes que triunfa en Zaragoza desde tiempo inmemorial.

 

, , ,

No hay Comentarios

ELECCIONES 2011 Programa político de E.A. (3)

(En entregas sucesivas vamos exponiendo a la Ciudadanía el Programa Político de Estado Aragonés para el Ayuntamiento de Zaragoza. En esta tercera planteamos la Política sobre Sostenibilidad y Medio Ambiente y de Servicios Publicos y Personal)
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

SOSTENIBILIDAD Y MEDIO AMBIENTE

Cuidado del Medio Ambiente (agua, aire, residuos…), ahorro de recursos, eficiencia en la gestión, y la conservación y mejora del Patrimonio Natural existente, son los principios básicos que deben de inspirar la política municipal en una ciudad que pretenda “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro”. Es decir, en una ciudad saludable y “sostenible”.Para lograr esta ciudad sostenible, Estau Aragonés defiende las siguientes medidas:

-Freno a la especulación: Zaragoza debe de frenar el consumo de suelo urbano. Con más de 56.000 viviendas desocupadas en la ciudad y una ralentización del crecimiento, Zaragoza no necesita más suelo urbanizable: 21.000 viviendas hay previstas sólo en Arcosur, más de 4000 se están construyendo en Parque Venecia, sin contar con las planes previstos en San Gregorio, Quinta Julieta, Las Fuentes…

Por ello defendemos una moratoria a nuevas recalificaciones, priorizando las obras de construcción y rehabilitación en la ciudad consolidada (los barrios tradicionales), y aplicando una normativa fiscal que penalice los pisos vacios y los solares sin edificar y promueva las viviendas de alquiler. Creemos que la construcción del nuevo campo de fútbol de San José con dinero público sólo favorece la especulación (exige nuevas recalificaciones y venta de suelo público) y detrae recursos públicos para el beneficio privado.

-No a los grandes eventos: Zaragoza no puede basar su desarrollo en la celebración sistemática de grandes eventos internacionales que distraen al Ayuntamiento de la gestión cotidiana y desvían gran cantidad de dinero público hacia obras a menudo innecesarias o de utilidad discutible. La pasada Expo del 2008 fue un mal precedente que nos ha dejado unos cuantos edificios singulares, pero sin utilidad, un Parque del Agua semiprivatizado y una gestión nefasta, con desfases y sobrecostes millonarios (investigados por el tribunal de cuentas), que han incrementado la deuda municipal en un 54 % en los seis últimos años, hasta alcanzar los casi 900 millones de euros (una deuda de 1.300 euros por ciudadano), influyendo directamente en el actual recorte y deterioro de los servicios públicos.

Por ello rechazamos la celebración de Expo-Paisajes 2014, un nuevo evento generador de gasto (más de 200 millones de euros), que fomenta la especulación con nuevas recalificaciones en Las Fuentes, y que tiene un gran impacto ambiental (la ocupación de la huerta).

Estamos en contra también de la candidatura Olímpica de Zaragoza-Pirineos, otra excusa para avanzar en la urbanización del Pirineo a costa de la destrucción de su Patrimonio Natural.

-Una ciudad abarcable: En una ciudad como Zaragoza, que ronda los 700.000 habitantes, que ha alcanzado una extensión considerable durante los últimos años y que además posee una zona de influencia bastante amplia, el transporte público debe de ser el medio principal que permita a los ciudadanos trasladarse de un lugar a otro con comodidad y rapidez.

El coche privado contamina, exige mucho espacio y es poco eficiente como medio de transporte urbano. Por ello debe de salir en la medida de lo posible del centro de la ciudad. Para que esto pueda ser así hay que crear las condiciones necesarias, con zonas de estacionamiento público disuasorio, fuera del centro y bien comunicadas por un servicio de transporte público eficaz y adecuado en horario y frecuencias. En este sentido, el metro ligero (o tranvía) es, por su alta capacidad, rapidez y poca contaminación, el sistema de transporte urbano mejor adaptado a una ciudad de tamaño medio como Zaragoza.

Por otra parte debe de potenciarse el ferrocarril de cercanías por ser el medio más eficaz para unir Zaragoza con las localidades del extrarradio y las ciudades próximas, con mejores horarios y frecuencias, e incluso si es necesario con modificaciones del trazado actual para acercar las estaciones a las localidades.

-Proteger nuestro patrimonio natural: El municipio de Zaragoza posee un extenso territorio (unas 106.000 Ha.), un 25 % del cual se halla en teoría preservado por alguna figura de protección ambiental, principalmente Lugares de Importancia Comunitaria (Lics) o Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS). Sin embargo, sólo 169 ha forman parte de un espacio natural protegido, en concreto de la Reserva Natural Dirigida de los Galachos del Ebro.

La realidad es que la conservación y gestión de nuestro medio natural deja bastante que desear. Buena parte de nuestro municipio se encuentra fuera de la jurisdicción civil (el campo de maniobras de San Gregorio ocupa 32.300 Ha. y la Base Aérea más de 6.000 Ha.). La mayor parte de los antiguos acampos son privados debido a los privilegios ganaderos medievales y a las desamortizaciones del siglo XIX. Y el Ayuntamiento no dispone de medios ni tiene interés en la protección y conservación de la riqueza paisajística y ecológica del municipio.

Desde Estado Aragonés defendemos la elaboración de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales para la estepa zaragozana, con la creación de una Reserva Natural Dirigida que abarque toda la Plana de Zaragoza y sus valles aledaños, actualmente amenazadas por parques eólicos, roturaciones, canteras, vertederos y construcciones diversas.

En cuanto al Campo de Tiro de San Gregorio, debe de ser cerrado y transformado en un Parque Natural que, con una adecuada gestión medioambiental, permita la recuperación y disfrute de su rico patrimonio natural y cultural, compaginada con las actividades ganaderas tradicionales.

-Repensar el Ebro: La Expo de 2008 transformó las riberas el Ebro. Pero la mejora estética que se consiguió tras décadas de abandono, esconde actuaciones muy perniciosas desde el punto de vista económico y ecológico: la ocupación del cauce, la canalización del río, la construcción de infraestructuras en la zona de inundación (especialmente en Ranillas), un caro azud cuyos efectos sobre el nivel freático ya empiezan a dejarse sentir en los garajes de Las Fuentes y Vadorrey, continuos dragados para tratar de adaptar la dinámica natural del río a unos barcos incapaces de navegar por él cuatro meses al año…

El sentido común nos dice que estas actuaciones son costosas y además muy arriesgadas a largo plazo. El azud debe de ser desmontado y los dragados detenidos. El Ebro debe de recuperar parte de su espacio histórico, retranqueando muros y escolleras, aunque sólo sea por motivos de seguridad en caso de riada. Hay que conservar los sotos y fomentar su recuperación, tanto por su alto valor biológico (por la fauna que cobijan), como por su papel protector en caso de avenida, ya que frenan la fuerza de la corriente y protegen las riberas de la erosión. Creemos que la mejor forma de proteger y gestionar estos espacios singulares es su inclusión en un gran espacio natural protegido que, ampliando la actual Reserva Natural de los Sotos y Galachos del Ebro, reconvertida en Parque Natural, debería de abarcar todo el cauce medio del Ebro desde Novillas a Escatrón.

-La Huerta de Zaragoza, un elemento a conservar y promocionar: Desde principios del siglo XX el crecimiento de Zaragoza se ha ido haciendo a costa de su huerta. Un elemento muy valioso, tanto desde el punto de vista ecológico como económico (productivo), pero también muy amenazado. Actualmente, tras la desaparición de la huerta de Ranillas, nuevos planes oscurecen el futuro de la huerta de Las Fuentes.

Estau Aragonés apuesta por la conservación de la huerta tradicional y por el desarrollo en ella de una agricultura ecológica y sostenible que permita abastecer a la ciudad con productos de calidad. Por ello Zaragoza debería de contar con un Parque Agrario que, a la vez que sirviera para proteger y conservar los últimos retazos de huerta Las Fuentes, la Almozara, Juslibol y Alfocea, sirviera para fomentar un modelo agrícola viable y sostenible, con una imagen de marca que garantizara la calidad de sus productos y facilitara su comercialización.

SERVICIOS PÚBLICOS Y PERSONAL

El mantenimiento de los servicios públicos ha de ser un compromiso político nítido que garantice el mantenimiento del Estado del Bienestar, independientemente de los avatares políticos.

La presente crisis económica presiona para que las administraciones reduzcan su déficit y una de las pretensiones neoliberales  más claras es la precarización del empleo público y la reducción y privatización de servicios.

Creemos que, sin duda, el gasto de la administración puede reducirse en gastos burocráticos y en cargos de libre designación, también en cargos de Dirección que no están justificados por la carga de trabajo que conllevan, también renunciando a emprender aventuras como “expos” y otros macro-eventos o a la elaboración de cierto tipo de “estudios” sin justificación clara. Todo ello debe diferenciarse de los puestos al servicio del público que sí que son percibidos como útiles por el ciudadano, especialmente en las Áreas de Acción Social y Cultura.

Desde el punto de vista del empleo, sería deseable que el nivel salarial en las contratas y subcontratas se equiparase con las del empleado público, y que a su vez, sirviesen de referencia para los convenios colectivos de los sectores afectados. Si la mejora de los salarios y condiciones laborales en general de los empleados públicos no repercute en la mejora de los salarios y condiciones de los trabajadores del sector privado del mismo sector, la horquilla salarial se abrirá, como de hecho está sucediendo, hasta el punto de que a cualquier Gobierno Municipal le resultará rentable la privatización de servicios. Ello requiere un compromiso e implicación tanto de los empleados públicos como de las organizaciones sindicales. Para ello habrá que crear un comité de seguimiento de las contratas municipales, compuesto por representantes de los empleados públicos, partidos políticos, asociaciones vecinales y otros agentes sociales.

Comprendiendo todo ello, Estado Aragonés asume los siguientes compromisos para la gestión de personal del Ayuntamiento de Zaragoza:

-Compromiso que toda nueva actividad de gestión municipal se realizará con personal municipal, evitando otros sistemas de gestión pública.

-Paulatina re-municipalización de servicios externalizados, mediante la creación de un ente jurídico que garantice la estabilidad y continuidad del actual personal externalizado.

CONTRATAS-SUBCONTRATAS

Introducción en los Pliegos administrativos de adjudicación de Garantías mínimas del personal externalizado:
a).-  Jornada
b).-  Percepciones salariales
c).-  Conciliación
d).-  Planes de igualdad

-Creación de una Unidad de de Inspección y seguimiento laboral en las contratas, con participación de las representaciones unitarias y sindicales de éstas.  Entre sus funciones se integrará la homogeneización profesional de los distintos colectivos, el asesoramiento para el cooperativismo de las contratas existentes.

-Mayor valoración en las adjudicaciones del cumplimiento jurídico laboral de las contratas, así como de su constitución mercantil a favor de la economía social (cooperativas).

-Posibilidad de retirar la adjudicación ante la reiteración de incumplimientos jurídicos laborales.

-Facilitar la creación de una Mesa General Sindical del personal propio y externalizado del Ayuntamiento.  Dotándole de espacio y medios para el desarrollo de sus  cometidos.

PERSONAL PROPIO

-Diferenciar la maestría en el oficio a las funciones de capataz.

-Realizar concursos de traslados periódicos y cubrir vacantes con el listado del último concurso efectuado.

-Bolsa de empleo regida por el principio de tiempo dispuesto por el trabajador por el Ayuntamiento.

-Ampliar la atención al público a las tardes, sin interrupción al medio día. Los servicios públicos deben adaptarse a los cambios de hábitos en nuestra sociedad.

AREA SOCIAL

-Aliviar, mediante la promoción interna horizontal, permisos y licencias, al personal de dicho colectivo, especialmente al personal no técnico.

-Elección, a cargo del capítulo de formación, de los seminarios, cursos, etc., por parte del propio empleado/a, siempre que guarden relación con lo social.

-Creación de un foro, en horario laboral, de participación voluntaria de trabajadores de lo social en donde se evalúen los servicios y se implementen las nuevas necesidades sociales.

, , , , , ,

No hay Comentarios

ELECCIONES 2011 Programa político de E.A. (2)

(En entregas sucesivas exponemos a la Ciudadanía el Programa Político de Estado Aragonés para el Ayuntamiento de Zaragoza. En esta segunda planteamos la Política social y la Política fiscal y de Hacienda municipal)

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

 

Política Social

 

La política social de un Ayuntamiento es fundamental para calibrar el alcance real del Estado de Bienestar en un país. Sus objetivos generales han de ser por un lado prevenir las situaciones de exclusión, invirtiendo también recursos para incluir en la sociedad a quienes, viviendo en la marginalidad quieran salir de ella; y por otro avanzar hacia la igualdad social, entendiendo por ello garantizar los derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas, así como la igualdad de oportunidades para decidir cada uno su modo de vida.

 

Conseguir la inclusión social de todos los colectivos y/o minorías y garantizar el respeto a los derechos civiles son cuestiones fundamentales para avanzar hacia una sociedad socialista.

 

Infancia.

 

La protección de la infancia ha de ser prioritaria en cualquier política social, manteniendo las políticas de prevención y lucha contra situaciones de marginación o desamparo.

 

Es preciso potenciar una saludable alimentación infantil, así se planteará la municipalización del servicio de comedor de las escuelas públicas, siendo gestionado por una empresa de titularidad pública en vez con el actual sistema de subcontratación, liberando a las AMPAs de la responsabilidad de la gestión que recae sobre ellas.

 

Juventud.

 

Nos vamos a enfrentar a altas tasas de desempleo juvenil, a ello debe responderse desde el Ayto.  con un Plan Integral de Juventud orientado hacia la búsqueda de empleo, pero también hacia la autoorganización del ocio por medio del asociacionismo juvenil, potenciando el Consejo de la Juventud de Zaragoza como interlocutor de toda la juventud zaragozana.

 

Mujer.

 

España sufrió un duro Régimen Patriarcal en la forma del franquismo. Aquella situación se ha superado, pero pervive el machismo. Una estructura persistente del patriarcado es el maltrato de género: muchos varones se consideran con el derecho de maltratar a sus parejas, simplemente por el hecho de serlo. No es un mero problema de seguridad pública: el maltrato es la expresión de un proyecto político según el cuál, los varones son superiores a las mujeres, percibidas como “menores de edad”.  El maltrato de género debe ser combatido como una forma de fascismo, es una lucha política en todos sus aspectos.

 

Ese debe ser el objetivo central de la Casa de la Mujer de Zaragoza, que debe reformar sus estructuras, ancladas en los años 80, para dar servicio a las demandas de las mujeres y de la sociedad zaragozana en general.

 

Inmigración.

 

En las últimas dos décadas han venido a Zaragoza dos tipos de inmigrantes: quienes, atraídos por la bonanza económica sólo querían hacer dinero fácil para volver a sus países y reinvertirlo en sus propios negocios y quienes huyendo de las penurias económicas, sociales, políticas o incluso morales de sus países de origen quieren instalarse entre nosotros. Los primeros están marchándose a otras partes donde perseguir sus sueños. A los segundos es preciso facilitarles su integración.

 

La multiculturalidad significa que los inmigrantes pueden instalarse en el país de acogida conservando su identidad colectiva originaria, pero respetando las leyes, costumbres y cultura del país de acogida. Es preciso, pues, facilitar el cultivo de las identidades colectivas de los inmigrantes, sin que ello signifique una merma de la identidad aragonesa, al tiempo que se les indica sus deberes respecto de las leyes. Esa debe ser la función de la Casa de las Culturas.

 

Es preciso incidir en el hecho de que las mujeres inmigrantes sufren en mayor grado el maltrato de género. En muchos países de origen, la situación objetiva de las mujeres es mucho peor que la de aquí: no sólo sufren el machismo, sino auténticos regímenes patriarcales. Si la lucha contra el maltrato de género es una lucha política, el Ayto. de Zaragoza debe considerar la posibilidad de tramitar la solicitud de asilo político para las mujeres extranjeras en esta situación, y la deportación del maltratador.

 

 

Política Fiscal y de Hacienda Municipal

 

La Hacienda del Ayto. de Zaragoza se encuentra en una situación catastrófica: incumple la Ley en materia de pagos a proveedores e incluso no puede hacer frente en tiempo y forma a los pagos del gasto corriente. Como consecuencia directa los proveedores sufren pérdidas y algunos se ven en la situación de cerrar el negocio, se producen despidos, no se realizan inversiones aprobadas. Además las entidades financieras, lastradas por la deuda pública, no conceden créditos a empresas y familias, con lo que la crisis se acentúa.

 

La oposición municipal le echa la culpa al gobierno municipal por mala gestión, pero el problema es mucho más profundo: la causa es el quimérico proyecto de la Zaragoza del Millón de Habitantes. La Corporación nos ha metido en un gasto para una ciudad de un millón, y no somos más que 600.000 para pagar el gasto. Todo el dinero que debíamos tener ahora para hacer frente a la crisis está enterrado en la ruinosa Expo y sus obras faraónicas e inútiles. Todos los grupos políticos y sociales que apoyaron la Expo son corresponsables de esta situación. Quienes avisamos de que esto ocurriría fuimos tildados de agoreros tremendistas. Bueno, pues hay que decirlo: teníamos razón.

 

Pero ahora el problema es salir de la crisis, y esto no se arregla con una simple “mejora de la gestión como pretende la oposición, es necesario un cambio total de rumbo, un cambio de objetivos, un cambio de paradigma. Es preciso empezar a pensar en términos de decrecimiento sostenible, pues una ciudad de 700.000 habitantes (y bajando) no puede sostener servicios pensados para una ciudad de un millón.

 

Pero mientras tanto, el Ayto. deberá hacer frente a los pagos comprometidos y, sobre todo, ser capaz de pagar con ingresos corrientes los gastos corrientes, sin que ello signifique un recorte en las inversiones sociales que permiten un mínimo de justicia social. Ello significará un aumento constante de las tasas municipales. Sin embargo, si las tasas municipales suben, con el objeto de pagar los servicios para los que son concebidas, hemos de pensar que también deberán subir los impuestos, como el IBI, de manera progresiva, pues es con los impuestos con lo que se sostiene una política social redistributiva. Por el contrario, todos los “Grande Proyectos” deben ser descartados o aplazados “sine die” y el gasto corriente debe también ser revisado y ajustado al de una ciudad de 600.000 habitantes.

 

En general, hay que renunciar al crecimiento demográfico (y por tanto también económico) a corto plazo y administrar lo que se tiene sin esperar, ilusoriamente, ingresos sobre la base de un crecimiento que no se va a producir.

 

 

, , , , ,

No hay Comentarios

ELECCIONES 2011 Programa político de E.A. (1)

(En sucesivas entregas vamos a exponer a la Ciudadanía el Programa Político de Estado Aragonés para el Ayuntamiento de Zaragoza. En esta primera planteamos las líneas generales y lo referente a Cultura)

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Líneas Generales del Programa Político para Zaragoza.

Estado Aragonés.

Estado Aragonés ha decidido impulsar la presentación de una candidatura a las elecciones municipales de 2011 en Zaragoza sobre las siguientes Bases:

Base 1ª Estado Aragonés tiene como objetivo irrenunciable la constante actualización de la democracia. Ello ha de suponer, a corto plazo y sobre la base de la libre decisión democrática del Pueblo Aragonés, el cambio del actual régimen monárquico español por otro republicano aragonés, en el que nuestro pueblo decida su vinculación con el resto de los pueblos ibéricos, europeos…

Las dos veces que los Borbones han sido expulsados democráticamente del trono español, lo han sido tras elecciones municipales, dando paso en 1868 y 1931 respectivamente a la I y II Repúblicas Españolas. La tercera vez ha de dar paso a la constitución de la República Aragonesa, si es en un contexto federativo o de independencia, será decisión del Pueblo Aragonés.

Base 2ª Estado Aragonés ha decidido presentarse en solitario, mientras se concreta una plataforma municipalista en la que se exprese la pluralidad ideológica desde la izquierda del nacionalismo aragonés. Por ello la candidatura está abierta a la incorporación de personas independientes y grupos que, sin coincidir necesariamente con todo el ideario socialista e independentista de Estado Aragonés, estén de acuerdo con la Base 1ª.

Base 3ª La presentación de esta candidatura municipal no es más que el principio del trabajo político en Zaragoza. Pasadas las elecciones la prioridad en Zaragoza será impulsar esa futura candidatura municipal de “cucha sobiranista plural”, igualmente abierta a la incorporación de más personas y grupos, de cara a las elecciones de 2015, con la expectativa de que la candidatura actual se convierta en una coalición o candidatura de más amplia base.

Base 4ª El objetivo de toda candidatura se concreta en ser útil a sus electores y a la ciudad en su conjunto. Pero para recoger cosecha, hay que sembrar primero (“Sembra o futuro” recordamos). Nosotros somos conscientes de las dificultades para obtener representación, debido a la premura de tiempo y a nuestras carencias en cuanto a recursos humanos y materiales (no nos asusta, pues algunos ya tenemos experiencia en ello). Consideramos, sin embargo, que Zaragoza necesita una representación de izquierdas y nacionalista aragonesa que actúe como fuerza de emancipación global, y que no convierta el crecimiento de la ciudad, (ahora 1 millón de habitantes, mañana dos…) en eje de su actuación sino que tenga como objetivo la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos.

Base 5ª Nos comprometemos, pues, a impulsar una Fuerza de Transformación municipal desde una óptica de “rigurosa sostenibilidad” frente al “despilfarro de las inauguraciones rimbombantes”. Pero no aspiramos a ser “los partidarios del NO”, ni mucho menos, apoyaremos todas las iniciativas que consideremos buenas para Zaragoza, de acuerdo con un modelo de ciudad sostenible y habitable. Para ello, todos los miembros de la candidatura participarán en la elaboración del Programa Político que servirá de guía para tomar posición en cada uno de los asuntos municipales en debate.

Cultura

La Cultura es el medio que permite cumplir el objetivo general, que no es otro que formar ciudadanos libres:

-ciudadanos competentes para interpretar la realidad de la sociedad actual y de los cambios y el proceso social al que responden.

-ciudadanos libres y  autónomos del poder político al uso-oficial para crear y elegir la cultura de la que disfrutar y servirse.

Elementos previos con los que hemos de contar antes de diseñar la actuación:

-La Aculturación: La manipulación de la masa social por unos pocos:

-El imperio de la ‘cultura oficial’ como medio de dominación:

- la nación-estado española

-la globalización y el mundo cultural anglosajón-americano.

-La cultura del Capital: superficialidad y consumo.

-Diversidad cultural y libertades individuales.  La cara positiva de la globalización y de la democracia tal como la conocemos hoy.

-La Cultura a la luz de la Ciencia. La Ciencia es el faro con el que el ser humano ilumina la oscuridad en la que nace, es el instrumento con el que el ser humano conoce la realidad en la que vive. La Cultura

Ejes sobre los que proponemos bascule cualquier Programación Cultural desde la municipalidad de Zaragoza:

-Ofrecer la interpretación aragonesa de la aculturación sufrida por el poder político español: castellanización-españolización, creación de tópicos denigrantes de la dignidad cultural popular de Zaragoza y el Valle del Ebro, etc.

-Identificar y promover los elementos constitutivos de  La Cultura Aragonesa de Zaragoza.

-Zaragoza como ‘piedra de toque’ de la Cultura Aragonesa: nudo de encuentro, comunicación y exhibición de las diversas culturas aragonesas.

-Zaragoza como ‘Continuum Cultural’. Desde Salduie a la Zaragoza Aragonesa. La Cultura más allá del producto de consumo al servicio del beneficio del Capital. Distinguir Cultura de espectáculo de entretenimiento.

-Zaragoza como Crisol multicultural, foro abierto al Mundo: a la cultura anglosajona y a las demás culturas del Mundo.

-La Cultura Comtemporánea: Raíces, Diversidad y Democracia al servicio de ciudadanos autónomos, libres en lo creativo.

-La  superación de ‘La Cultura’. Cualquier manifestación cultural se entiende a la luz del conocimiento científico, también en lo social. La Cultura al servicio de la liberación de los dogmas.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

, , , , ,

No hay Comentarios

Urbanismo en Zaragoza

“Y al que roba en una casa

Si lo pillán lo encarcelan

Y al que especula con ella

No hay guardia que le detenga

Ya no van con palanqueta

Ni pistola ni antifaz

Que tienen inmobiliaria

Los ladrones de verdad”

 

La Bullonera.

 

 

La transición de la Dictadura a la Monarquía no significó un cambio sustancial en las políticas urbanísticas de Zaragoza. El Plan Yarza de 1957 había puesto las bases del crecimiento económico y demográfico de la Ciudad, situando a la especulación como uno de los mejores negocios de la Ciudad, si no el mejor. Comenzó entonces la destrucción de la Huerta Zaragozana, su asfaltado sistemático, y la construcción de barrios periféricos y polígonos industriales.

 

Barrios dormitorio para la clase obrera, que comenzó a ser obligada a usar el vehículo privado para no tener que perder horas en su traslado al puesto de trabajo, encarecimiento de la alimentación, de la que siempre la ciudad había sido excedentaria y la consolidación por medio de la especulación con el precio del suelo y de la vivienda de las grandes familias zaragozanas, enriquecidas en los albores del franquismo con el estraperlo, cuando no en la ya lejana Dictadura de Primo de Rivera a base de salarios míseros y peseta devaluada para la exportación de bienes de consumo.

 

La elección por sufragio universal directo y secreto de los concejales significó sin duda un gran avance político y social. Sobre todo significó la creación de una opinión pública con la que contar a la hora de desarrollar las políticas municipales, lo que supuso la necesidad  de dar respuesta a las demandas sociales. La forma de financiar estas demandas, desde el Ayto. de Zaragoza fue actuar como un agente más en la especulación del suelo. El Ayto. se convirtió en el principal especulador, con recalificaciones a la carta, permutas de suelo y Grandes Proyectos más o menos justificados ante un previsto y deseado crecimiento sostenido de la población de la ciudad. La Zaragoza del Millón de Habitantes.

 

Deuda pública desmesurada, precios de alquileres de pisos desorbitados, revalorización constante de los pisos y suelos, obras públicas y proyectos “generadores de empleo”, reclamo para la emigración, subidas de tasas e impuestos municipales para hacer frente al roto financiero. El crecimiento económico y demográfico como religión gestionado por quienes, en aquellos lejanos sesenta, cantaban esta canción o leían (y escribían) aquél libro famoso por su título “Zaragoza contra Aragón”. La población en nuestras comarcas a duras penas se mantenía mientras en Zaragoza crecía sin fin.

 

Todo ello ha sufrido un parón con la Crisis. Ahora es el momento de parar esta locura, de renunciar al crecimiento hasta la Ciudad del Millón. El Ayuntamiento debe dejar de actuar como un agente  más de la especulación, el gasto municipal en materia inmobiliaria debe ir en la línea de favorecer la bajada del precio de los alquileres, creando una bolsa de pisos, de titularidad pública o privada, reconociendo que construir VPO no es construir “vivienda social”.

 

Así, dejando de ser un agente más especulador, el Ayto. podrá poner freno a las grandes empresas inmobiliarias de la Ciudad (Castillo Balduz, PROGEA, Nozar, etc.) en vez de tener que aceptar sus propuestas de recalificaciones masivas (hoy en curso en el Norte la Huerta hasta San Juan de Mozarrifar y el Este, lo que queda de la Huerta de Las Fuentes).

 

Es preciso impulsar la producción de bienes con el suelo que se tiene. Aún no se han llenado los Polígonos Industriales de Cogullada o Malpica cuando ya se están recalificando los terrenos industriales del Picarral. Hay que renunciar a las recalificaciones de terrenos industriales y agrarios y ponerlos en valor, fomentar la instalación de industrias y cultivos que favorezcan tanto  la cercanía del puesto de trabajo como la bajada de los precios alimenticios, reduciendo costes a los productores directos y precios a los consumidores y trabajadores. Potenciar la economía productiva en vez de la especulativa.

 

En definitiva un Urbanismo pensado para la gente y no para los agentes inmobiliarios, que favorezca el acceso a la vivienda para todos (Derecho Fundamental) por medio del alquiler, acabe con los privilegios a la hora de acceder a la propiedad (que no es un derecho) de una vivienda, evitando la reproducción del proceso especulativo previo a la crisis, una política urbanística que potencie la economía productiva (industria y agricultura) frente a la especulación (recalificaciones y subcontratas), una economía que avance hacia el socialismo y deje atrás el capitalismo de amiguetes que triunfa en Zaragoza desde tiempo inmemorial.

 

Grupo de Trabajo para el Programa Municipal

, , , ,

No hay Comentarios